Tita y el barón Thyssen: Una historia de pizza y desamores

Carmen Cervera, conocida como Tita por el gran público, conquistó al barón Heinrich Thyssen (Heini, cariñosamente) cuando todavía estaba casado y gracias a un trozo de pizza que no tuvo reparos en dividir, pero su historia, va mucho más allá…

Tita y el barón Thyssen: Una historia de pizza y desamores Gtres

¿Cómo se conocieron Tita y Heini?

Tita y Heini se conocieron cuatro años antes de su boda, es decir en 1981. Fue en un paraje maravilloso de Cerdeña, rodeados de lujo, buena comida y amigos también millonarios.

El destino quiso que Tita coincidiera con Heini dado que ella estaba en la magnífica isla como invitada. Un matrimonio amigo suyo, los Davidoff, la habían llamado para que pasara unos días junto a ellos en Cerdeña.

Allí también estaba el barón Thyssen y fue Fred Horowitz, amigo común de ambos y presunto amante de la propia Tita, quien hizo las presentaciones oficiales entre ambos. Según recoge Vanity Fair, para el barón, aquel instante cambiaría su vida para siempre.

La pizza que unió a los Thyssen

Heini se quedó prendado de la belleza de Tita Cervera y, de hecho, conocerla fue un auténtico flechazo, fue “un amor que daba sentido a la última etapa de su vida”. Heini no dudo en conquistar a Tita aún estando todavía casado con Deninse Shorto que, para más detalles, también estaba en Cerdeña junto a ellos dos.

Thyssen no iba a dejar que Tita se le escapara así que la invitó a ir a su barco al día siguiente para poder nadar en el mar y comer junto a ella (y junto a su esposa, que tiene tela la cosa).

Allí sucedió lo siguiente según el citado medio en palabras de Tita: “Tenía mucha hambre por haber nadado tanto. Denise entraba y salía, entraba y salía y nunca se sentaba a comer su pizza. Así que corté la mitad y se la di a Heini. Cuando vio que la mitad de su pizza había desaparecido, se enfureció terriblemente”.

A partir de ese momento, el barón supo que no iba a separarse de Tita nunca más y así ha sido.

La boda de Tita y Heini

Tita y el barón Thyssen se casaron el 16 de agosto de 1985, cuatro años después de haberse conocido. Él sumaba nada menos que cuatro fracasos matrimoniales a su espalda mientras que ella ya llevaba dos.

El pasado del barón Thyssen: desamores y fracasos

Heini se caso con 24 años con la princesa Theresa de Lippe pero solo estuvieron juntos cuatro años desde 1946. Durante esa relación siempre pensó que su mujer le engañaba con su cuñado, el conde Ivy Batthány, marido de su hermana. De hecho reconoció a su hijo Georg sin estar seguro de que fuese hijo suyo y, después, se divorció.

Luego llevó Nina Dyerera, modelo británica famosa por su currículum amoroso que, en los 50, tuvo un romance nada menos que con Nicolás Franco, sí, el hermano del dictador español.

Nina pretendía tener una relación a tres con su amante Cristian Marquand, de hecho ella pudo seguir viéndole aunque Heini se había opuesto a la descabellada idea. Con Nina el conoció su parte más visceral y decadente pero su relación acabó en el 56. La vida de Nina cayó en picado y se suicidó 9 años después con una sobredosis de medicación.

El mismo año que acabó con Nina, Heini se casó con Fiona Campbell-Walte, otra modelo británica de alta costura. Ya era la tercera boda del barón. El problema es que Fiona se sentía mujer florero y se aburría muchísimo así que empezó a tener amantes y Thyssen también. De su unión nacieron Francesca y Lorne.

Por último, antes de Tita, estaba Denise Shorto. Brasileña y explosiva se casó con el barón en el 67 pero pronto entraron en crisis porqué ella gastaba mucho dinero. De su matrimonio nació Alexander, pero eso no cortó el flujo de amantes de Denise.

 

Te puede interesar: El sorprendente parecido entre Borja Thyssen y Sabina Cervera

Carmen Cervera y sus amoríos

Tras ganar Miss España cogió un avión hacia Suiza y allí estaba el mítico Tarzán, el actor Lex Barker. Tras pedirle un autógrafo éste se quedó prendado de ella y se casaron en el 65 en Ginebra. Él le doblaba la edad pero ese matrimonio hizo que Tita, con sólo 22 años, viviera de primera mano el Hollywood dorado de Sinatra y otras estrellas. En el 73 se separaron y, poco después, Barker moría de un infarto.

Después se caso con Espartaco que era un mujeriego amante de la noche, fue en Nueva York, en el 75. Se conocieron el día de la boda de Santoni con Tere Velázquez y allí mismo él empezó a tirarle los tejos. Años después y con problemas legales graves de por medio, se descubrió que él jamás se separó de Tere por lo que su boda con Tita no tenía valor alguno.

Cuatro años después Tita se queda embarazada de Manolo Segura y de ahí nace Borja en 1980. Un año después Tita conoce al barón Thyssen y éste le reconoce como hijo y deposita en él su gran herencia, todo porque Manolo abandonó a Carmen durante su embarazo.

Una historia de muchos fracasos y dolor sentimental que, unida por mucho dinero y un trozo de pizza acabó en una familia feliz. ¿Conocías todos los desamores de Heini y Tita?