Tom Cruise y David Beckham: una amistad estrambótica que sigue intacta

·5 min de lectura

Si hubo dos nombres que fueron tendencia durante la final de la Euro 2020, y sin siquiera estar en el campo de juego, esos fueron Tom Cruise y David Beckham. El actor se tomó un descanso del rodaje de las próximas dos entregas de Misión Imposible (una super producción que lleva más de un año lidiando con el desafío de rodar en plena pandemia), primero para asistir a la final de Wimbledon por la tarde del domingo -donde también estaba su amigo- y luego visitar el estadio de Wembley en la final de Inglaterra contra Italia. Tom cumplió su rol de estrella influyente haciendo una videollamada a la selección inglesa antes de salir al campo y acompañó a David en la celebración del primer gol a base de puño pandémico, y aunque tuvieron que marcharse sin la victoria, las charlas, risas y complicidad entre ambos no dejaron a nadie indiferente.

Y es que hacía mucho tiempo que no se dejaban ver juntos en público. Incluso un medio como The Guardian llegó a especular hace una década si el bromance que los llevó a ser noticia hace 15 años se había roto. Pero no, allí estaban tan cómplices como antes.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Nadie sabe a ciencia cierta cuándo empezó la amistad entre Tom Cruise y David Beckham, pero muchos señalan el año 2006 como un año clave. Por aquel entonces el actor vivía su era más mediática por su relación con Katie Holmes y el futbolista estaba planteándose su futuro profesional mientras su esposa Victoria Beckham acaparaba titulares por su rol como icono de moda. Las dos parejas habrían encontrado algo en común -quizás el ser tan perseguidos por la prensa del corazón- y se hicieron inseparables. Tom acompañando a David a partidos de fútbol y compartiendo consejos por teléfono, y Katie paseándose con la ex Spice Girls por eventos importantes como la Fashion Week de París donde dieron que hablar en octubre de 2006 por la elegancia que destilaban juntas.

David y Victoria fueron de los invitados que asistieron a la boda del año en noviembre de 2006 en un castillo italiano, donde Katie y Tom se dieron el sí quiero, y meses más tarde la estrella de cine era noticia en España por encontrarse entre la multitud del Estadio Bernabéu cuando el Real Madrid ganó la Liga en 2007, con su amigo en el campo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

No es de extrañar que por aquel entonces, la amistad se afianzara aun más con Tom tomando el rol de coach experimentado. David se encontró con la situación de plantearse un cambio de vida. La selección inglesa lo dejó fuera del Mundial de fútbol y era hora de tomar otros rumbos, y Tom habría sido esencial en su decisión de mudarse a California a jugar en el LA Galaxy de la liga estadounidense.

Según publicó el libro The Beckham Experiment del escritor de Sports Illustrated Grant Wahl, David Beckham confesó que por aquel entonces hablaba con su amigo prácticamente todos los días, tomando su consejo en casi todo lo que hacía. Y no solo le habría ayudado a tomar la decisión de mudarse a Los Angeles y fichar por el equipo de fútbol local pasando “horas” al teléfono, también le recomendó el fisioterapeuta, lo introdujo a su círculo privado con otro famoso como Will Smith, y compartieron representante a través de la agencia Creative Artists, y hasta la misma firma de relaciones públicas, Rogers & Cowan. Es más, la pareja británica se mudó a una mansión a cinco minutos del hogar de Tom y Katie en Beverly Hills por aquel entonces.

Y por su fuera poco, Tom celebró una fiesta exclusiva el 22 de julio de 2007 para recibir a los Beckham en California con ayuda de Will Smith, en el Museo de Arte Contemporáneo de Los Angeles, invitando a 600 personas, entre los que se encontraban Steven Spielberg y George Clooney (Hollywood.com). Fue con aquella fiesta que David y Victoria entraron en la élite de famosos de Hollywood. Fue cuando se convirtieron en una it-couple para los ojos estadounidenses. Pero eso no es todo, el día que la pareja se mudó, se encontraron con tres “regalitos” de parte de Cruise en la puerta de su casa: un Cadillac Escalade, un Lincoln Navigator y un Bentley Continental (The Guardian).

LONDON, ENGLAND - JULY 11: Former England international David Beckham and actor Tom Cruise applaud prior to during the UEFA Euro 2020 Championship Final between Italy and England at Wembley Stadium on July 11, 2021 in London, England. (Photo by Eamonn McCormack - UEFA/UEFA via Getty Images)
LONDON, ENGLAND - JULY 11: Former England international David Beckham and actor Tom Cruise applaud prior to during the UEFA Euro 2020 Championship Final between Italy and England at Wembley Stadium on July 11, 2021 in London, England. (Photo by Eamonn McCormack - UEFA/UEFA via Getty Images)

David incluso confesó que su hijo Cruz lleva ese nombre porque tanto él como Victoria se inspiraron en el apellido de Tom. “Debo admitirlo, cuando conocimos a Tom recuerdo darme la vuelta y decirle a Victoria ‘Cruise es un nombre magnífico, pero podríamos deletrearlo diferente’” según las declaraciones del deportista al libro mencionado anteriormente. “Además, viviendo en España, Cruz se deletrea de esa forma en español. Así fue cómo se nos ocurrió” sentenció.

Desde aquel entonces, Tom se convirtió en una figura constante en el box de invitados de los partidos del LA Galaxy y las parejas eran noticia por sus viajes o pasando fiestas nacionales entre ambas familias. Sin embargo, de repente dejaron de mostrarse públicamente. Ni Tom ni David confirmaron nunca si hubo un distanciamiento o no, y las malas lenguas llegaron a especular si la separación con Katie Holmes o la cienciología podrían haber tenido algo que ver. Sin embargo, David confirmó hace tiempo que Tom nunca insistió en convertirlo a la cienciología. “Es algo que respeto porque Tom me lo explicó a mí y Victoria. Pero nunca nos dijo ‘Esto es lo que deberían estar haciendo’ porque nunca haría algo así” dijo el futbolista a Grant Wahl en su libro. “Él y Katie tienen sus creencias, pero Victoria y yo también tenemos las nuestras”.

Además, en 2014 un curioso los pilló a solas, charlando y tomando en un pub londinense lejos de los ojos del mundo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ahora, a 15 años del nacimiento mediático del bromance del siglo, Tom y David volvieron a unirse a base de fútbol una vez más, aflorando ante los ojos del mundo aquella amistad forjada a base de consejos diarios.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente