Tom Cruise, Nicole Kidman y la cláusula que podría reunirlos muchos años después de su traumático divorcio

Miguel Cane
·6 min de lectura
Nicole Kidman y Tom Cruise en 1991 (Getty Images)
Nicole Kidman y Tom Cruise en 1991 (Getty Images)

Fue una de las parejas más admiradas y poderosas de Hollywood en el pasado. Tom Cruise y Nicole Kidman tenían química y eso se notaba dentro y fuera de la pantalla. Los actores, que tuvieron una relación amorosa durante más de 10 años y dos hijos, se divorciaron en el 2001. Ahora, medios estadounidenses barajan la opción de que ambos vuelvan a trabajar juntos.

Según la revista OK!, Cruise y Kidman, “podrían volver a estar juntos, es decir, profesionalmente”.

Una fuente ha hablado con el tabloide y ha confirmado que los dos estarían negociando para hacer un remake de la película Los otros, que en el 2001 y bajo las órdenes de Alejandro Amenábar, protagonizó Kidman y Cruise participó en su producción. En este caso, el trabajo de los dos se situaría detrás de la cámara y no coprotagonizarían la película. “Solo poner sus nombres en un proyecto como coproductores sería una gran publicidad”, concluye el artículo. Y es que Nicole Kidman y Tom Cruise siguen siendo un excelente reclamo en la industria del cine.

Los actores coincidieron por primera vez en la gran pantalla en la películaDías de trueno” (1990). Él interpretaba a un exitoso piloto de carreras que sufre un accidente que lo deja en coma. No obstante, logra recuperarse, pero ya no tiene la misma confianza de antes. A pesar de la situación, se enamora de la doctora Lewicki (Nicole Kidman). El romance de la gran pantalla pasó también a la vida real, pues se enamoraron durante el rodaje del film en noviembre de 1989.

Por aquel entonces, él tenía 27 años y estaba casado con la actriz Mimi Rogers, siete años mayor que él – y quien, se sabe, lo llevó a ingresar a la controversial iglesia de la Cientología, de la que él es la cara más pública y un acérrimo defensor –, mientras que Nicole, de 22, que ya era conocida en Australia por diversos trabajos, entre ellos la inquietante cinta de suspenso “Dead Calm”, estaba haciendo su debut en cine en América.

Mientras ella regresaba a Sydney a rodar la cinta de bajo presupuesto “Flirting”, Cruise disolvió su matrimonio con Rogers lo más rápido que pudo (ella acabaría por dejar la religión que compartían, y se sumó al cada vez mayor coro de voces que denuncian el movimiento inventado por L. Ron Hubbard. De hecho, como Kidman nunca se convirtió la iglesia tuvo mucho que ver con la separación años después) y la pareja tuvo una boda de cuento de hadas el 24 de diciembre de 1990 en Telluride, Colorado.

Durante los 90, Nicole y Cruise fueron una de las parejas poderosas e influyentes de Hollywood; colaboraban en proyectos juntos y adoptaron 2 hijos, Conor e Isabella Rose (de hecho, se sabe que Nicole nunca le perdonó a Jay Leno que en uno de sus monólogos de apertura del “Tonight Show”, cuando su separación se hizo pública, bromeara diciendo que, al separarse, la pareja tendría que devolver a los niños al departamento de escenografía de Warner Bros. Fue tan grande el disgusto de la actriz que nunca fue al show mientras Leno fue anfitrión, aún cuando él se disculpó).

La carrera de Kidman se mantuvo siempre al margen de la de su marido, que de un modo u otro siempre tenía proyectos de mayor perfil. Ella obtuvo reconocimiento por cuenta propia al protagonizar la ácida comedia negra “To Die For” (ganando un Globo de Oro por ello, en 1996) y la cinta de prestigio “Portrait of a Lady”, bajo la dirección de Jane Campion.

La última colaboración entre Cruise y Kidman como actores en conjunto, después de la aburrida y muy fallida “Far and Away” (1992), fue con el extraordinario director Stanley Kubrick en “Eyes Wide Shut”, su obra final, que aún hoy ostenta el récord Guinness a la película con mayor tiempo de rodaje –400 días, ininterrumpidos.

