Basta de ocultar la figura: este es el traje de baño ideal para chicas con curvas

·5 min de lectura

Es muy común -tan común que cansa- escuchar y leer recomendaciones de vestimenta y moda para gente con curvas y/o de tallas grandes que invitan a tapar, disimular, ocultar, esconder, como si para existir y lucir bien para estas personas es necesario lo imposible: convertirse en invisible.

Está claro que sí existen parámetros estéticos que pueden aplicar sin sonar a discriminación a todos los tipos de cuerpo, las figuras uniformes, las curvas contorneadas, el soporte, la comodidad, el estilo, pero todo esto es muy distinto a taparse. Cuando hablamos de verano, playa, sol y calor, se hace aún más complicada la recomendación porque cómo vas a tapar todo cuando realmente quieres disfrutar del sol en tu piel, del agua y, sobre todo, de la libertad de ser.

Full length of different size women in bikinis dancing together over brown background. Multi-ethnic women in swimwear enjoying themselves.
Full length of different size women in bikinis dancing together over brown background. Multi-ethnic women in swimwear enjoying themselves.

Daniela Kammoun, directora de Project Glam, periodista y consultora de imagen confirma lo que sospechábamos: De ocultar nada. Estar en traje de baño debe consistir en comodidad y soporte. Que nada se salga de su lugar.

“Las mujeres plus size no están para nada limitadas a usar solo trajes de baño entero. Lo importante es que tengan un soporte adecuado. Por ejemplo si es de dos piezas, que el top tenga suficiente soporte en el busto, sobre todo si es grande. También es recomendable que tenga copa o que sean de diseño tipo halter, con tiras gruesas que se ajustan en el cuello”, explica Kammoun.

“Sea cual sea el modelo es importante que defina la cintura. Si preferimos usar un enterizo, los que tienen fruncidos en la parte media de la cintura brindan un look estilizado. Si es de dos piezas, es ideal que la parte de abajo vaya por encima del ombligo, que está muy de moda, o un dedo por debajo del ombligo. Estos tiros altos algo sostienen muy bien el abdomen”, agrega la asesora que además invita a decirle que sí a los trajes de baño que tienen cinturones y correas.

Sexy plus size fashion model in black one-piece swimsuit, woman in lingerie on gray background, body positive concept
Sexy plus size fashion model in black one-piece swimsuit, woman in lingerie on gray background, body positive concept

También, podemos hablar de sofisticación y no solo de comodidad, para esto, la experta recomienda los trajes de baño con efectos ópticos, que estilizan y nos ayudan a jugar con lo que queremos resaltar de nuestro cuerpo. Asimismo, los modelos tipo retro son elegantes y bonitos.

La voz de la experiencia

Jennifer Barreto-Leyva es una modelo plus size internacional con amplia trayectoria no solo en el ámbito de la moda sino como activista en pro de la inclusión. Su experiencia y modo de ser la han orientado a hablar de estos temas sin tapujos con el fin de normalizar la diversidad de cuerpos y luchar contra el bullying.

Para ella, conseguir un traje de baño moderno plus size es como buscar una aguja en un pajar. “Yo por ejemplo solo uso bikinis y encontrarlos en mi talla es imposible, me toca terminar comprando con la misma gente cada año y los mismos modelos”. Para Barreto esto es irónico porque en lugar de ser una dificultad podría ser para las marcas una oportunidad maravillosa de negocio que no se ha sabido -ni querido- explotar.

Attractive busty curvy woman in a blue swimsuit resting on the beach. Stylish accessories, fringe, fashion for plus size, beautuful sea. Bodypositive, natural authentic beauty, resort, summer vacation. Copy space.
Attractive busty curvy woman in a blue swimsuit resting on the beach. Stylish accessories, fringe, fashion for plus size, beautuful sea. Bodypositive, natural authentic beauty, resort, summer vacation. Copy space.

Jennifer asegura que existen al menos once tipos de cuerpos incluyendo los de tallas grandes, de manera que, al comparar ese dato con lo que hay en el mercado, queda en evidencia que está totalmente ajenos al consumidor y a sus necesidades.

En todo caso, entre sus recomendaciones básicas para adquirir un buen traje de baño siendo plus size está que la lycra sea fuerte para que contornee la figura. “Además, el diseño debe ser moderno, lamentablemente el mito de que la ropa de tallas grandes debe ser aseñorada y aburrida está lejos de abolirse en Latinoamérica, pero es posible”.

Otro punto importante es que al no existir variedad de tallas que se ajusten a los distintos tipos de cuerpo, es adquirir trajes de baño donde puedas combinar partes de arriba y partes de abajo y no que tengas que comprar todo en la misma talla. “Hay mujeres con mucho pecho, otras con poco, como es mi caso, y nos toca echar mano de servicios de costureras para adaptar la pieza a nuestros cuerpos. A nadie se le ha ocurrido entender que todos los cuerpos son diferentes y todos necesitan un patrón diferente”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sin embargo, Jennifer no se abstiene de usar lo que le gusta y alienta a la gente a sentirse plenos en su propio cuerpo sin importar los parámetros estéticos que ya lucen desgastados. Para ella, un buen primer paso para liberarnos de prejuicios es entender que todas tenemos historias distintas, por lo cual todas tendremos razones distintas en las inseguridades que podamos tener. “Yo como soy rebelde no le doy gusto a gente acomplejada que le encantaría vivir con mi libertad y jamás sabrá qué es eso. Yo uso lo que quiero, al final de cuentas es mi juicio personal el que cuenta, porque soy yo quien se está comprando esa ropa y el cuerpo es mío”.

“Algo que me ayudó muchísimo a entender a la gente que se mofa de mi peso o mi cuerpo fue conocer la ley del espejo, con la cual los demás proyectarán cómo se sienten por dentro en los demás. Quien está feliz y en paz, quien está satisfecho con su vida y su ser, ni por un minuto se desgasta en atacar a otro en sus debilidades. Entonces ¿cómo puedo prestar atención a alguien que ni siquiera se ama a sí mismo? ¿cómo voy a malgastar mi tiempo en escuchar a gente que tiene por hobby herir a otros? La vida es demasiado corta, efímera e impredecible como para no vestir y vivir como gustas”.

Barreto concluye que aunque es difícil, porque la crítica del entorno puede intimidar, pero al internalizar que no es un problema propio, sino de quien critica, tomas la batuta de tu vida para asumirla sin complejos.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: Los arbitrarios cambios del tipo de belleza ideal (y lo que las mujeres hacen por alcanzarla)