Uno de los primeros trabajos de Ben Affleck fue tan malo que la directora dobló su única frase con la voz de otro actor

Ben Affleck cuenta con una filmografía que reúne premios Óscar, thrillers, acción, dramas y al mismísimo Batman. Pero escondida entre sus inicios podemos encontrar a Buffy, la cazavampiros, la película original de 1992 estrenada cinco años antes que Sarah Michelle Gellar saliera de caza en la serie de culto. Por aquel entonces, Ben hacía sus pinitos en la meca del cine como extra y en aquella ocasión interpretaba a un jugador de baloncesto de instituto que apenas decía una frase.

Pero según como contó él mismo en una entrevista a SiriusXM, al ver la película en cines se dio cuenta que tenía otra voz en el metraje. Y así confrontó a la directora, quien le confesó que había doblado su frase con otro actor porque estaba muy disconforme con la actuación que había dado.

En dicha escena, Ben Affleck se enfrentaba a un contrincante transformado en hombre lobo que le mostraba los dientes de forma amenazante para conseguir el balón. Y todo lo que debía decir el actor era "Take it" - "Tómala". "Aparentemente estoy malísimo en esa película” dijo sobre su papel. “La directora había odiado mi interpretación tanto que retocó toda la actuación, que era una sola frase. Así que aparezco doblado ¡y en mi idioma!”

Poco después Ben pudo demostrar que era capaz de mejorar con un papel en el clásico de Richard Linklater, Movida del 76, y lo demás es historia.