Esta experiencia fue agotadora mental y físicamente para los actores y fue ahí donde se empezó a resquebrajar lo que muchos consideraban el ne plus ultra de la super pareja Hollywoodense en todo su insólito esplendor: después de concluir el rodaje de “Los otros” en España, producida por Cruise y dirigida y escrita por Alejandro Amenábar, y mientras él filmaba en Nueva York “Vanilla Sky” (Remake de “Abre los ojos”, del mismo director español) con Penélope Cruz, los abogados de Cruise visitaron a Kidman unos cuantos días antes de celebrarse su décimo aniversario de bodas, para notificarle que Tom había solicitado el divorcio por “diferencias irreconciliables” –y de paso, salvándose de tener que pagarle una fortuna, cosa que habría ocurrido si la demanda hubiera sido notificada a las 12 de la noche del 25 de diciembre del 2000. Traumatizada por esta sorpresa, Kidman tuvo que ser hospitalizada con un shock nervioso (y, según algunas fuentes, el segundo aborto espontáneo que sufría durante su matrimonio).

Después de separarse, la pareja se mantuvo en silencio y raras veces hablaron sobre su relación en eventos públicos, incluso en entrevistas, aunque cuando llegaba a suceder dejaban en claro que pese a lo mediático de su divorcio (se consumó en septiembre de 2001, con ella reteniendo la custodia de los niños, pero ninguna suma de dinero) se llevaban cordialmente –si bien al ser adolescentes, Conor e Isabella abandonaron a su madre y se fueron a vivir con Cruise– principalmente por sus hijos.

Desde entonces, han tenido carreras y vidas paralelas, aunque al parecer quien se llevó consigo la mejor parte fue Nicole, quien tuvo más y mejores ofertas de trabajo, e incluso ganó el Oscar en 2003 por su impresionante trabajo como una versión imaginaria de la escritora británica Virginia Woolf en el filme de Stephen Daldry “The Hours”, y teniendo participaciones memorables en películas aclamadas como “Dogville” de Lars Von Trier y “Birth” de Jonathan Glazer.

Por su parte, Cruise anduvo un par de años con Penélope, luego se casó y se divorció de Katie Holmes, que tuvo una hija con él, Suri (hoy ya toda una quinceañera) y dejó de lado sus intenciones de actor serio para consagrarse como protagonista de cintas de acción en la franquicia de “Misión: Imposible” y después con”‘Jack Reacher”.

Ahora la pareja vuelve a dar la nota, ya que según una revista de entretenimiento británica podrían volver a trabajar juntos después de 20 años del escándalo de su ruptura. Según se reporta, la compañía productora de Cruise, que es dueña de los derechos cinematográficos de “Los otros”, podría realizar un remake o una secuela de la célebre fábula de horror gótico, que protagonizó Nicole.

De este modo, a través de su productora, Blossom Films, Kidman estaría involucrada, ya que ella es dueña en parte de los derechos, porque fue incluido en su acuerdo al divorciarse. De ser así, ésta sería la primera vez que serían vistos juntos en público en más de 20 años, aunque sea detrás de la cámara; naturalmente ha pasado mucho tiempo, Nicole encontró la estabilidad con Keith Urban, el cantante de country de origen australiano con quien vive en Nashville y son padres de dos pequeñas hijas –Sunday Rose y Faith Margaret–, manteniendo un estilo de vida mucho más sosegado y alejado de los medios de lo que tuvo con Cruise, y si bien es notable que la maquinaria de Hollywood los podría volver a reunir, también es claro a quién le sonrió la fortuna después del escándalo.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Comprendiendo la rabieta de Tom Cruise, un hombre que solo quiere salvar el futuro del cine

Joselyn Cano: el misterio que rodea la supuesta muerte la 'Kim Kardashian mexicana' a los 30 años

Pepe Aguilar y Abraham Quintanilla: la tiranía de un padre y el amor de otro para convertir a sus hijas en estrellas

EN VIDEO: ¿Quién es Hayley Atwell, la nueva novia de Tom Cruise?