Por qué Tik Tok se ha convertido en una plataforma de represión a las mujeres en Egipto

Javier Taeño
·4 min de lectura

Tik Tok es una de las aplicaciones más exitosas actualmente. La plataforma de vídeos cortos arrasa especialmente entre los más jóvenes y acumula millones de descargas en el planeta este 2020. Su éxito ha sido tal que incluso el Gobierno estadounidense ha puesto los ojos sobre ella y el propio Donald Trump ha considerado prohibirla acusándola de compartir los datos de los usuarios con las autoridades de Pekín.

Mientras que esta polémica continúa y la aplicación está en medio de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, en otro país la controversia sobre la plataforma tiene un cariz muy diferente. En Egipto Tik Tok se ha convertido en el último campo de batalla por la libertad de las mujeres, tal y como revela The New Arab.

Vídeo en Tik Tok de una de las mujeres egipcias sentenciada a prisión. (Photo by KHALED DESOUKI/AFP via Getty Images)
Vídeo en Tik Tok de una de las mujeres egipcias sentenciada a prisión. (Photo by KHALED DESOUKI/AFP via Getty Images)

Los datos muestran la magnitud del problema. En los últimos cuatro meses al menos 12 personas han sido arrestadas en el país por la publicación de vídeos en la popular plataforma. El perfil es siempre el mismo: mujeres jóvenes de clase media o baja que han grabado vídeos cortos y los han publicado en la aplicación, tal y como hacen millones de adolescentes en el mundo. Sin embargo, estas actividades, a priori inofensivas, en el Egipto de Al Sisi suelen tener consecuencias.

Las ya conocidas como ‘chicas Tik Tok’ son perseguidas por supuestamente violar los valores de la familia egipcia. La Fiscalía las acusa de “prácticas inmorales”, un término vago con el que busca señalar que se dedican a la prostitución a través de la aplicación.

Sin embargo, una petición que ha circulado en las redes sociales y que critica la “represión sistemática” contra las mujeres influyentes en la plataforma revela que sus supuestos crímenes pueden ser actividades simples como hacerse selfies con la ropa nueva que han comprado o participar en el último baile de moda. Acciones estas que son habituales entre los adolescentes del planeta y que en Egipto están penalizadas.

Estos valores familiares egipcios fueron añadidos como una nueva cláusula en 2018 a la Ley de Delitos Cibernéticos del país, pero su definición se mantuvo ambigua, lo que ha hecho que los defensores de los derechos humanos hayan acusado al Gobierno de adaptarla a los caprichos del enjuiciamiento político.

Con esta medida, las autoridades tienen mayores poderes para la vigilancia en línea, el bloqueo de páginas o el rastreo de los usuarios en Internet. El castigo por estas prácticas inmorales llega a contemplar hasta seis meses de prisión y multas de 50.000 libras egipcias (unos 2.600 euros), una cifra prohibitiva para una gran parte de la población egipcia.

Otra de las mujeres Tik Tok sentenciada a prisión (Photo by KHALED DESOUKI/AFP via Getty Images)
Otra de las mujeres Tik Tok sentenciada a prisión (Photo by KHALED DESOUKI/AFP via Getty Images)

Las razones de la persecución

Tal y como señalan los expertos, esta represión se produce debido al funcionamiento de las leyes, que están hechas para favorecer a los hombres. El periodista Nourhan Fahmy revela que muchos hombres deciden actuar como guardianes de estos valores familiares egipcios y se dedican a denunciar a las autoridades a estas mujeres influyentes y a sus vídeos en las redes sociales, lo que posibilita la intervención de la Fiscalía y los consecuentes arrestos.

Una forma de controlar los cuerpos y el comportamiento de ellas y mantener el status quo actual. El hecho además de que sean de clase media y baja hace que no reciban ninguna atención ni tengan influencia para hacer cambiar de opinión a los órganos de toma de decisiones del país.

Esta connivencia de los hombres con las autoridades no es el único motivo por el que se realiza un exhaustivo control de Tik Tok. La otra razón de peso es que desde el golpe de estado de Al Sisi en 2013 el Gobierno se ha dedicado a silenciar a la sociedad civil egipcia. Intelectuales, periodistas y cualquier persona crítica con el régimen ha sido perseguida.

Vigila en Italia por la muerte de Giulio Regeni, un estudiante italiano que desapareció en Egipto y cuyo cuerpo fue encontrado con signos de tortura. (Photo by Francesco Militello Mirto/NurPhoto via Getty Images)
Vigila en Italia por la muerte de Giulio Regeni, un estudiante italiano que desapareció en Egipto y cuyo cuerpo fue encontrado con signos de tortura. (Photo by Francesco Militello Mirto/NurPhoto via Getty Images)

Estas mujeres empoderadas e influyentes suponen también una amenaza debido a que tienen muchos seguidores y pueden influir sobre ellos. Es cierto que hasta el momento no tratan temas políticos, pero si en algún momento lo hicieran podrían arrastrar a un gran número de personas, una situación que el régimen considera potencialmente peligrosa para su supervivencia.

Cabe recordar que la caída de Mubarak, que había gobernado el país durante tres décadas, en la Primavera Árabe se produjo por el empoderamiento de los jóvenes y su capacidad de movilización a través de las redes sociales. Parece por tanto que estas ‘chicas Tik Tok’ todavía tienen un largo camino por delante en defensa de su libertad de expresión.

Más historias que te pueden interesar: