Tiras para levantar los párpados: cómo usarlas sin arriesgar la salud de tus ojos

·6 min de lectura
El truco asiático para agrandar los ojos sin cirugía consiste en colocar unas tiras adhesivas en el párpado móvil (Foto: Getty)
El truco asiático para agrandar los ojos sin cirugía consiste en colocar unas tiras adhesivas en el párpado móvil.(Foto: Getty)

A medida que envejecemos los músculos de los ojos pierden firmeza dando lugar a una mirada más triste y cansada debido a la caída natural de los párpados. Se trata de un deterioro completamente normal que hay que diferenciar del descolgamiento excesivo del párpado superior, que se conoce como 'ptosis', y que -en algunas ocasiones- es tan pronunciado que puede dificultar la visión.

Para quienes simplemente quieren corregir esta consecuencia del paso del tiempo pero no quieren meterse en quirófano y someterse a una blefaroplastia (la cirugía que elimina el exceso de piel), existen múltiples opciones: desde usar cosméticos reafirmantes y específicos para esa zona, a la gimnasia facial o los masaje para intentar retrasar los inevitables efectos del paso del tiempo.

Sin embargo, desde hace tiempo vienen pegando fuerte las tiras adhesivas para párpados caídos. Un remedio casero que se ha puesto de moda y que hemos copiado de las mujeres orientales que, por genética, tienen un gran repliegue en el párpado superior.

Se trata de un truco sencillo y rápido con el que se consigue que la mirada esté más despejada y abierta. El ojo parece más joven, redondo y grande en cuestión de segundos. Estas curiosas 'pegatinas' se pueden encontrar en AliExpress, Amazon, en tiendas especializadas como Douglas o plataformas de belleza como Estarguapas.

Muchas usuarias dicen que es económico y que funciona. Otras no lo ven tan claro, pero la 'pelea' está ahí. No hay más que ver los vídeos que proliferan por las redes explicando cómo se usan. Su popularidad ha subido como la espuma y en TikTok se vende como una solución milagrosa para salir al paso si tienes eventos especiales. Aquí una pequeña muestra...

Sin embargo, a veces cuesta apreciar la diferencia, y no es una solución infalible (enseguida te cuento los 'peros') ni está exenta de ciertos riesgos.

A priori sí parece una buena solución para que la mirada se vea más abierta y rejuvenecer el rostro en un instante porque es cero invasiva. Solo hay que colocar la tira en el pliegue que une al párpado móvil con el fijo y listo, ¿verdad?

La realidad es otra. Para que realmente funcione tienes que tener en cuenta algunos factores como tu edad, la calidad del producto (hay muchos tipos diferentes, de mejor y peor calidad, más o menos grandes), el aspecto de tu ojo y el tipo de piel. Serán más difíciles de manejar y fijar en las pieles grasas.

Otro punto fundamental es acertar en la elección del producto, dependiendo de la extensión o pliegue de tu párpado, puedes elegir entre las tiras pequeñas, medianas o grandes. Cuanto más grande sea la tira, mayor será la diferencia cuando la pegues en el párpado, pero más difícil de ocultar.

Un inciso: Aunque se vende para todo tipo de ojos, originariamente este producto está diseñado para los ojos orientales, que presenta un párpado superior sin pliegue, un rasgo diferenciador que se conoce como “un solo párpado”. Con las tiras se busca crear la sensación de doble párpado ya que ellos solo tienen uno

¿Cuál es la ventaja? Que este rasgo diferenciar de los asiáticos sí que permite que las tiras queden realmente ocultas. Al resto se les verá, lleves o no maquillados los ojos. Son transparentes pero no invisibles, ¡fíjate!

Además, entraña cierta dificultad colocar las cintas adhesivas en el sitio exacto y de la manera adecuada. Fíjate en el lío que se hace esta chica con el rollo de cinta adhesiva en su video de demostración, y en cómo a esta otra se le queda la esquina de la tira levantada. Y es que a veces no se puede despegar del envoltorio, una vez colocada en el pliegue, no encaja del todo, las esquinas tienden a levantarse y hay que usar pegamento de pestañas para fijarlo bien... y encima hay que estar pendientes a lo largo del día para recolocarlas. ¡Un show!

¿Y qué me dices de la sensación que produce? Es s un tanto incómoda, ¿no crees? Al gesticular mucho, la piel puede tirar y dejar la cinta a la vista. Vamos que el resultado final no está muy logrado y la verdad que -al menos en este caso- muy natural no queda. Notarse se notan, incluso si intentas disimularlas con maquillaje.

Otra cosa importante, aunque en muchos de los videos las chicas aparezcan maquilladas, es un tanto engañoso porque en las instrucciones dice claramente que "antes de aplicar las tiras debes tener la piel limpia y seca". Para ello, puedes pasar un algodón empapado con agua micelar y después secarlo con una toalla mediante suaves toques. Luego hay que despegar una de las tiras, ¡tampoco es tarea fácil! Puedes usar las uñas (esto es poco higiénico) o con hacerlo con la ayuda de una pinza, para no restarle poder adhesivo, y colócala en la parte más alta del párpado inferior.

En este paso - la técnica de aplicación con pinzas- encuentro un gran 'pero'. En efecto, algunos kits viene preparados para colocar las tiras con unas pinzas o tenedor de plástico con unos extremos puntiagudos que se presionan sobre la cuenta del ojo. Cuidado con esto, no hace falta que te recuerde que la piel de los párpados es muy delicada y la podrías dañar si te excedes en el uso, llegando a causar roces, heridas o micro-lesiones en los ojos. Te aconsejo que eches un ojo a este testimonio -Por qué dejé de usar la cinta para los párpados caídos-, quizás saques algo en claro.

Mientas tanto, para evitar riesgos, mejor aplica las pegatinas o la cinta con las manos. Para encontrar el sitio exacto, cierra el párpado y palpa o aprieta ligeramente la parte superior e inferior -con las yemas de los dedos- para identificar el pliegue. Esta es una técnica muy buena sobre todo si tu párpado está arrugado y no estás segura de cuál es el sitio indicado. Una vez que hayas identificado el pliegue, coloca la tira sobre él dejando que la curva de la cavidad ocular te guíe durante la aplicación.

Si a pesar de todo has conseguido fijar bien las tiras, con suerte pueden permanecer inalterables durante horas, pero es mejor no excederse. La verdad que es complicado no tocarse o frotarse los ojos si las llevas puestas todo el día, porque la sensación de que tienes algo extraño en el ojo está ahí, y de hacerlo, puedes irritar la zona.

Por último decirte que, cuando la gente encuentra algo que disimula pequeños 'defectos' y le hace sentirse más guapa y atractiva, se vuelve un poco 'adicta' y acaba cometiendo imprudencias. En algunos foros he leído comentarios de chicas que se dejan las tiras 24/7 e incluso por la noche. Por favor... ¡qué necesidad!

En fin, ya te haces una idea de la problemática que presentan las tiras adhesivas para párpados caídos. Ahora decide tú si quieres usarlo como solución puntual. Eso sí, en caso de probarlas, ten en cuenta que funcionan mejor en invierno (o en días fresquitos) y se colocan con la cara lavada, en verano con la transpiración se despegan y quedan fatal. He dicho.

Más historias que te pueden interesar:

VÍDEO: El nuevo truco viral para eliminar al completo el surco de la ojera consiste en utilizar corrector blanco

Parches antiojeras: el truco de los profesionales para que realmente funcionen

Párpados caídos, la pista para reconocer una enfermedad neuromuscular