Titirimundi regresa a las plazas de Segovia y sin mascarillas

·4 min de lectura

Segovia, 12 may (EFE).- Segovia acoge este jueves la trigésimo sexta edición del Festival Internacional de Títeres de Segovia (Titirimundi) en la que por fin recuperará sus tradicionales actuaciones en las calles y el público podrá ir sin mascarilla después de dos años de pandemia.

"El tema de las mascarillas es importantísimo para los artistas, poder tener el feedback del público en tiempo real es fundamental para saber si están reaccionando o no", ha comentado en declaraciones a Efe la directora del festival, Marián Palma, para quien recuperar las fechas de mayo y los pases en las plazas hace que Titirimundi recobre "su identidad".

Los dos últimos años, con motivo de la crisis sanitaria, el festival se llevó a cabo en septiembre y no en mayo como siempre había sido, y las actuaciones se programaron exclusivamente en teatros y patios de recintos culturales de la capital, con el fin de controlar el aforo.

Por eso esta edición será la de la vuelta a la normalidad y a la "ilusión" que 33 compañías procedentes de diez países se encargarán de repartir a través de 177 actuaciones hasta el lunes, 16 de mayo.

La emoción por recuperar el aura mágica y la tradición de Titirimundi por completo se respira desde hace días ya en Segovia y así lo han percibido ya algunas compañías, como la encargada de instalar el tradicional carrusel Carrusel d’Andrea, cuyo montaje a los pies del Acueducto es siempre el primer indicativo del comienzo del festival para la ciudad.

"El día que estuvimos metiendo los camiones, a ellos se le saltaba las lágrimas y me decían: 'Es que la gente, pasando por la Avenida del Acueducto, nos están dando la bienvenida, se nota que la gente nos da calor y que tienen muchas ganas de que estemos aquí'", ha reproducido Marián Palma, quien sustituye cono directora del festival a su fundador, Julio Michel, desde que este falleció en 2017.

Desde la organización también aseguran que la emoción del público se ha traducido en una muy buen acogida de las 8.213 entradas que se pusieron a la venta de manera anticipada, sobre todo la de los patios, donde ya está todo vendido, aunque siempre se deja un parte para vender en taquilla una hora antes de cada actuación.

En la tarde de ayer miércoles ya se realizaron buena parte de los montajes porque hay funciones previstas desde primera hora de hoy jueves, aunque la inauguración oficial no será hasta las 20:30 horas en el Teatro Juan Bravo, en la Plaza Mayor de la capital de provincia, con el pase de "Macbeth muet", de la compañía canadiense La fille du Laitier.

"Dentro de la tragedia que es Macbeth, le dan una vuelta con objetos y trabajo actoral que es una propuesta de humor negro e irónico tremenda", ha anticipado Palma sobre este estreno en España en el que ha asegurado que se verá "sangre a punta pala, pero de una forma muy cómica" gracias a "una puesta en escena graciosísima".

La directora ha destacado también entre la programación el espectáculo "Jojo" de la compañía española Ytúquépintas, que a través de dibujos hechos con arena sobre una mesa de luz artesanal y música en directo aborda, mediante poética visual sin texto, la historia de Jojo, que toma su nombre del primer orangután que fue rescatado de su cautiverio por el proyecto internacional Animal Rescue.

Otra puesta en escena que dejará al público "descolocado" según Palma es la de la compañía Hermanas Picohueso, cuyo estilo ha sido definido en algún ocasión como "un Monty Python a la mallorquina" y que parte de la base de un programa presentado por la oveja Dolly y la perra Laika con entrevistas a animales víctimas de la inconsciencia y la desconfianza de los humanos.

Teatro Jaleo y su espectáculo cabaretero "Edén" sobre los siete pecados capitales, "golfo como no se ha visto otro" según la directora del festival, o "En los bosques todo está permitido", que sirve de encuentro entre los dos universos artísticos de Philippe Millet (MarionéTiK ThéâTre) y César Lafont (Du Bruit dans la Tête) son otros dos puntos fuertes del programa de este año.

La directora del festival ha apuntado que también habrá espacio para obras que ahonden en temas que, aunque universales, posiblemente sean leídos por el público de una forma un tanto especial debido al momento actual que se vive en Europa, empañado por la terrible guerra desencadenada por la invasión rusa de Ucrania.

Es el caso de "Donde siempre, siempre" de Lupe Estévez, que utiliza los cuentos tradicionales para hablar de temas como la migración o "Plastic Heroes", del iraelí Ariel Doron, que contrapone la inocencia del juego de los niños con la realidad sangrienta de la guerra adulta. Laura López

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente