Tilda Swinton y el poder del labial rojo para deslumbrar sobre la alfombra roja de Cannes

·2 min de lectura
Photo credit: John Phillips - Getty Images
Photo credit: John Phillips - Getty Images

Coincidiendo con el fin de las mascarillas en interiores, esta temporada primavera/verano 2022 el labial ha recuperado el protagonismo en el maquillaje que la Covid-19, de forma indirecta, le había "robado". Tras dos largos años cubriendo la zona inferior del rostro, la boca y todo lo que ese conlleva en términos beauty ha vuelto a convertirse en el centro de atención. Un hecho que no ha tardado en verse reflejado sobre la alfombra roja.

En este tiempo hemos sido testigos del éxito de tonalidades como el coral o el bermellón, sin embargo, el eterno labial rojo sigue siendo la opción predilecta de celebrities e influencers para brillar. Nicole Kidman lo dejo claro en los Oscars y ahora, Tilda Swinton ha hecho lo propio en la Costa Azul francesa, durante el Festival de Cannes.

Photo credit: Samir Hussein - Getty Images
Photo credit: Samir Hussein - Getty Images


La intérprete británica se ha convertido en uno de los nombres propios del certamen cinematográfico con una apuesta clara por el "menos es más". Una de las bases de su estilo más personal. Tilda ha revoluciona la alfombra roja a golpe de looks poco convencionales en los que precisamente el maquillaje (o en algunas ocasiones el peinado) ha acaparado la atención. Un buen ejemplo lo encontramos este fin de semana durante la presentación de la película Three Thousand Years of Longing donde Tilda Swinton combinaba un vestido en tono azul oscuro con pedrería en la zona del cuello que marcaba su figura con un make up en el que los labios rojos eran los (únicos) grandes protagonistas.

Photo credit: Cortesía Chanel/ Photographer: Virgile Guinard
Photo credit: Cortesía Chanel/ Photographer: Virgile Guinard


La intérprete volvió a confiar en el equipo de Chanel para lograr un sencillo pero acertado maquillaje en el que su rostro quedaba uniforme y natural, gracias al uso del aclamado fondo de maquillaje N°1 de la casa francesa y un ligero rubor. Los ojos totalmente al descubierto lograban poner el foco en la zona de la boca y en el labial rojo, bálsamo Camellia de Chanel, por el que se había decantado Swinton.

El de Tilda Swinton es el último ejemplo del poder del labial rojo para aportar elegancia y sofisticación al rostro sin renunciar a la sensualidad. Un tono atrevido que resulta favorecedor a cualquier edad, que no conoce de tiempos ni tendencias.

Photo credit: Samir Hussein - Getty Images
Photo credit: Samir Hussein - Getty Images
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente