El tiktoker que gana 32.000 euros al mes por dejar que le despierten

·3 min de lectura
Photo credit: Pesadilla en Elm Street
Photo credit: Pesadilla en Elm Street

Andy Warhol, que en esto de los fenómenos virales se nos adelantó a todos, hizo una película en 1963 mostrando en una sola toma el ciclo completo del sueño de John Giorno. Se llamaba Sleep y se adelantó en más de medio siglo al último fenómeno de TikTok, los "sleepfluencers" que se forran grabándose mientras duermen. Uno de los más famosos es Jakey Boehm y el pasado mes de mayo ganó 34.00 dólares (32.000 euros) por sus transmisiones interactivas del sueño.

El australiano Jakey Boehm, de 28 años, es uno de los muchos influencers que crean contenidos mientras duerme. O mientras lo intenta. En su jornada laboral de 11 de la noche a las 6 de la mañana permite a todas aquellas personas con insomnio que busquen su propio sueño alterando el suyo mediante un sofisticado diseño de donaciones y distracciones. Cuantas más interrupciones tenga una noche, más dinero tendrá por la mañana en su cuenta de TikTok. "Es un dinero que cambia la vida", recoge Business Insider entre sus declaraciones.

Antes de dedicarse a esto Boehm era un sencillo desarrollador web con ideas originales, pero con 479 mil seguidores ahora se dedica a tiempo completo a sus videos. Se ha convertido en uno de los 50 tiktokers de Australia más vistos, manteniéndose 5 semanas seguidas en la lista. Su récord por el momento, la semana del 6 de junio, recibió 634.000 espectadores en 7 días. No le preguntéis qué tal durmió.

El suyo no es un trabajo fácil. Una jornada completa con nocturnidad los siete días de la semana, un total de 49 horas semanales. Por no dormir a gusto.

Tanto en Tiktok como en en Twitch hay desde hace tiempo streamers como Boehm o Asian Andy que exploran el nicho de los trolls del sueño. Otros, en cambio, como Elilza Diaz simplemente se graban al dormir para ayudar a otros a relajarse. O, como Ice Poseidon, que ingresó 5.000 dólares en 2017 por fotografiarse durmiendo en las suites de los hoteles más lujosos del mundo.

Boehm no solo se graba durmiendo, sino que ha desarrollado un sistema de interacción propio a partir de los regalos de TikTok, una de las herramientas de monetización de la plataforma. Una rosa cuesta una moneda, que se ha pagado anteriormente con dinero real; un frasco de perfume, 20 monedas. Y Boehm ha convertido su cuarto en una cámara de la tortura del sueño donde cada regalo produce un efecto.

La cabecera de su fama es un menú de interrupciones, que entre otras cosas incluye una lluvia de pompas de jabón, y junto a su almohada encontramos un reloj, unos altavoces y una pantalla para gritarle al oído con los videos de los espectadores. El icono de una gorra reproduce el estruendo del FBI aporreando su puerta, el de un pato produce un graznido, y así con todo. Recientemente ha incorporado un reloj despertador que da descargas eléctricas.

Cuando Boehm se despierta por las mañanas y "cierra la caja", encuentra que las monedas se han convertido en regalos y estos en diamantes dentro de su cuenta. Esos diamantes los puede canjear por dinero real, pero TikTok no ha hecho público el porcentaje que se lleva de los regalos ni cuánto recibe el usuario realmente.

En ese momento, cuando se hace el sol, con 32.000 euros al mes Boehm puede dormir tranquilo y celebrar la maravillosa idea que tuvo Andy Warhol.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente