Tomar suplementos de calcio ayuda a la osteoporosis: ¿sí o no? Hablan los expertos

·6 min de lectura
Ill senior man taking medicine at care centre. Elderly man taking pills for depression sitting on couch. Old upset patient swallowing pill with glass of water.
Durante décadas los médicos han alentado a sus pacientes a consumir mucho calcio, un mineral conocido por su 'capacidad' para fortalecer los huesos, pero un sector cada vez más amplio tiene dudas sobre su eficacia y seguridad. (Foto: Getty)

Tener huesos débiles es una gran preocupación a medida que envejecemos. Se estima, según datos del grupo de Osteoporosis de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), que una de cada dos mujeres y uno de cada cinco varones mayores de 50 años va a sufrir una fractura por fragilidad a lo largo de su vida. Por cada década, el riesgo de fractura aumentará entre 1,4 y 1,8 veces. Con lo que una caída o un paso en falso pueden provocar que un hueso frágil se rompa fácilmente; y el tiempo de recuperación aumenta con la edad. 

Para evitarlo, gran parte de la población, fundamentalmente mujeres mayores de 50 años, toman suplementos de calcio para el tratamiento de la osteoporosis, aunque la evidencia del beneficio de su utilización es débil. Lo compran en las farmacias, bien por iniciativa propia o en muchas ocasiones recomendados por sus médicos.

Esta tendencia se sustenta en el hecho de que el calcio es el mineral que confiere la rigidez y dureza a los huesos. De hecho, se estima que el calcio, ya sea en forma de fosfato o de carbonato, supone hasta el 45 por ciento de la composición de los huesos, por lo que su carencia hace que tengamos unos huesos más débiles y, por tanto, presentemos un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis

El calcio también ayuda a mantener los músculos, nervios y vasos sanguíneos funcionando bien, y es uno de los minerales clave involucrados en el control de la presión arterial. Sin embargo, hay mucha controversia acerca de los suplementos de calcio porque obtener más calcio de lo que el cuerpo necesita puede causar efectos adversos (negativos) y además, muchos de los estudios desarrollados también han concluido que la toma de estos suplementos no vale para nada –o por lo menos-, en lo que refiere a la reducción del riesgo de fracturas.

Además, no se trata únicamente de calcio. También necesitamos vitamina D, indispensable para que el organismo sea capaz de absorber el calcio y regular su paso a los huesos.

Por otro lado, según recoge un artículo de Healhline, si bien es cierto que algunos trabajos han alcanzado conclusiones ‘mixtas’ en torno a la asociación entre los suplementos con calcio, vitamina D o ambos y la incidencia de fracturas en la población mayor, no hay una conclusión firme. Algunos estudios encontraron que los suplementos de calcio y vitamina D estaban vinculados a una reducción del 15 por ciento al 30 por ciento del riesgo de fracturas, tanto en adultos de mediana edad como en adultos mayores.

Otra revisión de 33 estudios encontró que los suplementos de calcio, ya sea solo o en combinación con vitamina D, no se asociaron con un riesgo reducido de fracturas en adultos mayores que viven en sus casas, en comparación con un placebo. Y del mismo modo, una revisión de 59 estudios encontró que el aumento de la ingesta de calcio a través de suplementos o de alimentos resultó en mejoras pequeñas, pero no clínicamente significativas, en la densidad de masa ósea.

Por tanto, aunque en general los suplementos de calcio pueden ser apropiados para las personas que tienen un mayor riesgo de deficiencia, en la actualidad no hay pruebas suficientes para recomendar suplementos de calcio para prevenir o manejar la osteoporosis en la población general.

Además, hay una serie de preocupaciones acerca de tomar grandes dosis de calcio a través de suplementos. Por ejemplo, los suplementos de calcio se han asociado con síntomas como gases, estreñimiento, cálculos renales y otros problemas digestivos. También se ha dicho que pueden ser malos para la salud del corazón. 

