Rob Lowe supo que Tom Cruise iba a ser una estrella el día que enfureció por compartir habitación

Tom Cruise siempre tuvo alma de estrella de cine, incluso cuando era un actor prácticamente desconocido a comienzos de los 80s. O al menos así lo confirma Rob Lowe con una anécdota asombrosa que se remonta a la película que hicieron bajo el mando de Francis Ford Coppola en 1983, Rebeldes, cuando un enfurecido Tom se negó a compartir habitación a su lado.

© Copyright Warner Bros. Entertainment Inc. Al

Por aquel entonces, Tom tan solo había hecho dos películas menores y como actor secundario (Taps, más allá del honor y Amor sin fin) y Rob apenas había aparecido en una sola película, Asesino a sueldo. Tenían 19 y 18 años respectivamente cuando se sumaron al proyecto y todavía ni siquiera se habían arrimado a esa ola de popularidad que llegaría unos años más tarde. Pero Tom ya tenía la confianza suficiente de toda una estrella de cine.

El actor de El ala oeste de la Casa Blanca contó la historia en el podcast de Dax Shepard, Armchair Expert, que tuvo lugar el día que el reparto seleccionado para la película llegaba al proyecto. Había actores seleccionados en Los Angeles y otros de Nueva York, hospedándolos a todos en el mismo hotel para hacer pruebas de cámara y comprobar si había química o no.

Lowe, de 56 años, recuerda que era la primera vez que se hospedaba en el lujoso The Plaza Hotel en la Gran Manzana. Hicimos el check-in y Tom descubrió que compartiríamos habitación y se puso como loco… me hizo reír, fue algo retorcido” cuenta entre risas.

Sin embargo, en lugar de sentirse rechazado, Rob comprendió en ese momento que estaba delante de una futura estrella de cine. “Para mí, lo mejor de esta historia es que existen ciertas personas que siempre han sido iguales, y ese elemento dentro de ellas los ha empoderado a donde están ahora y lo demás es historia” dijo el rompecorazones de los 90s. “La sola idea de que un actor de 18 años con un papel menor en Amor sin fin y papel séptimo en Taps, más allá del honor pudiera tener ese tipo de reacción, recuerdo pensar ‘Guau, este tipo es auténtico”.

Y parece que la conclusión de Lowe siendo un jovencito terminó siendo una predicción. “No se pueden discutir los resultados en la carrera de Cruise. Tenía su mira puesta en la meta desde el día unosentenció.

Rebeldes estaba basada en la novela homónima de S.E. Hinton de 1967 y también contaba en su reparto con otros rostros emergentes de la época como Ralph Macchio, Matt Dillon, Patrick Swayze, Diane Lane y Emilio Estévez. Ninguno de los dos era protagonista, pero según Lowe, Cruise ya apuntaba maneras incluso como estrella de acción. Revela que ya por entonces era “incansable” con las escenas de riesgo, siendo el único que podía hacer un backflip.

Aquella película fue una de las primeras puertas que abrieron los dos hacia Hollywood, y aunque Lowe quedó encasillado durante un tiempo en papeles de seductor malvado, Cruise se catapultaba al estrellato ese mismo año con Risky Business para tres años después estrenar su primer clásico, Top Gun, seguido por El color del dinero, Cocktail, Rain Man, Nacido el 4 de julio, etc.

Más historias que te pueden interesar: