'Tierra Amarga': "¡Qué mala pata!"

·2 min de lectura

Después de un largo viaje en el capítulo del martes de Tierra Amarga, Fikret llega a Siria y se reúne con sus contactos de allí. Les cuenta que ha recibido un paquete con el anillo de su hermano y una carta, supuestamente, firmada por él. «Miré con atención el sello y vi que provenía de aquí, así que, Demir tiene que estar oculto por alguna zona cercana», comenta el sobrino de Fekeli. Su interlocutor le asegura que pondrá a todos su hombres a buscar al desparecido de Tierra Amarga.

Por otro lado, Hakan piensa usar su idea de la circuncisión comunitaria para acercarse a la familia Yaman. El hombre le propone a Züleyha realizar el evento en la mansión y ella acepta encantada. Cree que un poco de alegría no le vendrá mal a los habitantes de sus tierras. Por su parte, Sermin comienza a hacerse cargo de la organización del festejo sin que nadie se lo haya pedido.

Betül trata de frenar a su madre

Parece que la prima de Demir sigue empeñada en ocupar su lugar en la gran mansión. «Yo merezco gobernar esta casa, soy la única persona adulta y viva que todavía tiene la sangre Yaman en sus venas», le dice a su hija Betül cuando esta le pide que disimule mejor las aspiraciones que tiene: «Si continúas así, nos meterás en problemas».

Saniye, que está harta de las malas artes de Sermin, decide darle un escarmiento. La capataz se sube a la camioneta y comienza a conducir marcha atrás. Despacio y midiendo muy bien sus pasos, le da un ligero golpe a la mujer que termina con esta cayendo al suelo. Los médicos dicen que tiene una fuerte lesión en la pierna y deberá guardar reposo. Saniye, por supuesto, asegura que todo se ha tratado de un simple accidente.