'Tierra Amarga': A mano armada

gaffur es víctima de un atraco cuando se disponía a hacer un recado, mientras que la situación económica se complica
'Tierra Amarga': A mano armada

Una nueva tragedia sucede en la mansión Yaman en Tierra Amarga. Con todo el alboroto producido por el embargo y el desahucio, nadie se ha percatado de la ausencia de Gaffur y Selamet, otro de los empleados, hasta varias horas más tarde. «Les mandéis a una de las joyerías de Çukurova, pero me extraña que no hayan vuelto», dice Züleyha. Preocupada, llama a Yakup, el joyero y este le confirma que Gaffur y Selamet no llegaron nunca a su local.

Es entonces cuando la viuda de Demir, preocupada por lo que pueda haberles sucedido a su peones, organiza una batida de búsqueda con los empleados. «Vamos a revisar los caminos y las carreteras cercanas a la finca. En algún lugar tiene que estar», sentencia la mujer. Rasit se ofrece para capitanear al resto de los empleados.

Züleyha y Fikret sospechan quienes atacaron a Gaffur

Tras recorrer varios kilómetros, Züleyha, junto con Rasit, encuentra el coche en el que iban Gaffur y Selamet. Ambos están dentro del maletero, vivos, pero maniatados. La señora Yaman y Rasit les quitan las mordazas, para que puedan contarles qué fue lo que les sucedió. El capataz cuenta que tres coches les asaltaron en mitad del camino y se llevaron las joyas que traían en las cajas para llevarlas a la joyería.

Züleyha comparte la información con Fikret. Ambos tienen sospechas de quien fue la persona que atacó a Gaffur y a Selament. «Seguro ha sido Çolak», comenta el sobrino de Lütfiye. Lo cierto es que tiene razón. El anciano y Betül orquestaron el atraco para impedir así que Züleyha pudiera empeñar las alhajas y saldar su deuda para recuperar la hacienda Yaman.