Por la mañana o por la noche, cuándo tomar la pastilla para su aumentar su eficacia

·8 min de lectura

Determinar las horas en las que el medicamento puede ser más efectivo es lo que se conoce como cronoterapia. Revelamos, de la mano de los expertos, el horario ‘perfecto’ para los más comunes

(Foto: istock)
Lo más indicado es tomar el medicamento todos los días a la misma hora (según haya pautado el médico) y en un momento en que te sea fácil recordarlo para generar el hábito. (Foto: istock)

Dependiendo de la hora del día a la que se tomen, el cuerpo puede responder mejor o peor a algunos medicamentos. No es que dejen de tener efecto, pero no actúan al cien por cien. Es lo que dice la ‘Cronoterapia’, la ciencia que estudia esta conciliación entre ritmos circadianos y atención sanitaria.

Muchos de los procesos que tienen lugar en nuestro organismo ocurren en ciclos de tiempo, siguiendo ese ritmo de forma habitual conocido como circadiano. Además, el reloj biológico de nuestro organismo, que se localiza en el cerebro -en el hipotálamo-, se regula mediante los cambios de luz y se sincroniza con el exterior atendiendo a si es de día o de noche

La presión arterial, la secreción de hormonas, la agregación plaquetaria, la motilidad intestinal y la temperatura corporal son algunos ejemplos de procesos biológicos que siguen un ritmo circadiano.

"Hay que considerar tanto el metabolismo del fármaco como los ritmos circadianos del individuo" y hacer que coincidan para conseguir una mayor eficacia, tal y como explicó Marta Garaulet , doctora en Farmacia, nutricionista y máster en Salud Pública por la Universidad de Harvard, en su obra ‘Los relojes de tu vida’. Garaulet recomienda preguntar siempre al médico o al farmacéutico cuál debe ser la hora exacta de la toma para obtener una mayor eficacia.

getty
Los antihistamínicos serán más efectivos contra estos síntomas si se toman por la tarde o noche y así evitamos la somnolencia que provocan estos fármacos durante el día. (Foto: Getty)

“La gente se sigue sorprendiendo cuando oye hablar del tema. Pero lo cierto es que el orden temporal resulta de gran importancia en Medicina. Y no sólo a la hora de aplicar un tratamiento, sino también para establecer un diagnóstico. Porque una variable que resulta perfectamente normal a una determinada hora del día, puede ser un indicador de enfermedad si se detecta en otro momento de la jornada”, coincide Antoni Díez-Noguera, catedrático de Fisiología y responsable del grupo de Investigación en Cronobiología de la Universidad de Barcelona.

De momento, la línea más avanzada en Cronoterapia es la que trata de administrar en el momento óptimo fármacos para determinadas enfermedades. Por ejemplo, está demostrado, que “los corticoides, fármacos que se utilizan en procesos inflamatorios o enfermedades respiratorias y autoinmunes, producen una respuesta más efectiva en el organismo durante la mañana”, explica Miguel Ángel Calleja, expresidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria.

En cambio, gran parte de los medicamentos hipotensores, los que se emplean para controlar la hipertensión, son más eficaces cuando se administran por la noche, aclara.

De hecho, en España alrededor del 30 por ciento de los pacientes medicados ya toman las pastillas por la noche. Una cifra no demasiado elevada si tenemos en cuenta las últimas evidencias.

No obstante, nunca se debe cambiar la hora en la que se toma la medicación, sin que haya habido una monitorización ambulatoria previa por parte de los especialistas, ya que puede suponer ciertos riesgos.

Al levantarse

En algunas enfermedades reumáticas como la osteoartritis, la mayor sintomatología se presenta por la tarde, por lo que conviene tomar la medicación por la mañana para dar tiempo a que haga su efecto. Por eso, los antihistamínicos (ranitidina y famotidina) y la aspirina estarían entre los medicamentos que son más eficaces por la mañana. Si se toman a las siete reducen las molestias y el dolor a lo largo del día ya que permanecen activos durante 16 horas.

Los antiácidos como el omeprazol y otros similares (pantoprazol, esomeprazol, lansoprazol o rabeprazol) conocidos como “protectores de estómago” y que se usan para el tratamiento de úlcera gastroduodenal, en la erradicación del Helicobacter pylori o para el reflujo gastroesofágico, ”se deben tomar preferentemente por la mañana y en ayunas. Además, las cápsulas se deben ingerir enteras, con un vaso de agua, sin masticar ni triturar”, apuntan desde la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Por la tarde

Las personas asmáticas notarán más beneficios si se toman su medicación a media tarde porque las crisis suelen ser nocturnas.

