Claire Danes pudo volver a los brazos de Leonardo DiCaprio tras 'Romeo y Julieta' si hubiera aceptado 'Titanic'

Corría el año 1996 cuando Claire Danes y Leonardo DiCaprio se convertían en dos de las figuras más relevantes de la taquilla gracias a Romeo y Julieta. La química entre ambos era natural -a pesar de no soportarse en el rodaje- y sus nombres llevaban sonando fuerte en la industria desde hacía un tiempo gracias a unos inicios prometedores que incluían clásicos como Mujercitas (1994) y A quien ama Gilbert Grape (1993). Es por eso que no nos sorprende conocer que James Cameron pensó en unirlos de nuevo como la pareja protagonista de Titanic.

(Twentieth Century Fox)

Así es. Antes que Kate Winslet se transformara en la Rose eterna del cine, Claire Danes tuvo la oportunidad de hacerse con el personaje. Y pesar de que era bien sabido que James Cameron cocía el gran blockbuster del siglo, decidió rechazarlo. Y ahora, 24 años después conocemos el motivo.

Es cierto que Claire y Leo se llevaban fatal en el rodaje de Romeo y Julieta, tanto que evitaban cruzarse en el set hasta que les tocaba rodar juntos (según la rumorología de Hollywood). Y la verdad es que nadie lo hubiera dicho viendo sus escenas románticas. Ella criticaba la inmadurez de su compañero, y él creía que ella era demasiado tensa. Leo tenía 21 años y ella 16. Sin embargo, aquella tensión pasó al olvido con el tiempo.

Durante una entrevista en el podcast de Dax Shepard, la actriz de Homeland (que pronto estrenará última temporada), reveló que había mucho interés en que ella acompañara a Leo en el transatlántico, pero que decidió rechazar la oferta porque no se sentía preparada para los niveles de fama que podría traer a su vida.

Había un fuerte interés pero, honestamente, acababa de hacer un romance épico con Leo en la ciudad de México, que es donde iban a rodar Titanic, y no sentí que era para mí” contó en la entrevista.

Recordó que como ambos compartían el mismo manager, estaban en la oficina al mismo tiempo intentando decidir si hacerla juntos o no. “Yo estaba en el balcón, que ahora es curioso” dijo haciendo referencia a la clásica escena de Romeo y Julieta. “Y Leo tenía un coche de alquiler rojo convertible… y estaba haciendo círculos en el parking. Y supe que estaba luchando con la decisión de si hacer la película o no. Me miró y me dijo ‘La haré. La haré’”.

Pero ella no sentía lo mismo. “Podía ver que él no estaba seguro, pero decía ‘A la m*erda. Tengo que hacerla’”. Y ella le respondió que comprendía que él quisiera hacerla pero que ella “no estaba preparada.

Creo que realmente no estaba preparada” sentenció.

Titanic terminó convirtiéndose en un éxito de masas, arrasando con 11 premios Óscar y coronándose como la película más taquillera de la historia hasta el estreno de Avatar doce años más tarde (que en 2019 le arrebató Vengadores: Endgame).

¿Le hubiera sentado bien el papel? Nunca lo sabremos. Lo cierto es que Kate Winslet supo convencernos con la madurez de una actriz en ciernes que, por entonces, tenía 21 años y supo interactuar con DiCaprio con naturalidad creando una química que todavía se palpita cada vez que se cruzan en ceremonias de premios formando una de las amistades más sólidas de Hollywood.

Más historias que te pueden interesar: