'Los Tigres del Norte: Historias que contar', el documental más íntimo de los “jefes” del corrido

El festival de cine parisino 'Viva México' abrió su edición 2022 con el director Carlos Pérez Osorio y el productor José Nacif que presentaron su documental sobre 'Los Tigres del Norte', una cinta que desgrana desde la intimidad cómo los hermanos Hernández y su primo Óscar Lara salieron de un rancho humilde de Sinaloa a finales de los 60 para convertirse en un mito con sus corridos, crónicas fronterizas entre EE. UU. y México.

Con 54 años de carrera, millones de discos vendidos y multipremiados en los Grammy, Los Tigres del Norte se han convertido en la banda con más trayectoria de México. Reinventaron el corrido, ese género musical que se consolidó durante la Revolución mexicana, sobre sus líderes y sus hazañas. Pero los de Sinaloa revolucionaron los corridos con sus crónicas sobre los migrantes, convirtiéndose en los ídolos de millones de personas a los dos lados de la frontera.

Los hermanos Hernández, así como el primo Lara, dejaron en los años 60 del siglo pasado su humilde rancho de Lanache, en el pueblo de Rosa Morada, en Sinaloa (México), para buscarse la vida cantando en Mexicali. Pronto se les presentó la oportunidad de cruzar a San José, California (EE. UU.) donde después de tres discos les llegó el éxito con la popular canción 'Contrabando y Traición', más conocida como 'Camelia la tejana'. Desde entonces no han parado de grabar y de hacer conciertos con más de 500 canciones en su repertorio como las mega conocidas 'Jefe de jefes' o 'Somos más americanos'.

El director del documental Carlos Pérez Osorio y el productor José Nacif pasaron muchas horas con ellos para ver cómo encaraban este documental, que muestra la cara más familiar y más íntima de este grupo. "Siempre se han caracterizado por ser unos profesionales y se tomaron con seriedad el documental", explica Pérez Osorio, quien los reunió en un restaurante de San José (California) al que van asiduamente desde los años 70 para que rememoraran su historia, muchas veces de sufrimiento y esfuerzos, y sus anécdotas. "Lo del restaurante fue un detonante para estas conversaciones que no tenían desde muchísimo tiempo... creo que los hizo sentir muy cómodos para contar su historia", añade Pérez Osorio.

El resultado es un documental que gira en torno a la familia y a las crónicas de migrantes. "Hablando con ellos, nos dimos cuenta de que algo que no se había contado de estos ídolos era su vida más personal, entender que hay personas detrás de la leyenda, personas que se enfrentan a retos y que han hecho sacrificios, y por eso representan tanto para la gente que emigra, ya no sólo de México, sino de todo el mundo", explica el director.

No por nada llamaron a Los Tigres "La voz del pueblo", porque muchos mexicanos y latinoamericanos en general se identificaban con lo que cantan. "Ellos han sido cronistas de lo que ha pasado en la frontera, o en las fronteras en América, y lo han sabido contar muy bien, lo que representa el día a día, el trabajo, la migración", dice por su parte el productor, José Nacif.

Los Tigres del Norte no componían, pero se apoyaron en compositores como Teodoro Bello, Víctor Valencia o Enrique Manuel Franco. "Ellos saben y tienen el termómetro de qué quiere hablar e hicieron equipos con grandes compositores que inyectaban mucha energía, esto fue combinado con lo que implementó en términos de bajo eléctrico y de batería y de influencias rock y blues Arthur Walker (el productor inglés que los descubrió y que los acompañó durante muchos años)", analiza José Nacif sobre la clave del éxito de Los Tigres.

En el documental aparece el escritor español Arturo Pérez Reverte quien explica que se inspiró de los corridos de los Tigres del Norte para escribir 'La Reina del Sur', sobre la vida de la narcotraficante mexicana Teresa Mendoza. El documental pasa de puntillas, sin embargo, por el subgénero del narcocorrido, que se ha prohibido en varios estados por considerar que se trata de una "apología del narcotráfico".

"Particularmente, yo creo que no ha sido tan importante. Si nos ponemos a ver estos más de 50 años de carrera, son contaditos los casos en los que se les ha prohibido y ha tenido poca repercusión. Creo que se trata más que nada de una fama que se expande mucho porque crea morbo", considera Carlos Pérez Osorio, quien reconoce que se planteó como tema para hacer el documental.

"Tratamos de meterlo de alguna manera con el tema 'Jefe de jefes', sobre quién está escrito, y entonces preguntamos al compositor, Teodoro Bello, a los propios Tigres, y cada uno dio su punto de vista, pero decidimos centrarnos en la familia y la migración porque era mucho más interesante que seguir generando narrativas sobre narcotráfico en México", concluye Pérez Osorio.