'Tierra Amarga': Una muerte esperada

·1 min de lectura

Tras la acusaciones vertidas por Züleyha en el capítulo de Tierra Amarga de ayer, Behice se defiende asegurando que lo que pone en los documentos que porta su gran rival es mentira. “Yo jamás he asesinado a nadie y, mucho menos, a mis maridos”, sentencia con una mirada llena de orgullo. Además, afirma que no tiene prueba de que haya cometido todos los delitos que le ha imputado: “Lo único que tienes es tu palabra y nadie creerá en tus locuras”.

Müjgan permanece retirada, escuchando atentamente los argumentos de su tía, pero nada de lo que esta dice termina convenciéndola de su inocencia ¿Acaso considera que Behice es culpable? Finalmente, la doctora se decanta por creer en las palabras de su tía y mantiene que todo debe de ser un malentendido, aunque su defensa no la ejerce con mucha convicción. En un descuido de sus interlocutoras, Behice se marcha del lugar corriendo y coge un taxi, en el próximo capítulo de Tierra Amarga.

Züleyha le pide ayuda a Fekeli para atrapar a Behice

Züleyha, siguiendo el consejo de Sermin, da aviso a Fekeli, pues está segura de que la delincuente tratará de escapar de Çukurova. Y no se equivoca. Behice llega a su casa y comienza a hacer las maletas. Sabe que está perdida y que su única esperanza de salir bien librada de todo esto es marcharse a Estambul.

No obstante, su huída no es muy prolongada en el tiempo. Minutos más tarde, Demir, Züleyha, Fikret, Müjgan y Fekeli interrumpe su fuga. La desesperación hace que Behice corra hacia un acantilado. Dándose cuenta de que no tiene salida y que, Demir, no dudará en apretar el gatillo de la pistola que sostiene contra ella, decide lanzarse al vacío

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente