Tom Brady y Gisele Bündchen hacen hasta lo imposible por salvar su matrimonio

·3 min de lectura
Tom Brady y Gisele Bündchen credit:Bang Showbiz
Tom Brady y Gisele Bündchen credit:Bang Showbiz

Este domingo Tom Brady saldrá al campo para disputar su 23ª temporada en la NFL, sin embargo, muchos aficionados ya se han preguntado si su esposa, Giselle Bündchen, estará en las gradas animándole, después de semanas en las que los rumores aseguran que hay tensión en la pareja.

Se dice que la supermodelo no está muy contenta con el regreso al campo del quarterback, sólo unas semanas después de haber asegurado que se retiraría de la escena deportiva para dedicarse a sus negocios y familia.

Ahora, una fuente cercana al matrimonio ha dicho a US Weekly: "Gisele no está contenta con que Tom haya regresado a la NFL después de tan poco tiempo. Hay tensión entre ellos. Están intentando arreglar las cosas para salir victoriosos, pero no sabemos si lo logren".

El siete veces ganador del Super Bowl se ausentó de los entrenamientos de pretemporada en agosto para ocuparse de algunas "cosas personales".

"Todo es personal, ya sabes", respondió el MVP cuando se le preguntó por su ausencia el pasado 27 de agosto. "Todo el mundo tiene diferentes situaciones con las que debe lidiar. Todos tenemos retos realmente únicos en nuestra vida. Yo tengo 45 años. Hay muchas cosas que pasan, así que hay que resolver la vida lo mejor que se pueda. Es un proceso continuo", dijo.

El atleta comparte con Gisele a Benjamin, de 12 años, y Vivian, de nueve. Su hijo mayor, Jack, de 15 años, es fruto de su relación con su ex novia, Bridget Moynihan.

A principios de este año, Brady sorprendió a los aficionados cuando cambió de opinión sobre su retiro de los Tampa Bay Buccaneers.

"Estos dos últimos meses me he dado cuenta de que mi lugar sigue estando en el campo y no en las gradas", escribió el QB en una publicación en las redes sociales el 13 de marzo. "Ese momento llegará. Pero no es ahora. Amo a mis compañeros de equipo y amo a mi familia que me apoya. Ellos hacen que todo sea posible. Vuelvo para mi 23ª temporada en Tampa. Asuntos pendientes LFG".

Todo parecía indicar que la modelo apoyaba la decisión, respondiendo: "¡Aquí vamos de nuevo! ¡Vamos lovvvey! Vamos Bucs!". No obstante, para ella no ha sido sencillo criar a sus hijos alejada del atleta profesional.

Durante una sincera entrevista con la edición británica de Vogue, la maniquí explicó que se necesita "trabajo para estar realmente en sintonía con alguien, especialmente después de tener hijos".

"Él está centrado en su carrera, y yo en los niños", explicó. "Y estoy muy agradecida de que me deje tomar las riendas cuando se trata de nuestra familia. Confía en mis decisiones".

En sus memorias, 'Lessons: My Path To A Meaningful Life', la escritora señaló anteriormente que el hecho de ser madre de tiempo completo, ya que él entrena hasta 12 horas al día, ha perjudicado su matrimonio.

Por su parte, Brady también ha hablado de los conflictos con su pareja. En una entrevista en 2017 con SiriusXM, tras su quinta victoria en el Super Bowl con su antiguo equipo, los New England Patriots, el jugador aseveró: "Si fuera por mi esposa, me retiraría hoy”, admitió en ese momento. “Anoche me lo dijo tres veces. Y yo le dije: ‘Qué pena, mi amor, pero me estoy divirtiendo mucho"'.