Treinta años después, España compró más vinilos que CD en el inicio de 2022

·3 min de lectura

Madrid, 13 sep (EFE).- La música grabada en España creció un 12,4% en la primera mitad de 2022, cuando ingresó 191,5 millones de euros, tanto del ámbito digital, que sigue siendo el principal sostén de esta industria, como del mercado físico, en el que se produjo un hecho histórico: las ventas de vinilos superaron a las de los CD.

Esta circunstancia, que no se producía desde 1991, aparece reflejada en el informe de Promusicae al que ha tenido acceso Efe, según el cual las ventas de este formato aumentaron un 25,6% hasta los 13,6 millones de euros y representaron así más de la mitad del total del mercado físico, un 54%.

Los datos aportados por Promusicae en su balance previo de todo 2021 cifraban en 1,6 millones las unidades vendidas en España en ese año, un volumen que reportó más de 25 millones de euros. Ya entonces se trataba de un 32% más que el ejercicio anterior y mantenía la tendencia alcista de los últimos años.

Convertido en un fetiche romántico para coleccionistas, este aumento constante del vinilo se hace aún más palpable al comparar esos datos con los de hace 10 años: en 2013 se vendieron en España apenas 140.000 ejemplares.

Desde la irrupción a principios del siglo XXI de la piratería a pie de calle y sobre todo de las descargas ilegales con internet, la historia para el CD ha sido completamente la contraria: en 2001 se despacharon casi 79 millones de unidades; en 2021, 4,4 millones.

Según el último informe oficial, en la primera mitad de 2022 las ventas de CD volvieron a caer, concretamente un 20,8% que dejaron sus ingresos en 11,1 millones de euros, un 44% del total del mercado físico. Por esa razón este ámbito acabó ligeramente contraído, un 0,6% respecto al mismo período del año anterior, al pasar de 25,2 a 25 millones de euros.

Desde Promusicae se alerta de que el futuro de esta parte de la industria es "especialmente preocupante", no solo por los ritmos de ventas, sino porque ahora "se enfrenta a una escalada de precios de las materias primas y de los costes de distribución que se va a cebar en este nicho de mercado".

EL SECTOR DIGITAL SIGUE CRECIENDO, PERO MENOS.

El sector digital, por contra, ha mantenido en 2022 su buen rumbo: creció un 14,6% en la primera mitad y, con 166,5 millones de euros, representó ya el 87% de las ganancias de la música grabada, dos puntos más que en el mismo período 2021.

El 81,2% de esos ingresos provienen del "streaming", que creció un 15,2%, sobre todo por la escucha de audio en sus modalidades de pago y la gratuita financiada por publicidad (135,2 millones), que se suma a un 17,1% proveniente del consumo de vídeo (28,5 millones de euros) en plataformas como Youtube.

El 1,7% restante del mercado digital lo completan las descargas permanentes de canciones, álbumes y vídeos y los productos para móviles (tonos de llamada y escucha).

Promusicae subraya como "nota negativa" que el crecimiento del mercado digital se ha ralentizado de "forma significativa" respecto de los dos años anteriores: en 2020 el incremento fue de un 19% y en 2021 de un 20%, mientras que en 2019 la subida fue superior al 30%.

"Resulta preocupante empezar a ver señales de estancamiento en la recuperación de un sector que aún no se ha sobrepuesto a la crisis que empezó en 2001", ha considerado al respecto Antonio Guisasola, presidente de Promusicae, en declaraciones recogidas por su oficina de prensa.

(c) Agencia EFE