Todo lo que tienes que saber del balón intragástrico

·2 min de lectura
Photo credit: Christian Vierig
Photo credit: Christian Vierig

Más del 50% de la población española tiene problemas de peso. De hecho, la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) ha advertido de que para el año 2023 se prevé que haya más de 27 millones de adultos con exceso de peso.

Una forma de solucionarlo es haciendo una dieta mediterránea variada y equilibrada y practicando ejercicio. Pero, es cierto, que incluso haciendo esto hay personas que no consiguen alcanzar un normopeso. Para éstas el balón intragástrico podría ser una solución.

En este post vamos a centrarnos en tres: BIG, BAS y ALLURION.

  • BIG (de 6 meses): “se coloca en el estómago una vez que el paciente está sedado para que no sienta ningún dolor. Y mediante control endoscópico (un tubo flexible) se introduce plegado y por vía oral un balón de silicona. Una vez en el estómago, se rellena con suero fisiológico más un colorante (azul de metileno), que sirve para detectar posibles fugas de suero”, describe María Luisa Giménez, doctora especializada en obesidad de Clínica Opción Médica. Permanece en su sitio durante seis meses.

  • BAS (de 12 meses): la única diferencia con el anterior es que éste se ajusta al tamaño, según las particularidades de cada paciente, y que se deja en el estómago por más tiempo: hasta 12 meses. Esto permite tener más margen para adaptarse a una nueva dieta y, claro está, perder más peso.

¿Qué consigue?

Tanto BIG como BAS logran una gran sensación de saciedad e inhibir el apetito. Ocupan el 45-50% del volumen del estómago. Y “se pueden perder entre 20 y 35 kilos”, según María Luisa Giménez.

¿Para quién?

“Está indicado para personas con sobrepeso u obesidad con un Índice de Masa Corporal (IMC) de entre 28 a 40 (sobrepeso, Obesidad tipo I y Obesidad tipo II)”, apunta esta experta.

¿Cómo se retira?

Al cabo de 6 ó 12 meses, según el balón, se realiza una gastroscopia para pinchar y aspirar el líquido del balón y así poder extraerlo plegado.

Precio: desde 1,795 €.

Dónde: Sanitas (Madrid, tel. 917 52 28 52). Opción Médica (Barcelona, tel. 932 80 35 82). Urribarrena (Zaragoza, tel. 976 27 04 35).

Photo credit: Allurion
Photo credit: Allurion
  • ALLURION (ingerible): es el último en aterrizar. No es necesaria sedación previa ni ayuda endoscópica. En este caso, “solo hay que tragar con un vaso de agua una cápsula que va unida a un fino catéter. Una vez llega al estómago, se ‘despliega’ el balón y se llena con 550 cc de agua purificada. Una vez completado el proceso de llenado, se retira el catéter. Y, tras este proceso, se realiza una radiografía abdominal simple para verificar su correcta implantación”, describe la médico estético Natalia Ribé.

¿Qué consigue?

La pérdida de peso promedia es de alrededor de 15 kilos en 16 semanas.

¿Para quién?

“Personas mayores de 18 años que requieren una pérdida de peso de entre 10 y 15 kilos”, según la doctora Ribé.

¿Cómo se retira?

“Cuatro meses después de su colocación, el balón se desinfla automáticamente y se elimina de manera natural”, según esta experta.

Precio: 3.900 €.

Dónde: Institut Dra. Natalia Ribé (Barcelona, tel. 932 72 42 28).

Algún pero

En todos los casos es muy importante que, mientras se tiene puesto el balón intragástrico, los primeros días se hagan ingestas líquidas para pasar luego a hacer una dieta hipocalórica, además de adquirir hábitos saludables porque, con su retirada, puede haber una recuperación del peso.

Importante

En todos los casos, es necesario que un médico especialista haga un correcto diagnóstico. Y, al tratarse de ‘un cuerpo extraño’ durante la primera semana se pueden experimentar náuseas y vómitos.