En concreto,el pico de mayor estrechamiento de las vías aéreas tiene lugar a las cuatro de la madrugada. De hecho, los ataques son de 50 a 100 veces más frecuentes entre esta hora y las seis de la mañana. De ahí que se recomiende que la medicación, con excepción de los corticoides, se tome por la tarde.

Los tratamientos para el asma suelen incluir medicamentos que dilatan el bronquio (broncodilatadores) y antiinflamatorios. Aunque estos fármacos son muy eficaces, tienen una vida media muy corta, lo que quiere decir que el beneficio de administrarlos por la noche no cubre todas las horas de mayor riesgo.

La de la tensión, por la noche

Investigadores del proyecto Hygia han demostrado que la hora en la que te tomas los medicamentos para controlar la tensión puede influir en sus resultados. En concreto, el estudio asegura que tomarse los fármacos para la tensión por la noche reduce el riesgo cardiovascular casi a la mitad (un 45 por ciento).

Y no es el único caso en el que conviene tomarse la medicación justo antes de acostarse. Las personas con colesterol alto, al igual que las hipertensas, deberían tomarse la pastilla antes de dormirse, ya que esto puede ayudarles a controlar mejor la tensión arterial y disminuye mucho el riesgo de infarto e ictus, entre otros accidentes cerebrovasculares.

El riesgo de sufrir estos episodios es un 40 por ciento mayor entre las 6 de la madrugada y las 12 del mediodía, en concreto. Así pues, lo más importante es que el medicamento que se administra a las personas con este riesgo los proteja por la mañana, por eso para muchos una buena solución es tomar el medicamento por la noche, de modo que alcanzará su pico de eficacia cuando se produzca el aumento de presión a primeras horas de la madrugada.

El trabajo (bautizado como Ensayo de Cronoterapia Hygia) analizó de forma aleatoria a 19.084 pacientes -10.614 hombres y 8.470 mujeres- para que tomaran sus pastillas al despertarse o al acostarse, y los siguió más de seis años de media, un periodo en el que se controló la tensión arterial ambulatoria de los pacientes durante al menos 48 horas, una vez al año.

“Quiero puntualizar que se los tomaban justo en esos dos momentos, no por la mañana, ni durante el desayuno, ni a una hora fija de la tarde… No es lo mismo tomar la medicación a las ocho de la tarde que hacerlo a la hora de acostarse”, matiza el profesor Ramón C. Hermida, director del Laboratorio de Bioingeniería y Cronobiología de la Universidad de Vigo y autor principal de la investigación.

La reducción fue también muy significativa según el tipo de trastorno. Así, por ejemplo, el riesgo de ictus disminuyó en un 49 por ciento, el de insuficiencia cardiaca en un 42 por ciento y el de infarto en un 34 por ciento.

Un hallazgo confirmado por la Sociedad Española de Cardiología (SEC) que destaca que este trabajo -centrado en la relevancia de la administración nocturna de los antihipertensivos- es el primero que ha comparado los resultados con los de la toma matutina habitual.

“Tomar la medicación antihipertensiva por la noche se asocia a mejor control de las cifras tensionales y una marcada recuperación de eventos cardiovasculares en comparación con tomar la medicación por la mañana”, explica en el blog de la SEC el doctor Vicente Pernias Escrig, especialista en Cardiología en el Hospital General Universitario de Elche (Alicante).

¿Y la del colesterol?

En cuanto a las estatinas (tratamiento para el colesterol), hay que señalar que la síntesis del colesterol sigue un ritmo circadiano, siendo entre las 22 y las 2 el momento donde se sintetiza más colesterol y más receptores del colesterol LDL (el malo, por aclararnos).

Teniendo en cuenta que el mecanismo de las estatinas es inhibir una proteína, la HMG CoA-reductasa, que interviene en la síntesis del colesterol, la hora más adecuada para tomar la medicación será por la noche, que es cuando se produce la máxima síntesis de colesterol.

Los alérgicos también estarían incluidos en este grupo ya que la alergia acostumbra a presentar los síntomas a primera hora de la mañana, cuando nos levantamos. Por tanto, ingerir los fármacos por la noche ayudará a mitigarlos.

¿Haces un uso responsable de los medicamentos? ¿Sueles tomarlos bajo prescripción médica y a la misma hora del día?

Más historias que pueden interesarte:

Psicofármacos: por qué las mujeres consumen el doble que los hombres

Las 2 condiciones que deben cumplir los medicamentos online

Así es como las redes delictivas te hacen comprar productos falsificados

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente