'Tierra Amarga': Luto en Çukurova

·2 min de lectura

Ümit termina confesando que Demir no la empujó por las escaleras, como vimos la semana pasada en Tierra Amarga, ni quiso matarla, por lo que el hacendado queda libre, en Tierra Amarga. Tras una tensa conversación en la que el hombre le exige que no vuelva a acercarse a él, la doctora se marcha llorosa del hospital con la intención de refugiarse en su casa.

Su sorpresa es gran cuando ve que Züleyha la está esperando en la vivienda. Tras echarla de su propiedad y ordenarle que se busque otro sitio donde vivir, la mujer le confiesa a la doctora que está al tanto de que ella tuvo una aventura con su marido: “¿De verdad creías que nunca lo sabría? Me llaman ‘La gran dama de Çükurova ‘por algo. Todo el mundo me tiene lealtad, pero a ti no”.

Minutos después, Züleyha se reúne con Sadi, quien le proporciona unos pasaportes falsos para ella y para sus hijos. Tiene pensado fugarse con ellos a Chipre y de ahí, partir hacia Europa: “No puedo seguir al lado de alguien que me ha traicionado. Cuando ya esté lejos, interpondré la demanda de divorcio por adulterio”.

Sevda descubre que Züleyha piensa irse con los niños

Sevda descubre los planes de Züleyha y avisa a Demir: «Sabe que le has sido infiel y pretende irse con los niños». Yaman llega a la mansión, pero es tarde, pues su esposa ya se ha ido hacia el puerto. Con gran rapidez, Demir llega cuando el barco está a punto de zarpar. Suplica a su esposa que no se vaya, pero esta, subida ya en el navío, hace caso omiso de sus palabras. Por su parte, Sevda reprocha a Ümit que haya acabado con una familia tan bonita.

Müjgan acepta un puesto de trabajo en Estambul y deja a Kerem Ali con Fekeli mientras ella vuela hacia la ciudad ver el lugar donde se instalará con su hijo. La mala suerte hace que la doctora fallezca en un accidente de avión en el que no hay supervivientes. Fikret llora la pérdida de su amada y coge con cariño el anillo de compromiso que pensaba regalarle y ya nunca podrá poner en su mano.