Tirar 10 cosas al mes, el secreto de los hogares felices

Mónica De Haro

Es una buena solución al alcance de todos; la llave de la felicidad según una bloguera experta en Ciencias Domésticas

(Foto: Getty)
Tu casa es tu refugio, un sitio al que volver y descansar. Así que préstale atención y deshazte de todo aquello que no te haga feliz. (Foto: Getty)

Si crees que para ser feliz necesitas un casoplón en las fueras, un ático en el centro de la ciudad o una casa en primera línea de playa, nada más lejos de la realidad. Sólo tienes que ordenar tu casa.

Así conseguirás que tu vida fluya, estarás más tranquilo y tendrás mejores ideas, ya que los espacios limpios y ordenados favorecen la concentración. Es lo que asegura la bloguera valencia Pía Nieto, consultora especializada en la organización y optimización de los espacios que acaba de presentar su “Manual del orden en casa”.

Una opinión profesional respaldada por el Estudio en torno a las actitudes de la población española ante la decoración del hogar realizado por IKERFEL, que concluyó que tener una casa ordenada, en opinión del 88 por ciento de los consultados, permite estar de mejor humor, e incluso tener una vida estable.

(Foto: Arcopress)
Cuando estamos viviendo o trabajando en un entorno limpio y ordenado rendimos más, estamos más contentos y somos más positivos. (Foto: Arcopress)

La mayoría de nosotros tratamos de mantener un cierto orden en nuestras casa porque no nos queda más remedio, por razones de espacio, de comodidad y hasta de supervivencia diría yo; pero hay algo que se nos escapa; “es una cuestión de paz propia y ajena”, apunta la organizadora profesional.

Es un hecho incontestable que “el ambiente de casa nos influye a todos los niveles: en el estado de ánimo y en el modo de relacionarnos con los demás”, asegura Pía.

Y es que por si no lo sabías, la manera en que nos relacionamos con nuestro entorno nos define. Ya sea en nuestro trabajo, con la familia, con los amigos… o con nuestra propia casa. Porque la desorganización provoca estrés, genera cansancio, y quita tiempo.

Otro estudio de la Universidad de Princeton demostró que el desorden impide que nos concentremos en una sola tarea porque afecta a nuestro cortex visual. Y un articulo publicado en Personality and Social Psychology Bulletin revela que las personas que viven en casas desordenadas tienen más probabilidades de sufrir depresión o fatiga.

Por tanto, debemos aspirar a tener la casa en perfecto estado de revista con el fin de ordenar no solo el interior de nuestras casas sino también nuestra mente. Y el primer paso es…

Ponerse en modo profesional

“Todas las clasas tienen arreglo porque todas tienen un potencial. Sólo hace falta estar motivados y ponerse a ello”, comenta Pía en una entrevista publicada en Diario 16.

Si estás decidido, párate y piensa treinta minutos cada semana para plantear tu vida doméstica y organizarla. Móntate tu despacho cómodo, sencillo, coge agenda, un archivador, un bloc grande para los menús, bolígrafos de colores y tu timer o temporizador si vas a hacer mediciones de tiempo. Empezar la semana organizado no se paga con nada”. ¿Lo has pillado? Pues aquí tienes el siguente paso.

Aprender a tirar

Tal cual. Desprenderse de las cosas inútiles hará que tu casa mejore tu vida. Es una de las cosas que más cuesta y la clave para mantener niquelada tu casa. Y es que no es fácil saber con qué quedarte o con qué no. La ‘big decision’, según Pía, “va encaminada a reducir el 30/40 por ciento de nuestras pertenencias. No eliminar todo a la vez sino tratar de eliminar 10 cosas cada mes”.

Por otro lado, para poner remedio al caos doméstico es recomendable:

  • Tener objetivos claros y desglosar ese objetivo en tareas más sencillas.

  • Planificar las tareas: piensa en cómo lo vas a hacer, qué materiales necesitarás y cuánto tiempo te va a llevar.

  • Cuando lo tengas claro, empieza y ve avanzando despacio pero con decisión.

  • Es importante controlar el tiempo que dedicas a cada tarea.

  • Una vez terminado, supervisa cada una de las tareas realizadas hasta lograr el nivel de bienestar que desees.

  • Y establece unas rutinas que te hagan más eficiente.

“El trabajo fluye mejor cuando trazamos un plan que vamos cumpliendo, y nos cansamos menos”, asegura Pía. Y es que la organización del hogar favorece un estado de ánimo positivo. Lo conseguirás con estos buenos consejos para que tu casa funcione de una vez por todas.

(Foto: Hero Images/Getty)
No guardes cosas que no uses, selecciona los objetos inservibles y recicla. (Foto: Hero Images/Getty)

Disfrutar el momento

Cuando estés haciendo algo en casa, ¡se consciente! Seguro que has experimientado alguna vez el gusto que da tenerlo todo limpio y ordenado. Ya lo decía el Feng Shui hace miles de años, se genera una sensación de alivio positiva en las personas que viven en casa.

Pía aconseja parar unos segundos antes de empreder una nueva tarea y fijar en la retina las cosas que queremos cambiar. Centrarse en la tarea que estemos realizando en ese momento, ser muy cuidadoso; y una vez logrado, dedicar cinco minutos al día a reorganizarlo. El orden se mantiene solo, pero necesita un pequeño empujón de vez en cuanto.

Además, “tener nuestra casa organizada no sólo nos hace tener una mentalidad positiva las 24 horas del día y estar más equilibrados, sino que nos convierte en ciudadanos más ecológicos”. Nuestros hemisferios cerebrales funcionan mejor y, además, ordenar, resulta paritario porque conlleva un reparto equitativo en las tareas cotidianas.

EJEMPLO PRÁCTICO:

Cambio de armario ¡en 3 horas!

Es el tiempo que Pía calcula que necesitamos para hacer un buen cambio de armario, tal y como ha contado en el programa ‘Fin de semana’ de Cope:“Lo primero que hago es vaciar todo el armario. Lo vacío de la época que estoy dejando y lo dejo todo encima de la cama bien doblado. Limpio el armario y el altillo y en ese armario que ha quedado vacío voy colocando la ropa de la temporada en curso. La otra ropa antigua o en maleta o en cajas (…). Te lo puedes tomar en plan relajado, con tu musiquita. He calculado un buen cambio de armario en 3 horas”.

¿Cada cuánto tiempo haces limpieza? ¿Sueles donar y reciclar las cosas que ya no usas?

También te puede interesar:

Cómo tener un hogar saludable sin pasarte la vida limpiando

Los riesgos que corres por ser de la ‘Indoor Generation’

Lo que tienes que hacer (en tu casa) para sentirte bien en el día a día y en todos los aspectos

Secar la ropa dentro de casa, un riesgo para los alérgicos