Pero aquí tampoco hay consenso porque mientras que algunos ensayos sugirieron que existe un mayor riesgo de ataque cardíaco en aquellos que toman suplementos de calcio, particularmente en mujeres posmenopáusicas sanas; otros estudios han concluido que tomar suplementos de calcio está relacionado con enfermedades cardiovasculares.

"Los estudios americanos que han puesto en entredicho los suplementos de calcio son estudios observacionales, por tanto no han tenido en cuenta otros factores que pueden haber influido en el resultado como si esas personas tenían otros problemas: eran sedentarias, padecían obesidad...", explica a Saber Vivir el doctor Alessandro Sionis, jefe de la Unidad Coronaria del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

Por lo que no se sabe con certeza si el daño cardiovascular sería por los suplementos de calcio o por otros condicionantes. En todo caso, de ser por lo primero, la teoría más extendida es que el calcio de los suplementos no va todo a los huesos ni se expulsa por la orina, sino que una parte se acumula en los vasos sanguíneos aumentando la placa de ateroma (esta placa también contiene calcio).

Incluso si se tienen en cuenta los resultados de otros estudios que sí contemplan todos los factores (lo que se conoce como estudios aleatorizados), hay que decir que algunos ratifican el aumento del riesgo cardiovacular con la toma de suplementos de calcio, mientras que otros arrojan un resultado neutro, asegurando que ni aumentan ni reducen el riesgo

Por tanto se necesita más investigación antes de que los médicos sepan cómo afectan realmente los suplementos de calcio al riesgo general de ataque cardíaco.

En este sentido, existe una prueba que los investigadores utilizan a menudo para buscar signos tempranos de enfermedad cardíaca que consiste en una exploración de calcio en las arterias coronarias (una visualización de manchas de calcio dentro de las arterias). 

El verdadero peligro está en tomar suplementos de calcio sin una causa justificada y sin control médico, simplemente como prevención de la osteoporosis y por decisión propia. Esto es lo finalmente podría favorecer la acumulación de placa de ateroma y aumentar el riesgo de infarto e ictus.

"No hay que tomar suplementos de calcio ni de vitaminas si no se necesitan. En condiciones normales, la ingesta de calcio debe proceder de la dieta", aclara el Dr. Sionis.

Lo que sí se sabe es que el calcio de fuentes alimentarias, como los productos lácteos y las verduras de hoja verde, no es motivo de preocupación. Sin embargo, aunque no existe una conexión directa entre el calcio que consumes y la cantidad que hay en tus arterias, en los últimos años se ha observado un vínculo entre el consumo excesivo de suplementos de calcio y un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

No obstante, los médicos matizan que no todo es cuestión de pastillas y recalcan la importancia de los buenos hábitos: evitar alcohol y tabaco, ejercicio diario de al menos de 30 minutos, nutrición adecuada, con especial atención al calcio (1000 mg/D) y vitamina D (800 UI/D), y antes de prescribir suplementos de calcio, se debe calcular siempre cuál es su ingesta aproximada, ya que muchas veces se consigue el aporte necesario con pequeños ajustes en la dieta.

Al igual que con cualquier problema de salud, es importante que hables con tu médico para saber qué es lo más apropiado en tu caso. Es fundamental conocer la causa exacta de la deficiencia de calcio y evaluar mediante protocolo de práctica clínica si la suplementación está indicada en cada caso. De lo contrario, la suplementación puede ser una pérdida de dinero e incluso incurrir en efectos secundarios a largo plazo. Asegúrate primero (de la mano de un dietista-nutricionista) de que llevas una alimentación que alcance las ingestas recomendadas para tu caso concreto.

Más historias que te pueden interesar:

El fármaco que promete reducir el riesgo de fracturas

Ignorar esto te impedirá envejecer de forma saludable

Con estos ejercicios (y otros hábitos) cuidas mejor tus huesos que con tanto calcio

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente