El hijo de Tom Hanks expone la realidad tóxica que vivió

La fama no siempre es fácil de sobrellevar, aunque más difícil es vivir a la sombra de una gran estrella de Hollywood por tus vínculos familiares con ella. Así lo explica Chet Hanks, el hijo de Tom Hanks y de Rita Wilson, que en un vídeo subido a Youtube se ha parado a reflexionar sobre la realidad tóxica a la que se enfrentó por el prestigio que precedía a su padre, por las envidias que se generaban a su alrededor y por todo lo que la gente esperaba de un familiar del actor de Forrest Gump o Salvar al soldado Ryan.

Chet Hanks y Tom Hanks en la presentación de 'El atlas de las nubes' en el Festival de Toronto en 2012 (Foto: Michael Tran/FilmMagic/GettyImages)
Chet Hanks y Tom Hanks en la presentación de 'El atlas de las nubes' en el Festival de Toronto en 2012 (Foto: Michael Tran/FilmMagic/GettyImages)

Chet, que quiso seguir los pasos como actor de su padre, no oculta las ventajas que le ha traído la fama, a la que define como “la droga más poderosa del mundo”. Viajar por el mundo, los buenos hoteles o los aviones privados son algunos de los lujos que el hijo de Tom y Rita resalta de vivir con alguien tan querido y exitoso, sin embargo, aunque él lleva actuando desde 2008 con papeles en Indiana Jones y el templo de la calavera de cristal, Larry Crowne: Nunca es tarde, Shameless, Empire o Your Honor, no tardó en descubrir que la fama de su padre no lo validaría de la noche a la mañana.

“La verdadera validación solo puede venir desde dentro”, comenzaba reflexionando. "Mi experiencia fue aún más complicada porque, además de que la fama ya era tóxica, ni siquiera era famoso. Solo era el hijo de alguien famoso, así que ni siquiera había hecho nada para merecer algún tipo de reconocimiento, y eso generó mucho desprecio", matizaba Chet Hanks.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

El actor, que no oculta que admira a sus padres, habla de que se ha encontrado con muchas personas que lo han menospreciado, “como si no mereciera ser quien era ni tener ningún reconocimiento”, idea que interiorizó y le hizo sentir muchas inseguridades. Además, también cita la falta de “un modelo masculino fuerte a seguir” durante la angustia e inseguridades que sintió al crecer.

“No tenía un modelo masculino fuerte que me dijera, ‘hermano, estas personas simplemente están celosas de ti. Tienes todas estas cosas que ellos quieren, por lo que están tratando de arrojarte su sombra para que te sientas mal contigo mismo porque están celosos'", continuaba. “Necesitaba escuchar eso. No tenía a nadie que me lo dijera. Este soy yo ahora diciéndole a la versión más joven de mí mismo lo que necesitaba escuchar entonces".

Chet, que previamente luchó contra la adición a la cocaína y fue ingresado en un centro de rehabilitación en 2015, ya se pronunció con anterioridad sobre lo mucho que le afectó la fama de su padre. "Si inventara una cura para el cáncer mañana, en el artículo diría: 'El hijo de Tom Hanks inventa la cura para el cáncer', ¿sabes a lo que me refiero? Es inevitable", aseguró en 2019 para TMZ.

Las polémicas en las que se ha visto involucrado en los últimos años, como destrucción de propiedad privada, enfrentamientos con su expareja o incluso un mensaje antivacunas el pasado 2021, también ejemplifican que su vida ha estado lejos de ser idílica. En la actualidad, él sigue tratando de ganarse reputación y fama por sí mismo y desprenderse de la sombra de su padre. Continúa actuando, tiene proyectos en la música e incluso se ha lanzado a desarrollar un programa de fitness para todos los que busquen entrenar con él.

Más historias que te pueden interesar: