El tirador de Highland Park se disfrazó de mujer para escapar tras una matanza "aleatoria"

·2 min de lectura
Tiradores policiales vigilan el entorno de Highland Park tras la matanza (Photo: Mark Borenstein via Getty Images)
Tiradores policiales vigilan el entorno de Highland Park tras la matanza (Photo: Mark Borenstein via Getty Images)

Tiradores policiales vigilan el entorno de Highland Park tras la matanza (Photo: Mark Borenstein via Getty Images)

24 horas después del tiroteo que dejó al menos siete muertos y decenas de heridos en un desfile por el Día de la Independencia en Highland Park (Illinois, EEUU), se van conociendo detalles de la matanza.

La investigación policial gira en torno a Robert Crimo, un joven de 21 años que fue detenido horas después del ataque como principal sospechoso.

Según ha confirmado el portavoz de la Policía del Condado de Lake, Christopher Covelli, Crimo trató de enmascarar su identidad antes y después de abrir fuego, ya que uso “ropa de mujer” y una peluca larga con la que ocultar sus rasgos y especialmente sus tatuajes.

Por ello, de acuerdo con el relato del agente, consiguió mezclarse con las personas que huían de la escena instantes después de la ráfaga de disparos, que fueron cerca de 70.

Crimo, que dejó caer su rifle de precisión en ese momento, salió a toda prisa hacia la casa de su madre, que vivía cerca del lugar del crimen. Una vez en el domicilio familiar, cogió el coche de su madre, donde las fuerzas de seguridad encontraron un segundo rifle.

La detención se produjo instantes después, mientras este trataba de escapar disimuladamente al volante. El portavoz de la policía local ha revelado que fue un oficial quien vio un vehículo sospechoso, esperó a que llegaran refuerzos y entonces dio el alto al automóvil conducido por Crimo, que fue arrestado sin dificultades.

Un ataque premeditado pero también aleatorio

Christopher Covelli ha confirmado ante la prensa que el sospechoso planeó el ataque durante semanas y que han podido tomar numerosas pruebas contra él entre grabaciones en su teléfono y publicaciones en las redes sociales, donde dejaba caer su voluntad de cometer un ataque armado.

Sin embargo, cuando abrió fuego, lo hizo de manera “aleatoria”, de acuerdo con un primer informe de las autoridades. Esto es, sin seleccionar a sus víctimas, lo que aumentó el radio de daños causados a la población de Highland Park, una villa residencial al norte de Chicago.

El ataque por el que se investiga al joven de 21 años se produjo a las 10:14 hora local, apenas iniciado el desfile que conmemora cada 4 de julio la Independencia de EEUU, una fecha clave en la sociedad.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente