'Tierra Amarga': Un entierro indigno

·2 min de lectura

Antes de morir, Sevda le dejo clara a Demir su última voluntad en Tierra Amarga: “Deja que Ayla se marche del pueblo, es lo único que te ruego”. Para cumplir con le favor, Yaman debe impedir que la policía descubra el asesinato de la artista y quien fue la persona que apretó el gatillo. Así pues, mete el cuerpo de Sevda en el maletero de su coche y, amparado por una fría noche, entierra el cadáver en un hoyo en mitad del campo.

Con lágrimas en los ojos, Demir se despide así de la mujer que se convirtió en una segunda madre para él. Le apena no haberla enterrado en condiciones, pero las circunstancias de su desaparición amparan el terrible acto que acaba de cometer. Acto seguido, regresa a la comodidad de su casa y se refugia en brazos de su amada Züleyha, que ignora lo que está pasando con su esposo.

Kerem Ali se recupera en el hospital

Por otro lado, Kerem Ali se recupera en el hospital de la meningitis que ha padecido. Fikret no se separa de él ni un solo momento y, prácticamente, le cuida como si fuera su verdadero padre. Desde la muerte de Yilmaz y Müjgan, se prometió a sí mismo proteger al pequeño como si de su propio hijo de tratara y está cumpliendo con su palabra.

Mientras, en la sala de espera, Fekeli le cuenta a Lütfiye todo acerca del terrible accidente que ha sufrido horas antes. “He atropellado a un hombre, este ha muerto y Çetin ha decidido asumir la culpa en los capítulos de esta semana de Tierra Amarga por mí para que yo pueda luchar por la custodia de Kerem Ali contra Murat”, le explica a la mujer. Esta, trata de calmar a su amigo: “Todo se solucionará, ya lo verás”.