¿Todavía no encuentras un deporte que te guste? Ponte a bailar

Foto: LuckyBusiness/istock

Probaste el entrenamiento HITT del que todos hablan, te aventuraste al hot yoga y hasta te inscribiste en un grupo de running… ¿pero nada te da resultado ni duras más de un mes? A lo mejor el problema sea que no aún no encontraste esa actividad física que te encante.

Antes de que te des por vencido, anímate a bailar. Sí, como lees: la danza es un buen ejercicio para mantenerse en forma para personas de todas las edades, formas y tamaños. Además, bailar mejoraría el tono muscular, la fuerza, la resistencia y el estado físico.

¿No logramos convencerte? Apunta estas 5 ventajas de bailar:

  1. La danza estimula la mente y requiere de poner atención en la coordinación y en el aprendizaje de patrones de movimiento. La mayoría de las personas leen, escuchan música o miran televisión para aliviar el aburrimiento mientras ejercitan en la escaladora o en la bicicleta fija. Sin embargo, la danza requiere de estar mentalmente comprometido con el movimiento físico, es decir, una conexión constante entre el cuerpo y la mente.

  2. Las respuestas emocionales son comunes en el baile y rara vez ocurren en el gimnasio. La música, los patrones de movimiento y el compromiso mental involucrado en la danza suelen evocar emociones. Mientras bailas puedes reír, y hasta llorar de emoción... La danza es un actividad que conecta con lo más profundo de tu ser.

  3. Bailar aumenta el ritmo cardíaco, por lo tanto es un excelente ejercicio aeróbico que beneficia la salud del corazón en general. De acuerdo con la Universidad de Berkeley en California, en personas con insuficiencia cardíaca crónica estable, el vals mejoraría la función del corazón y los vasos sanguíneos y la calidad de vida en general, tanto como un programa de ejercicio aeróbico moderado.

    También te puede interesar: Leer, ir a conciertos o bailar: así mejoran tu salud estas actividades

  4. La danza también ayuda a quemar calorías. De acuerdo con la universidad que mencionamos, una persona de 150 libras (68 kilos) quema aproximadamente 240 calorías por hora cuando baila. Pero los números varían mucho, desde menos de 200 calorías por hora para bailes lentos como el tango, hasta aproximadamente 350 calorías para danzas más veloces como el swing, y más de 500 calorías para el baile aeróbico.

  5. Los movimientos al bailar son multidireccionales, en comparación con el movimiento directo implicado al correr en la cinta, ejercitar en máquinas elípticas y ese tipo de aparatos fijos. Por lo tanto, la movilidad articular puede beneficiarse de los movimientos variados que haces al bailar.

También te puede interesar: Bailar o entrenar, ¿qué es más saludable?

Lo que debes tener en cuenta si quieres empezar a bailar:

  • Consulta previamente con tu médico, quien seguramente te realice un chequeo para ver si estás en condiciones físicas de bailar.

  • Vístete con capas de ropa que puedas quitarte a medida que tu cuerpo entre en calor.

  • Realiza ejercicios de calentamiento antes de empezar a bailar y de estiramiento una vez que hayas culminado el ejercicio.

  • Bebe mucha agua antes, durante y después de bailar.

  • No te esfuerces de más, especialmente si eres principiante.

  • Consulta con un instructor de baile para que te explique cómo llevar a cabo correctamente cada ejercicio.

Si tienes dudas, consulta con un profesional de la salud.