Tomar esto por la noche te ayuda a perder peso (y equivale a una hora en el gimnasio)

Mónica De Haro

¡Sonríe! Los científicos han descubierto que para ponerte en forma puedes hacer más cosas al margen de ponerte a dieta. Y esta te va a encantar, te contamos por qué

¿Puedes adelgazar bebiendo vino? Este estudio dice que sí. Pero no cualquiera, ni de cualquier forma, solo el tinto podría convertirse en nuestro aliado para perder peso. Y siempre que vaya acompañado de una dieta equilibrada. (Foto: Getty)
¿Puedes adelgazar bebiendo vino? Este estudio dice que sí. Pero no cualquiera, ni de cualquier forma, solo el tinto podría convertirse en nuestro aliado para perder peso. Y siempre que vaya acompañado de una dieta equilibrada. (Foto: Getty)

Una copa de vino tinto al día reduce la posibilidad de desarrollar demencia o cáncer, favorece la regulación de la sangre, tiene un alto poder antioxidante y anti-envejecimiento… y además, podría convertirse en tu aliado para perder peso.

Científicos de la Universidad de Purdue en Indiana, Estados Unidos, descubrieron que el vino tinto está compuesto de Piceatannol, un ingrediente que ayuda a que las células grasas dejen de formarse y a que se reduzcan las ya existentes.

Este compuesto, que se genera en nuestro cuerpo tras la ingesta de la sustancia Revestarol, presente en el vino tinto, las uvas, las bayas o frutas del bosque y otras frutas, es capaz de bloquear el proceso celular que permite a las células grasas desarrollarse, lo que podría aprovecharse para controlar la obesidad.

Es importante saber si además de quemar grasas, el vino nos aporta beneficios; y así es, la quema de grasas que viene por parte del vino, es totalmente saludable. Pero también influye la cantidad que se ingiera, no se debe exagerar.(Foto: Getty)
Es importante saber si además de quemar grasas, el vino nos aporta beneficios; y así es, la quema de grasas que viene por parte del vino, es totalmente saludable. Pero también influye la cantidad que se ingiera, no se debe exagerar.(Foto: Getty)

Por cierto, el Resveratrol (también puedes obtenerlo tomando arándanos, mantequilla de maní, uvas rojas y chocolate negro) ayuda a mejorar el rendimiento físico, la función del corazón y la fuerza muscular de la misma manera que mejora después de una sesión de ejercicio físico.

Y lo que hace específicamente el Piceatannol es alterar las expresiones genéticas en las células, y también la acción de la insulina durante la adipoténesis, que es el proceso en el que las células grasas maduran, a lo largo de cerca de 10 días.

En este lapso de tiempo, el preadipocito (célula joven que no almacena grasa aun y que puede ser eliminada fácilmente) se convierte en adipocito, una célula que ya sí almacena grasa y que es difícil de eliminar a través de la dieta o el ejercicio.

<span class="subheadline">Su contenido alcohólico y su fama hacen pensar que engorda, pero estudios como este han demostrado que incluso que una copa de vino tinto al día ayuda a adelgazar. </span>(Foto: Getty)
Su contenido alcohólico y su fama hacen pensar que engorda, pero estudios como este han demostrado que incluso que una copa de vino tinto al día ayuda a adelgazar. (Foto: Getty)

Cuando en la sangre se identifican constantes niveles de Piceatannol, la adipogénesis se detiene casi por completo, impidiendo que los preadipocitos se transformen en adipocitos, lo que evitaría subir de peso y facilitaría perder el que ya se tiene.

“Así que este compuesto se podría relacionar con el retraso o la inhibición de la adipogénesis”, afirma Kee-Hong Kim, líder de la investigación.

Este efecto quemagrasas se descubrió recientemente gracias a un proceso denominado ‘marronización’, que consiste en desarrollar adipocitos (células grasas) con características de adipocitos marrones en el seno del tejido adiposo blanco (adipocitos ‘beige’ o ‘brite’), lo provocaría la estimulación de esta fase, un proceso que permitiría contribuir a reducir la grasa corporal, mantener el cuerpo en equilibrio y prevenir la obesidad y la disfunción metabólica.

Pero según la investigación, el vino tinto es el único que ofrece este beneficio en exclusiva con respecto a las propiedades que aportan otras bebidas alcohólicas.

¿Quién lo diría? Con menos de una copa de vino tinto podrías estar ayudando a acelerar tu metabolismo, lo que también favorece a la quema de grasas o calorías que este nos aporta. (Foto: Getty)
¿Quién lo diría? Con menos de una copa de vino tinto podrías estar ayudando a acelerar tu metabolismo, lo que también favorece a la quema de grasas o calorías que este nos aporta. (Foto: Getty)

Desde entonces, se han abierto nuevas vías de investigación para el control de la obesidad centradas en el este compuesto existente en el vino tinto.

La idea es utilizar el Piceatannol para retrasar la generación de células adiposas, así como para impedir el crecimiento y desarrollo de las que ya están formadas. Se estima que ingerir una copa de vino al día reduce hasta en un 30 por ciento las probabilidades de padecer obesidad, y la causa sería la acción del Piceatannol.

Y encima ayuda a controlar azúcar

También se ha descubierto que, junto al té negro, el tinto actúa como inhibidor de la enzima denominada alfa-glocosidasa, responsable de activar la absorción de glucosa a través del intestino delgado. Así a través de su alto contenido en antioxidantes , evitaría un aumento brusco de la glucemia, frenando el paso de la glucosa por el intestino delgado.

De modo que el vino tinto logra inhibir la enzima aproximadamente en un cien por cien. Mientras que el vino blanco, únicamente logra alcanzar un 20 por ciento de resultado.

El vino ayuda al proceso de digestión de manera exclusiva, actúa como probiótico aportando bacterias buenas y permite la quema de calorías.
El vino ayuda al proceso de digestión de manera exclusiva, actúa como probiótico aportando bacterias buenas y permite la quema de calorías.

Para comprobarlo solo hace falta variar las comidas, incorporar muchos vegetales y frutas de estación, cereales, y reducir la ingesta de carnes rojas. Eso sí, siempre acompañando el plato con una copa de vino tinto.

No obstante, los beneficios de hasta dos copas de vino tinto al día en hombres y una copa en mujeres, tendrían que complementarse con una dieta adecuada, ejercicio regular y un consumo moderado de alcohol.

No creo que haga falta decirlo pero, por si acaso, recuerda: para perder peso de forma saludable y responsable, incluso con una ayudita extra del vino tinto, es necesario tener en cuenta las diferentes patologías de cada uno y las condiciones de salud. Obviamente, el consumo excesivo de vino al día produce muchos más perjuicios que beneficios. Así que… ¿vino tinto? Sí. ¿Todos los días? Pues tampoco es necesario. ¿Una o dos copas? Mejor una. ¿Abusar del vino? Nunca.

También te puede interesar:

¿Por qué engordamos más en invierno?

¿Cómo afectan los horarios de tus comidas a tu salud?

Cómo conseguir un cuerpo 10 con la dieta de los deportistas