La tienda de discos de Malasaña que ahora también es la pizzería de moda

·4 min de lectura

Hay negocios que contienen un barrio al completo en ellos, que se convierten en la representación perfecta de todo lo que se cuece en un entramado de calles. Cuando nació en 2010, Cuervo Store era todo eso. En Madrid, en pleno corazón de Malasaña, en la misma calle de bares míticos como el Nueva Visión o la Vía Láctea, abría sus puertas esta tienda que vendía discos, chupas de cuero, pero que, al mismo tiempo, también era sello de management de artistas y hasta tenía su propio estudio de grabación. Era como si el alma malasañera hubiera sido encapsulada en un solo concepto. "Volviendo un día de un bar, vi el local en alquiler y pensé 'me lo quedo'. 48 horas después ya era mío, aunque no tenía claro al cien por cien lo que iba a hacer con él", explica Paco Fernández, dueño de este peculiar proyecto que, diez años después, ha dado una vuelta de tuerca insospechada

De tienda de discos a pizzería. Foto: Cuervo Store
De tienda de discos a pizzería. Foto: Cuervo Store

"En 2020 queríamos hacer algo por nuestro décimo aniversario. Es verdad que estalla la pandemia y nos obliga a estar cerrados. Entonces empecé a pensar que las tiendas de discos no podían abrir pero los negocios de comida a domicilio sí. Fue entonces cuando se me ocurrió montar una pizzería. Una pizzería tiene algo que me encanta y es que es un negocio que te permite llegar a la gente de manera rápida, más incluso que Amazon, porque tienes que servirle una pizza calentita. Además, considero que la pizza es un elemento fundamental de la cultura pop: son rápidas, divertidas... como el rock y mi grupo favorito, los Ramones", cuenta Fernández. 

Es cierto que uno entra ahora en la web de Cuervo Store y lo primero que ve es una oferta de pizzas con nombres que no dejan indiferentes. Está la Georgie Dann, una pizza con carne picada, cebolla, pimiento, salsa barbacoa y maíz o una de sus pizzas de la semana, la Metallica: con masa negra, pepperoni, aceitunas y rúcula. "Obviamente seguimos vendiendo discos y, ahora que se vuelve a poder, hemos reactivado los conciertos en la tienda, pero la pizzería ya es una parte esencial de nosotros. Nunca pensamos en Cuervo Store como una tienda de discos y ropa simplemente... antes ya habíamos hecho exposiciones, talleres, habíamos organizado festivales como Villa Manuela, que tenían una parte gastronómica muy desarrollada, así que para nosotros esta nueva etapa tiene todo el sentido", sentencia Fernández.

Las pizzas de Cuervo Store están arrasando en Malasaña. Foto: Cuervo Store
Las pizzas de Cuervo Store están arrasando en Malasaña. Foto: Cuervo Store

Transformar una parte del negocio en pizzería también ha obligado a modificar la tienda: "Hemos montado una cocina. Ha sido una obra grande, porque hemos creado un espacio que no existía y hemos metido dentro hornos, amasadora... también hemos contratado a una persona, Yago, que es el que se encarga de prepararlas. Lo más fastidiado es que ahora hace más calor en el local, pero el resto va como la seda", explica el alma mater de Cuervo Store. Lo que más sorprende es el éxito de la iniciativa y que el barrio haya aceptado con tanta naturalidad una mutación que, en principio, podía resultar sorprendente. "Nuestro lema es el espíritu punk, el do it yourself. Funcionamos como lo hacían los sellos de música independiente de los años 90. Pensamos que los límites solo están en tu cabeza y por eso nos lanzamos a este negocio. Además, nos adaptamos, empezamos haciendo pizzas más complicadas y las que ahora tenemos en carta son la margarita, la de jamón, la cuatro quesos...".

Las pizzas, con precios populares que van desde los 7 euros, tienen algo que, en opinión de Fernández, las distingue de las de la competencia: "Nosotros hacemos nuestra propia masa de cero y eso es algo que creo que marca la diferencia. Todas las pizzerías, o al menos las que yo conozco, trabajan con masas ya hechas de cuarta gama. Nosotros, además, tenemos una vinculación brutal con el barrio. Cuervo Store no existiría sin Malasaña, así que la compra de la materia prima para elaborar las pizzas la hacemos en el Mercado de Barceló, que está cerquita. Es nuestra manera de devolverle al barrio todo lo que nos ha dado durante estos años".

En Cuervo Store aseguran que el secreto está en su masa casera. Foto: Cuervo Store
En Cuervo Store aseguran que el secreto está en su masa casera. Foto: Cuervo Store

¿Y en 2022? ¿Seguirá siendo Cuervo Store una pizzería? "La experiencia que tenemos, después de 11 años abiertos, es que hay que tener mucha flexibilidad para interpretar todo lo que sucede y adaptarse a retos como los que nos ha tocado vivir. Han sido meses muy complicados, pero tenemos la esperanza de que las cosas vayan mejorando y quien sabe lo que puede suceder en los próximos meses...". De momento, Paco Fernández está orgulloso del momento en el que Cuervo Store está actualmente y recuerda que "con la pizza, también puedes pedir un par de cervezas y un disco, claro". El plan perfecto: pizza de pepperoni y el último disco de Nick Cave o las Hinds para pasar el fin de semana. 

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente