Cómo tomar el sol si tienes manchas: los consejos de los expertos en la piel

En estos meses de verano, conseguir un tono de piel bronceado está en mente de casi todos. Y es que ¿quién no desearía tener ese favorecedor dorado en su piel? Sin embargo, existe un tipo de cutis que afrontan estos meses con más precaución: aquellos con manchas o tendencia a la hiperpigmentación, un problema que a veces no se puede evitar por completo ni utilizando protección solar. “Deben afrontar los meses de sol con el mismo mimo y protección que el resto del año, si bien no pueden descuidar lo más mínimo la protección. Es decir, siempre que estén expuestas a baños solares o al aire libre, el cuidado imprescindible será reponer su protector solar cada hora para evitar que la mancha se oscurezca más, o salgan nuevas”, apunta Ana María Puelles, directora técnica de Estética Lostao. Sobre la elección de la crema idónea, Ester Herranz, directora de Nuevo Concepto Estética Avanzada, avisa de que “el verano no es el mejor momento para experimentar con cosmética nueva, así que utiliza una que te dé garantías y si es recomendada por un profesional estético, mejor”.

VER GALERÍA

gal-floripa

Lee también: Cosméticos antimanchas que puedes usar incluso cuando hace sol

Tomar el sol con gran precaución

Eso sí, basándose en su experiencia, Paula Rosso, experta del Centro Médico Lajo Plaza, sí que afirma que “las pacientes con manchas tienen que saber que algo se van a oscurecer las mismas durante los meses de verano. Lo que tienen que hacer es poner toda la artillería en marcha: micronutrición para prevenir el eritema en la piel y la sensibilización. Yo recomiendo unas cápsulas como Heliocare 360º, además de realizar una exfoliación previa, utilizar cremas y sérums despigmentantes que se puedan utilizar en verano y, por supuesto, filtros solares físicos y químicos con factor de protección 50”. Así, en opinión de esta experta la fotoprotección debe ser máxima, con suplementación oral y con fotoprotectores físicos y químicos de amplio espectro, físicos porque actúan desde el momento y químicos porque actúan después de media hora. “También son útiles los de formato en stick para repetir la aplicación sobre la mancha con más frecuencia. Hay incluso algunos con acción despigmentante”, nos cuenta.

Pero, llega una de las preguntas del millón: ¿se pueden broncear este tipo de pieles? “Las pieles con manchas pueden tomar el sol, pero corren un riesgo mayor que las que no tienen. La importancia es la fotoprotección, que va a hacer que la piel se broncee pero que la mancha no se oscurezca más. En este caso, la mancha debería ir protegida no solo con agentes químicos sino con también con agentes físicos, para tapar la mancha y que su protección sea mayor a la del resto de la piel”, nos cuenta Ester Herranz. Coincide con esta opinión Laura Izquierdo, directora técnica de Izba Nature, que nos cuenta que “las pieles con tendencia a la hiperpigmentación pueden broncearse pero siempre con precaución, nunca se hará una exposición directa al sol, ya que se activarán los melanocitos y las manchas se harán más evidentes y resistentes para eliminarlas después del verano”.

belleza-surf

¿Cómo debe ser su plan de fotoprotección?

“Además de utilizar los filtros solares, no hay que olvidar las medidas físicas: gorros, sombreros, camisetas con protección frente a radiación ultravioleta… Además de evitar estar expuestos en las horas centrales del día; también es útil ‘la regla de la sombra’: si nuestra sombra es muy pequeña es cuando más precaución hay que tener; en cambio, si ya es muy alargada, la radiación es menos dañina”, nos cuenta el doctor José Luis Ramírez Bellver, dermatólogo de Clínica Dermatológica Internacional. “Una piel con problemas de pigmentación debe tener un plan muy cuidadoso, siempre en verano debe reponer el producto cada hora generalmente aunque no esté expuesta directamente al sol, la simple exposición a la luz en verano, no digamos ya si hace viento o brisa, puede producir una hiperpigmentación en la zona ya afectada. Y sobre todo no debe descuidar los cuidados en ese tipo de piel el resto del año. La luz azul de ordenadores, tablet y móviles puede producir o acentuar manchas en la piel”, cuenta la experta de Lostao.

¿Cuáles son sus mejores aliados cosméticos? El doctor Ramírez Bellver resume la rutina que deben llevar, en su opinión, este tipo de pieles: “Por la mañana y por la noche, limpieza facial con espuma limpiadora. También antioxidantes (ampollas o sérum con vitamina C) 3 ó 4 días a la semana. Después crema hidratante que tenga incorporado el protector solar, para ahorrar tiempo. Y por la noche, tras la limpieza, o bien una hidratante ‘confort’, o alguna con principios activos: en invierno cremas con retinol a baja concentración, y en verano productos que contengan alfa y beta hidroxiácidos”, nos cuenta. Para Laura Izquierdo cobran importancia los productos limpiadores y desmaquillantes que limpien en profundidad a la vez que hidraten.

emily ratajkowski

"En esta época es fundamental aplicarlos día y noche, ya que es clave retirar los protectores solares empleados a lo largo del día, evitando así los residuos que dejan en nuestra piel evitando que esta respire correctamente. También tónicos que aporten equilibrio, que contengan agentes humectantes y protectores como por ejemplo el ácido hialurónico, y cremas hidratantes y nutritivas con propiedades antioxidantes, Omega 3, 6 y 9, que mejoren la barrera hidrolipídica y mantengan durante todo el día la correcta humectación de la piel”, explica Izquiredo. Por último, la experta de Izba Nature recomienda mascarillas descongestivas, hidratantes y revitalizantes que le den un extra de agua y vitalidad a la piel, capaces de regenerar los efectos de la exposición solar y las altas temperaturas.

Más vale prevenir

Todo ello con un objetivo: que no aparezcan más lesiones hiperpigmentadas tras el verano. “Si la fotoprotección es adecuada no tienen por qué aparecer después del verano. Sí que pueden aparecer algunas manchas, pero porque la piel tiene efecto memoria, y las que aparecen no son de un daño solar causado en la actualidad sino de uno causado en la mayoría de las veces en la infancia o juventud que aparece al cabo de los años por el efecto memoria que tiene la piel. Tras el verano sería recomendable realizarse tratamiento en cabina tipo peeling químico para renovar la piel y poder aclarar si ha ocurrido oscurecimiento en alguna de las manchas”, cuenta Ester Herranz.