Tordesillas programa Toro de la Vega sin muerte ni lanzas pero con divisas

·3 min de lectura

Valladolid, 10 may (EFE).- La villa de Tordesillas (Valladolid) tiene prevista la celebración el próximo 13 de septiembre del tradicional torneo del Toro de la Vega, sin lanzas ni muerte durante su desarrollo pero con arponcillos similares a las divisas que lucen los astados durante las corridas de toros, novillos y de rejones.

El Ayuntamiento de Tordesillas, con los votos a favor de PP (6) y Vox (2), más la abstención del PSOE (5), aprobó de forma provisional el pasado 6 de mayo la modificación o adaptación de la nueva ordenanza de este festejo de acuerdo con el Real Decreto, fechado en 2016, con el que la Junta de Castilla y León prohibió la muerte durante los espectáculos taurinos populares.

El alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Olveira (PP), ha explicado este martes a Efe que aún falta la aprobación definitiva de la nueva ordenanza por parte de la Junta de Castilla y León, que tiene un mes de plazo para confirmar que su contenido se ajusta a la normativa autonómica vigente y que la adaptación "ha sido correcta".

La elaboración del documento ha contado con la supervisión de técnicos de la administración autonómica, por lo que el alcalde confía en que toda la tramitación siga su curso y el 13 de septiembre, después de seis años desde la última celebración con el antiguo formato (2015) de alanceamiento y muerte, se estrene el nuevo, sin lanzas ni sacrificio pero con arponcillos.

En cualquier caso, ha manifestado el alcalde, "en principio no vamos a reclamar ni a exigir" el retorno al antiguo Toro de la Vega al nuevo Gobierno autonómico cuyo consejero de Cultura es Gonzalo Santonja (Vox), declarado aficionado a la tauromaquia en todas sus vertientes.

La aprobación de la nueva ordenanza implicó el rechazo de las alegaciones presentadas por varias asociaciones proteccionistas, entre ellas el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA), que a través de un comunicado ha lamentado este martes que se vuelva a celebrar "una de las fiestas más polémicas y crueles de todo el panorama nacional".

El PACMA rechaza también el sistema de arponcillos de tres centímetros de largo que los participantes en el torneo, limitado en una cifra, deberán situar en el morrillo del astado, una pelota de grasa y cuero situada detrás de la cerviz, hasta un número máximo de siete unidades, antes de decidir el ganador del torneo.

La organización animalista rechaza también este sistema, ya que en su opinión "se corre un alto riesgo de que puedan afectar a la zona torácica del animal, traspasar la pared muscular que cubre el tórax y provocar lo que se conoce como neumotórax", según la nota difundida a través de los medios de información.

En la misma línea crítica, la Asociación Nacional de Protección y Bienestar Animal (ANPBA) se ha opuesto al "uso de lanzas con elementos punzantes e hirientes porque no son especialidades tradicionales de torneo", por lo que ha anunciado la impugnación de la ordenanza modificada incluso en caso de que fuera aprobada por la Junta de Castilla y León.

El torneo del Toro de la Vega se celebró en 2016 por primera vez sin muerte, de acuerdo con la normativa ya vigente, bajo la denominación del Toro de la Peña, y consistió en una suelta del animal por el mismo recorrido de costumbre pero sin ninguna modalidad de concurso que ahora, una vez cerrado el procedimiento judicial, recuperará su denominación de siempre con otras reglas.

En 2017, 2018 y 2019 se celebró esa suelta, interrumpida en 2020 y 2021 por la pandemia y el próximo 13 septiembre, en el marco de la fiestas patronales de la Virgen de la Peña, Tordesillas pretende celebrar con la antigua denominación pero ya con las normas nuevas.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente