Todos lo que tienes que saber antes de entrar a quirófano

·5 min de lectura
Photo credit: SCIENCE PHOTO LIBRARY - Getty Images
Photo credit: SCIENCE PHOTO LIBRARY - Getty Images

Si has llegado a este artículo es que probablemente dentro de poco tengas que enfrentarte a una situación como esta. Entrar en quirófano no siempre es fácil, son muchos los pensamientos negativos que nos acechan y que hacen que la experiencia sea más difícil de lo que realmente tendría que ser. Hemos hablado con 5 mujeres que han pasado por una situación como esta y nos han contado cómo fue su experiencia. Pero, sobre todo, qué fue lo que les ayudó a hacer más llevadera la entrada en quirófano.

Cinco casos completamente diferentes que nos han ayudado a tener una perspectiva de lo que nos encontramos a la hora de entrar en quirófano y a afrontar esta situación.

Consejos contra la ansiedad y el estrés.

Todas coinciden en algo, ponerte en manos de profesionales de confianza tranquiliza mucho. Además de tener conocimiento de cómo va a ser el procedimiento y conocer casos similares que han salido bien.

Experiencias entrando en quirófano

Maite, reducción de pecho

Todo es cuestión de actitud. Maite nos cuenta que bajó tranquila, incluso cantando reguetón, al quirófano. Llevaba tanto tiempo esperando este momento que cuando por fin llegó lo que estaba era contenta. "Si llego a saber antes lo fácil y lo bien que iba a estar después, tanto mental como físicamente, sin los complejos que quizá tenía, me habría operado mucho antes"

Si es una operación que llevas mucho tiempo esperando, lo normal es que llegues al momento con cierto entusiasmo. Siempre ayuda el estar informada y el conocer los riesgos y potenciales resultados.

Cómo y cuándo hacerse una reducción de pecho.

Marina, rotura de radio

Un caso muy diferente fue el de Marina, "me rompí el radio por una caída y, en primer lugar, me pusieron una escayola para que el hueso se volviese a unir. Sin embargo, como detectaron que se estaba sellando mal y como, supuestamente, seguía estando en edad de crecimiento; optaron por operarme y ponerme una placa".

Nos cuenta que la operación fue prácticamente de un día para otro y que no tuvo tiempo de pensarlo. "Yo fui muy tranquila. Me dijeron que iba a ser anestesia general y, al menos, no estás con el “miedo” o la “incertidumbre” de ver u oír que están interviniendo. Es más rápido. Además, otro factor que motivó que fuera tranquila fue que, al ser menor de edad, tampoco habían hablado conmigo cara a cara de lo peor que podía pasar sobre la mesa de operaciones y ese desconocimiento, en cierta medida, da cierta tranquilidad".

Cristina, rinoplastia

Cristina está a punto de enfrentarse a una rinoplastia y nos cuenta que va muy tranquila. ¿Por qué? El médico que la opera es el mismo que ya le hizo anteriormente un aumento de pecho y tiene confianza completa en él. "Me informé mucho antes de elegir cirujano, para precisamente evitar ese miedo o desconfianza. Salí de la consulta las dos veces aceptando el presupuesto sin mirar otro profesional porque iba convencida al 100%".

Además de la confianza en un buen profesional, una de las cosas que más valoró Cristina (tanto en su intervención previa como en la próxima) es que se realizan en un hospital "Pasar allí la noche, que te vea el cirujano al día siguiente... son cosas que me tranquilizaban bastante, tanto a mi como a mi familia".

Pilar, rotura de codo

Nos cuenta que estaba tranquila, sus familiares le decían "te duermen y no te enteras de nada", pero era la primera vez que entraba en quirófano y cuenta que "no las tenía todas conmigo, ¿Y si la anestesia dejaba de hacer efecto a mitad de la operación? ¿Y si se equivocaban? En fin, alguna cosita sí me pasaba por la cabeza". Pero nos cuenta que cuando pasó todo, REALMENTE, "te duermen y no te enteras de nada"

Elena, aumento de pecho

El secreto de Elena fue no dejarse influir por experiencias ajenas y mantener la calma, "yo entré tranquila porque evité los días previos pensar en que me iba a operar y hacer una cuenta atrás como hace mucha gente". Nos cuenta además que no buscó más datos en internet, más allá de la información que le habían dado los expertos, "hay gente que ve operaciones y vídeos, yo nada".

Aunque nos confiesa que la noche antes estaba un poco nerviosa, como es normal, pero que cuando llegó el día y comenzó el proceso el médico fue muy empático con ella "me cogió de la mano, me dijo 'esto no es nada', conté hasta 2, porque no llegué al 3, y me dormí"

Todo lo que necesitas saber antes de hacerte un aumento de pecho.

Mitos sobre el quirófano

Hemos hablado con la Dra. Sonia González, jefa de Anestesiología en Martín de Yerro Cirujanos Plásticos y nos ha desmentido los mayores mitos que existen alrededor de entrar en quirófano.

  • Antes de la operación: existe una gran parte de la población que encasilla la anestesia como un procedimiento inseguro y arriesgado. Lo cierto es que actualmente “es uno de los procedimientos más seguros que hay en medicina”.

  • En el quirófano: ¿Estará el anestesiólogo en la operación? En esta cuestión encontramos uno de los primero miedos. A pesar de las creencias de que abandona la sala una vez comienza la operación, lo cierto es que el anestesista el parte del equipo quirúrgico y está presente en todo momento.

  • En el post operatorio: para un último control de la evolución de la anestesia en el paciente, el anestesiólogo se mantiene a su lado constantemente hasta que este despierta. Es importante saber que los fármacos anestésicos actuales producen una anestesia parecida al sueño natural que hace que el despertar sea “como el de cada mañana”, sin que haya un periodo de desorientación prolongado.

  • La expulsión de la anestesia: Con ello entramos en el último mito: la anestesia no se vomita. A pesar de que en muchas ocasiones se escuchan cosas como que “los pacientes nada más despertarse vomitan los restos de la anestesia”, la mayoría de los fármacos anestésicos se expulsan por vías naturales.

You Might Also Like

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente