Las tres poderosas razones que alejaron a Alix Bauer de Timbiriche

·4 min de lectura

No está en discusión que, de todas las integrantes que han desfilado por Timbiriche, una de las mejores voces —además de Mariana Garza y de Edith Márquez— es la de Alix Bauer. Lo que extraña es que la cantante solo participa esporádicamente en el medio del espectáculo cuando se dan las reuniones de Timbiriche (más o menos cada cinco o diez años) y que no haya continuado con una carrera como solista.

Fue en 1991 cuando apareció el álbum 'Por vez primera', con el que Alix no solo celebraba su primera década como cantante —se integró a Timbiriche en 1981, previo a su lanzamiento oficial el 30 de abril de 1982— y probaba suerte sola; no obstante el talento involucrado y que se le dio mucha difusión a su sencillo 'Nos podemos escapar', incluso con un videoclip, el disco no satisfizo del todo a Alix ni al público y ya no hizo un segundo intento, aún si temas como 'Cuestión de tiempo', 'Paranoia' y otros más, que tuvieron gran éxito con la banda, siguen aún hoy teniendo lugar en estaciones de radio.

Una de las razones se deduce que obedece al hecho de que en 1994, cuando estaba planificando y componiendo los temas de lo que sería su segundo disco, Alix recibió una propuesta de matrimonio de quien había sido su novio por varios años, Jack Derzavich, y al aceptar, decidió descartar sus planes de seguir cantando.

Nacida en Ciudad de México en diciembre de 1971, Alix fue fundadora de Timbiriche y perteneció a la agrupación por ocho años, hasta que al terminar la apoteósica gira VIII-IX en 1989, salió de sus filas sin hacer mucho ruido y se dedicó a sus estudios (su lugar fue ocupado por Biby Gaytán). Con una gran afición a las artes y el escenario desde niña (su madre, Malke Tapuach, es una de las galeristas más célebres de México), Alix creció prácticamente en un escenario y fue por eso que buscó también tomarse un break de todo, mientras formaba una familia; de hecho, su única reaparición como cantante fue durante la primera reunión de Timbiriche en 1998/99, cuando rompieron récords de asistencia en el Auditorio Nacional y ella tenía un avanzado estado de embarazo con sus primeros hijos, los mellizos Moisés y Danna; su presencia así (tenía que cantar sentada) estremeció al público y consolidó su afecto por Alix.

"El escenario lo voy a extrañar siempre", dijo a Reforma al final de esa gira, anunciando que se retiraba definitivamente (cosa que no pasó) "es un mundo lleno de fantasía, es como meterte dentro de un cuento; así fue siempre, pero ahora tengo otras prioridades; pero igual si un día, dentro de unos años, nos da la loquera y lo queremos volver a hacer, tengo esa posibilidad, la de volver al escenario con mis amigos".

Después de tener una hija más, Mijal, en 2003, la oportunidad de volver se dio en otra gira más en 2009, cuando Alix se reunió con el grupo y también filmaron el documental de Carlos Marcovich 'La misma piedra'; en ese inter Alix creó una empresa de representaciones —que posteriormente cerró— y tuvo su primer cliente en Diego Schoening, su amigo de toda la vida, y aunque la aventura de ser mánager no prosperó, sí le dio una ocasión de aplicar su conocimiento adquirido de manera práctica.

Hoy día Alix sigue siendo muy extrañada por sus fans, pero en más de una ocasión ha señalado que sus tres principales razones para permanecer apartada del reflector son sus hijos, quienes ya son adultos y están iniciando su paso por el mundo —cada uno dedicado a lo suyo, pero ninguno interesado en cantar—, así que ella sigue enfocada en otros asuntos que la han mantenido lejos del escenario, mas no así de Timbiriche: hay tres proyectos en los que está involucrada con miras al 40 aniversario de la banda en la próxima primavera: un libro sobre la historia del grupo (que lleva más de diez años de trabajo y entrevistas), la posibilidad de desarrollar el libreto para un musical que use las canciones más conocidas del grupo (al estilo 'Mentiras') y por último, la creación de una serie biográfica de la agrupación para una plataforma digital.

Así pues, Alix no se ha alejado del todo, simplemente está detrás de la escena, y probablemente de todos los involucrados, para ella el legado de Timbiriche, es la razón de su dedicación. Y no le falla.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

EN VIDEO | "Todo va a estar bien", la serie Diego Luna para analizar al "macho actual"

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente