'The Staircase' de HBO Max se mete en un berenjenal innecesario

·5 min de lectura

Adaptar una historia real a la pantalla siempre conlleva ciertas licencias creativas. Después de todo, se debe tener en cuenta el hilo narrativo, los arcos dramáticos y el desarrollo de los personajes para crear una serie o película que construya una propuesta visual convincente, que funcione más allá de una mera exposición de datos.

Sin embargo, al último 'true crime' de HBO Max se le podría haber ido un poco la mano.

Colin Firth y Toni Collette en 'The Staircase' (cortesía de HBO Max)
Colin Firth y Toni Collette en 'The Staircase' (cortesía de HBO Max)

The Staircase está cautivando a la crítica y usuarios de la plataforma desde su estreno a inicios del mes de mayo con un caso increíble, todavía sin resolver, que señala a un escritor llamado Michael Peterson de haber asesinado a su esposa Kathleen en la escalera de su casa. La serie, protagonizada por Colin Firth y Toni Collette, parte de la historia real pero también de una serie documental disponible en Netflix que retrata todo el proceso judicial de principio a fin. The Staircase, el documental, se rodó durante los años que duró el caso, con las cámaras del director francés Jean-Xavier de Lestrade siguiendo al acusado, su familia, abogados, policías y fiscales a lo largo de la investigación, el juicio y la apelación final. El documental ganó el premio Peabody en 2004 y para muchos amantes de la crónica negra -yo incluida- es uno de los mejores que podemos encontrar entre las propuestas modernas del género.

La serie de HBO no huye del documental sino que incluye su existencia en la historia, convirtiendo al director, productor y la editora en personajes dentro de la trama, mostrando cómo siguen el caso y la interacción que tienen con los implicados. Sin embargo, llevan sus roles más lejos al mostrarlos posicionándose de manera personal, incluso dando a entender que el trabajo documental podría haber jugado en un terreno imparcial. Sobre todo a través de la relación romántica que Peterson desarrolló con la editora del documental, Sophie Brunet, interpretada en la serie por Juliette Binoche (y que el propio acusado ya detalló en su libro publicado en 2019). Y esto al director del documental le ha sentado fatal.

De Lestrade vendió los derechos de la historia al director de la serie de HBO Max, Antonio Campos, dándole acceso a sus archivos e información. Según contó a Vanity Fair, el joven cineasta se acercó a él años atrás admirando su trabajo e interesado en adaptar una versión dramatizada. Fue después de revisar su currículo que decidió darle acceso a toda su documentación. Y si bien De Lestrade aparece acreditado como co-productor ejecutivo en la serie de HBO Max, asegura que le pagaron por el proyecto pero que confió todas las decisiones creativas a Campos. "Porque confié en Antonio, no le pedí leer el guion. Estaba respetando su libertad como autor, creador y cineasta. Y nunca pedí ver los episodios antes se que emitieran porque me sentía muy seguro" explicó.

Sin embargo, según dijo a Times of London (vía Deadline), “no puede creer” que la serie haya plasmado su proceso documental de forma “tan errónea”. “Le dimos todo el acceso que quería, y realmente confié en él” añadió a Vanity Fair. “Por eso hoy me siento tan incómodo, porque siento que me traicionaron en cierta forma”. A su vez, la editora Sophie Brunet explicó que su relación personal con el acusado comenzó mucho después de lo que muestra la serie, tras haber concluido su compromiso con The Staircase y no durante, insistiendo en que sus decisiones editoriales no se vieron comprometidas.

En consecuencia, el director original se siente tan ofendido que habría enviado una carta al productor de la serie de HBO, Matthieu Belghiti, pidiéndole que “eliminen los alegatos ofensivos” que se verán en el quinto episodio o que incluyan una advertencia en cada episodio que explique que la historia "está inspirada" en eventos reales.

Michael Peterson y Kathleen Peterson, imagen en 'The Staircase' (Crédito: Netflix)
Michael Peterson y Kathleen Peterson, imagen en 'The Staircase' (Crédito: Netflix)

Tras haber visto cinco episodios de la adaptación, creo que no era necesario caer en este berenjenal. Después de todo, la historia parte de un caso repleto de incógnitas y teorías, con fallos policiales, testimonios inválidos en el juicio y un caso similar sobre otra muerte sangrienta en una escalera en el pasado de Peterson, siendo un acusado ambiguo que todavía sigue generando preguntas.

Habiendo visto la serie documental hace unos años, me llamó la atención que la serie dramatizada incluyera a los cineastas responsables como personajes en la trama. Esperaba verlos en escena, después de todo estuvieron presentes con sus cámaras durante todos los años que duró el caso, pero me sorprendió descubrir que se abrían arcos narrativos para el director, productor y editora, colocándolos aparentemente a favor o en contra del acusado, sembrando una especie de duda sobre si el documental entonces fue imparcial o no.

Es cierto que el documental de Netflix por momentos parece pecar de favoritismo, pero creo que esto se debe a que las cámaras al final siguen al acusado con un seguimiento más íntimo en su propia casa, mientras el resto de implicados (como los investigadores o fiscales) solo se prestan a dar entrevistas.

Me llama la atención que la serie dramatizada de HBO Max juegue en este terreno pantanoso sobre la versión documental, y me pregunto si en el fondo se trata de un ataque, crítica o pulla indirecta. De ser así, me resulta completamente innecesario dado que la historia en sí misma ya tiene suficientes eslabones que la convierten en un true crime brillante. Ir a por la serie documental, sembrando dudas sobre la imparcialidad del trabajo, no me parece que venga a cuento. Y viendo la reacción del director original, parece que no les ha causado nada de gracia.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente