Tinte, mechas, reflejos, aclarados... Todas las opciones para tapar las primeras canas

Por Garbiñe Continente
Photo credit: Getty Images

From Harper's BAZAAR

La preocupación por el cabello y porque este luzca brillante, luminoso y lo más natural posible aumenta cada vez más. Por eso, problemas como la caída, el exceso de grasa, la descamación o la aparición de las primeras canas son algunas de las preocupaciones más frecuentes en este sentido. Si bien es cierto que el pelo blanco y canoso se relaciona con la vejez o la edad adulta avanzada, la aparición de las primeras canas no siempre es un signo de envejecimiento. Porque, aunque lo habitual es que vayan aumentado con el tiempo, en muchas ocasiones aparecen antes de los 20 años e, incluso, en la adolescencia. Hace varias décadas, las canas se ocultaban, desde el primer momento, con un tinte que cubriese todo el cabello y aportase un color homogéneo. Sin embargo, con el paso del tiempo, mantener el color natural del cabello se ha convertido en una prioridad, por no hablar del mayor conocimiento de los efectos de productos y elementos químicos en nuestro pelo, así como la inconformidad de atarnos a un tinte de por vida.

Por eso, la industria peluquera ha ido innovando en los procedimientos y técnicas para tapar canas, creando looks a partir de mechas, reflejos y aclarados que cubren las canas cuando aparecen en zonas muy concretas, sin necesidad de cubrir el cabello completo con un tinte. Aun así, Quique Sánchez, del salón de belleza Espacio Q, asegura que "hoy en dia no es necesario retrasar al máximo el uso del tinte o de la coloración para el cabello ya que actualmente podemos encontrar productos que están hechos para no dañar el cabello y poder colorearlo". Es decir, no solo ha evolucionado la innovación para encontrar nuevas técnicas de cobertura sino que los propios tintes incorporan ya fórmulas más naturales y cuidadosas con nuestro cabello. "En Espacio Q por ejemplo, usamos productos de coloración de la firma Aveda cuya línea de coloración ya contiene aceites y extractos de plantas y arboles reduciendo al máximo el contenido de agentes químicos que puedan dañar el cabello, por lo que nos podemos teñir una vez al mes sin problema y sin estar preocupados por el estado de nuestro cabello", nos recomienda el experto.

Un tratamiento u otro dependiendo de la cantidad o la zona en la que aparecen

Está claro que el color base de cada cabello, la cantidad e intensidad con la que aparecen las canas y la zona donde se localizan son factores muy importantes a la hora de decantarnos por una técnica u otra. "Lo más importante es la zona en la que aparecen, porque hay algunas como la parte frontal o los laterales del cabello que son más visibles", explica Quique, que añade que si la aparición de canas en estas zonas es muy abundante, "recomendamos llevar a cabo un trabajo de reflejos o Babylights que nos van a ayudar a disimular las canas en esas zonas sin tener que acudir a un tinte que cubra completamente nuestro cabello".

Como ya decíamos, el volumen de canas es otro de los factores relevantes a la hora de elegir un tratamiento para taparlas. "Siempre que la cantidad de cana no sea muy alta recomendamos realizar mechas o reflejos que nos van a permitir disimular esas canas que tanto nos molestan evitando cubrir totalmente el cabello con un color global", aclara el experto, que añade que cuando la cantidad de canas es muy elevada, el tinte es el único tratamiento que va a cubrir las canas por completo, aportando un color homogéneo al cabello. De hecho, asegura que el efecto 'multicolor' que aporta la mecha podría provocar un efecto de envejecimiento en el rostro.

Maquillaje capilar, ese gran descubrimiento

Posiblemente no habías oído hablar de esta técnica hasta ahora, pero el maquillaje capilar existe y podría ser el mejor remedio para tapar las canas en zonas muy localizadas o como salvavidas en casos de emergencia. Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez, nos explica que este tratamiento "se aplica desde el aplicador del producto, que suele ser en forma de máscara de pestañas o spray. Se aplica en las zonas donde se necesita, raya, sienes…", y asegura que es un buen recurso para momentos o eventos puntuales en los que no hemos tenido tiempo de ir a la peluquería, así como para casos en los que aparecen primeras canas y no queremos recurrir todavía al tinte, pero queremos taparlas para una ocasión especial o peinado concreto. Pero, ¿resiste al sudor y al roce? "Normalmente, como está aplicado sobre el mismo cabello y no en la raíz no tendría porque irse pero sí que se elimina con el peinado y, por supuesto, con el lavado", nos explica Eduardo Sánchez, asegurando que no deberíamos preocuparnos si lo utilizamos en un momento concreto.

Photo credit: Amazon

¡Lo quiero!

El experto recomienda el uso puntual del maquillaje en cabellos oscuros o castaños, donde las canas sean más visibles, y, eso sí, no como remedio a largo plazo ya que el tratamiento desaparece con el lavado o cepillado del pelo. "No es una alternativa al tinte u otros tratamientos de coloración, porque no se obtiene un resultado ni duradero ni regular ya que puedes aplicarlo de manera diferente en cada zona y se nota el cabello más teñido en unas partes que en otras (color como a parches). En casos de primeras canas, serían más recomendables los baños de color o barros", añade Eduardo Sánchez.