¿Tomas demasiado el sol? Descúbrelo en los revolucionarios puntos de salud de las playas españolas

Este verano las playas españolas contarán con una zona saludable cuyo objetivo es promover la prevención solar y cardiovascular, a través de buenas prácticas en el cuidado activo de la salud

Hi-Points, el dispositivo que te ayudará a para proteger tu piel (y el corazón) cuando vayas a playa. (Foto: B+SAFE)

La incidencia del cáncer de piel aumenta cada año, siendo el tipo de tumor más frecuente, afectando a 1 de cada 5 españoles antes de los 70 años. La exposición solar es la principal causa de aparición de cáncer de piel, por eso los expertos insisten en la importancia de una correcta fotoprotección, y nos recuerdan que contamos con múltiples medidas preventivas. Una de ellas es el uso de ropa adecuada, idealmente prendas de algodón con colores oscuros, mangas largas o sombreros, y otra pasa por evitar la exposición al sol en las horas centrales del día, buscar lugares de sombras para no estar expuesto demasiado tiempo a la radiación ultravioleta.

Pero, ¿cuánto sol podemos tomar? ¿Qué crema debemos usar? ¿Es mejor bañarse con o sin camiseta? La respuesta a todas estas preguntas puedes encontrarla en los revolucionarios puntos de salud instalados en algunas playas españolas.

Coincidiendo con la reciente celebración del Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Piel, la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) ha dado a conocer la instalación de los denominados ‘HiSun-Points’, un concepto de prevención único en el mundo que incorpora la última tecnología para el diagnóstico de la piel.

Avalados por Bandera Azul y AECC estas zonas estarán destinada a divulgar y actualizar los mensajes de Prevención Oncológica que se trasladan a los bañistas. Los dispositivos cuentan con un semáforo de sol, pantalla interactiva, desfibrilador DOC (Desfibrilador Operacional Conectado) y cargadores eléctricos.

Se trata de una pantalla digital interactiva dotada de un programa, único en el mercado, capaz de detectar el fototipo de piel de cada persona, conectarse a la radiación ultravioleta del momento y lugar e informar después al usuario de las medidas que ha de tomar para disfrutar del sol sin consecuencias. El sistema realiza un estudio personalizado y da recomendaciones de protección según cada caso y situación. Además, el proyecto incluye unos semáforos solares que informan con un código de colores sobre las distintas categorías de exposición y sus riesgos de radiación. (Foto: B+SAFE)

Con esta iniciativa se pretende reducir el impacto de las enfermedades cardiovasculares y de la piel generadas por la radiación social, que han aumentado en los últimos años. Los Hi-Point disponen de un innovador sistema que reconoce mediante una pantalla interactiva el tipo de piel de cada individuo y les aconseja sobre su protección y cuidado.

Además cuenta con un desfibrilador inteligente DOC que cardio-protegerá a bañistas y visitantes de la zona. Cada punto estará abierto al público las 24 horas así como la tele-asistencia del desfibrilador DOC y el botón de conexión directa al 112 para dar respuesta a cualquier tipo de emergencia.

La idea es integrar rutinas de cuidado saludable en la vida de las personas, en su día a día y en los espacios que habitan y transitan. Para ello Hi Service colabora con instituciones, empresas y asociaciones para cuidar la salud de los ciudadanos a través de acciones de prevención, información, formación y primeros auxilios. “Porque un estilo de vida saludable es una garantía de una vida más larga y feliz”, explica Nuño Azcona, director general de B+SAFE.

De momento, estos Hi Points estarán ubicados en Arrecife (Lanzarote), en las playas mallorquinas de Muro, La Calobra, Cala Millor y próximamente en La Colonia de Sant Jordi, Andratx y en las islas de Ibiza y Formentera. (Foto: B+SAFE)

Espacios cardioprotegidos ‘conectados’

La cardioprotección es una tendencia emergente orientada a la protección del corazón en caso de episodios cardíacos. El gran número de muertes por paro cardíaco en la población ha animado a gobiernos, empresas, entidades y asociaciones a concienciar a la población y tomar medidas que permitan revertir la situación gracias a la creación de zonas o espacios cardioprotegidos.

Estas zonas cuentan con, al menos, un desfibrilador, con mantenimiento garantizado y con personas adecuadamente formadas para poder garantizar una rápida actuación en caso de paro cardíaco repentino (para conseguir que vuelva a latir el corazón de la persona afectada), hasta la llegada de los servicios médicos de emergencia.

Para que las posibilidades de supervivencia sean óptimas, se debe realizar de forma inmediata el masaje cardíaco, y con la llegada de los sanitarios se procederá a la resucitación cardiopulmonar (RCP) que permite mantener el flujo necesario de sangre oxigenada al cerebro hasta que se restablezca el ritmo cardíaco normal mediante la descarga eléctrica suministrada por un desfibrilador. El tiempo máximo para aplicar la desfibrilación a una persona que ha sufrido un paro cardiaco repentino es de un máximo de 5 minutos.

Hay identificados cuatro pasos críticos para tratar el paro cardíaco repentino, denominados ‘Cadena de Supervivencia’:

1. Reconocimiento y llamada al servicio de emergencia.
2. Una rápida resucitación cardiopulmonar (RCP).
3. Desfibrilación temprana.
4. SVA y cuidados post-resucitación.

¿Qué te parecen este tipo de iniciativas? ¿Crees que es un servicio útil y necesario?

También puede interesarte:

Cáncer de Piel: 5 preguntas al dermatólogo para prevenir a tiempo

La enfermedad que lleva al infarto empieza a los 15 años de edad

4 señales (en mujeres jóvenes) de que podrías tener la enfermedad del anciano

Camas solares: el motivo por el que hay más casos de melanoma en los adolescentes

De cómo el ambiente (y todo lo que haces) puede afectar a la salud de la piel

¿Sigues usando (solo) cremas para protegerte de la radiación solar?

Con darte crema 5 minutos antes basta

Los sitios ‘raros’ en los que puede aparecer un melanoma (y cómo detectarlo)