'Tierra Amarga': En busca de Demir

Si algo ha heredado Fikret de su fallecido tío Fekeli es la animadversión que sentía hacia Hakan. El hombre no se fía para nada del recién llegado y su extraña actitud con respecto a Züleyha en el capítulo del martes le genera muchas dudas. Así pues, a pesar de que Lütifye le ha pedido que se mantenga al margen, el hombre no deja de cuestionar cada decisión que Hakan toma relativa a la empresa y, por supuesto, trata de que no se acerque en demasía a la familia Yaman en Tierra Amarga.

Hakan, por su parte, se ha percatado de que nunca será amigo de Fikret y tendrá muy complicado ganarse aunque sea una pequeña muestra de afecto suya. Buscando consejo, compare su preocupación con Abdul Kadir: «Temo que el hermano de Demir termine interfiriendo todos mis planes». Su socio le sugiere solucionar el problema de raíz: «Quizá deberíamos idear alguna forma de apartarle de nuestro camino».

Hakan se entera de que la verdad sobre la muerte de Fekeli

Minutos después, Abdul Kadir se ve obligado a confesarle a Hakan que él fue quien ordenó la muerte de Fekeli: «Descubrió tu verdadera identidad y me vi obligado a intervenir». El hombre se enfada con su socio y le deja claro que no quiere más derramamientos de sangre: «Yo no soy mi hermano. Me vengaré de los Yaman, pero no a punta de pistola. Cuando Demir regrese, me enfrentaré a él cara a cara».

Mientras tanto, una mujer, cuyo nombre se ignora, se presenta en la mansión exigiendo ver a Demir. Lütfiye es quien la recibe y le contesta que el patrón de esas tierras no se encuentra: «Está desaparecido, pero si gusta, puede esperar a su esposa y hablar con ella». La desconocida se marcha, asegurando que lo que tiene que tratar, solo puede hacerlo con el señor Yaman.