Cantabria pone la primera piedra de su Centro de Arte Rupestre

Agencia EFE
·2 min de lectura

Puente Viesgo, 17 feb (EFE).- El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el vicepresidente y consejero de Cultura, Pablo Zuloaga, han colocado este miércoles la primera piedra del Centro de Arte Rupestre de Cantabria, en Puente Viesgo, donde han enterrado una urna con una réplica de un bastón de mando y un buril.

Está previsto que el centro abra sus puertas a finales de 2022, en un edificio integrado en el paisaje de los valles pasiegos que será la primera parada para descubrir las diez cuevas declaradas patrimonio de la humanidad de la comunidad autónoma.

El edificio, cuyas obras han arrancado hoy de forma simbólica, ha sido diseñado por los arquitectos Miguel Huelga e Iria de la Peña, del Sukunfuku Studio de Gijón, y el Gobierno de Cantabria invertirá 4 millones de euros en su construcción.

"Con esta obra completamos lo que es un privilegio para Cantabria único en el mundo", ha dicho Revilla, quien cree que no hay otro territorio en el mundo con la dimensión de la región que tenga tanto patrimonio prehistórico declarado patrimonio de la humanidad. "Toda Cantabria es un museo bajo tierra", ha asegurado en el acto.

Para Revilla, "no cabe duda" de que la región se convertirá en un referente mundial en este ámbito, con este centro, la futura sede del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (Mupac), el Museo de Altamira, y el conjunto de cuevas, en un momento en que cada vez es mayor el interés por descubrir más sobre los orígenes de la humanidad.

Tras recordar que hace cien años Alberto I de Mónaco estuvo una "temporada larga" en la región para promocionar y subvencionar la investigación de las cuevas de Puente Viesgo, Revilla ha anunciado que su bisnieto y actual príncipe, Alberto II de Mónaco, ha expresado su "voluntad e ilusión" de visitar en 2022 la cueva El Castillo.

El centro se levantará junto a las cuevas prehistóricas de Monte Castillo, y albergará una exposición permanente sobre el arte rupestre de Cantabria, además de espacios para exposiciones temporales, actos culturales y la sede del la sociedad regional que se encarga de conservar este patrimonio.

(c) Agencia EFE