Así es cómo tienes que hacer los estiramientos si quieres que tengan beneficios

·2 min de lectura
Photo credit: Hero Images - Getty Images
Photo credit: Hero Images - Getty Images

Estirar, ¿cuántas veces habremos prescindido de esta tarea o, simplemente, la hemos realizado de manera rápida y un poquitín insconsciente? Pese a lo que pueda parecer, los estiramientos son fundamentales. Aunque, muchos los pasen por alto a la hora de realizar su rutina full body o ya sean los 20 mejores ejercicios de cardio para hacer en casa, por ejemplo. Pues bien, repite con nosotras: los estiramientos no deben estar solo al principio o final de la sesión, sino que deberían realizarse de manera rutinaria. Con ello, como ya vimos en otras ocasiones, logramos mejorar la flexibilidad, la fuerza y, en definitiva, la salud.

¿Cómo? Pues bien, los estiramientos son esas tensiones mantenidas sobre los músculos en el sentido a la contracción. La finalidad de ello, es proporcionar elasticidad a los músculos y los tendones y, con ello, lograr reducir la tensión muscular acumulada que se genera cada vez que realizamos una actividad física determinada.

Entrenamientos: cómo hacerlos de manera eficaz

Lo primero que debes saber es que, más allá de ser una práctica beneficiosa para los músculos, es un momento de desconexión y relajación que nos aporta un sinfín de beneficios. Asimismo, nos aporta una mayor consciencia de nuestro cuerpo, haciéndonos conocedores de que no tenemos limitaciones.

A la hora de estirar, es importante no centrarse solo en una zona específica de los músculos. Por regla general, solemos dedicarles más minutos a los músculos que solemos utilizar más como, por ejemplo, los cuádriceps o los gemelos y eso es un gran error. Tenemos que incidir desde las zonas más específicas a las más globales incidiendo bien en aquellas en las que notemos más alivio. En ese sentido, no debemos realizar movimientos bruscos ni tirar más allá de donde empecemos a sentir dolor.

Una buena idea es empezar de abajo a arriba, desde los pies hasta la cabeza, además de establecer un orden y no saltarnos ninguna parte favorecemos el flujo sanguíneo. Es esencial compaginar el estiramiento con la respiración, de forma que durante la espiración estires para que el estiramiento sea más eficaz. Además el trabajo de respiración también aporta múltiples beneficios ya que mejora el transporte de oxígeno en la sangre y por lo tanto una mejor recuperación.

You Might Also Like

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente