'Tierra Amarga': Más dolor en la familia Yaman

la muerte de demir hundió a sus seres queridos, mientras que abdulkadir tomó cartas en el asunto para evitar que le relacionaran con el crimen
'Tierra Amarga': Más dolor en la familia Yaman

El juez y el fiscal de Çukurova llegaron al lugar donde unos trabajadores hallaron un cadáver en el capítulo del jueves de Tierra Amarga. No hay duda, se trataba de Demir Yaman, quien, por lo que se observó a primera vista, murió de un disparo. Por suerte, que el cuerpo hubiera estado en una cámara frigorífica, favoreció su pronto reconocimiento en Tierra Amarga.

A la hora, Züleyha recibió una llamada, mientras estaba en su despacho con Hakan. Era el fiscal, quien le pidió que fuera a verle cuanto antes. La mujer se presentó en su oficina, acompañada de su nuevo socio, Hakan.

Segundos más tarde, el fiscal le dio noticia de la muerte de Demir y Züleyha, víctima de una fuerte impresión, se terminó desmayando. Mientras tanto, Abdulkadir y Fikret coincidieron en una barbería. De repente, el gerente de uno de los locales de al lado se presentó en el sitio y comentó a voz en grito que encontraron el cuerpo de Demir. Fikret salió corriendo hacia los juzgados y allí se encontró a Züleyha y Hakan, quienes le confirmaron la terrible información que oyó.

Hakan empezó a desconfiar de su socio

Después, Fikret y Züleyha regresaron a la mansión y les dieron la mala noticia al resto de familiares y empleados. Los más afectados fueron Gaffur y Saniye, que lloraron desconsolados. Betül, también, se lamentó que con la muerte de su primo, sus planes se vieron un poco trastocados.

Por otro lado, Abdulkadir culpó a Bedo de que hubieran descubierto el cadáver de Demir: «Os dije que lo escondierais bien». Para evitar que hablase y contara que él sabía acerca del asesinato del hombre, acabó con él de un disparo y luego se justificó ante Hakan asegurando que era un peligro para ellos. Hakan, por su parte, le preguntó a su socio si él estaba al tanto de lo que le pasó a Demir. Abdulkadir, por supuesto, lo negó, rotundamente.