'The Last of Us' vive un colmo inexplicable en la gran noche de HBO

Bella Ramsey y Pedro Pascal como Ellie y Joel en la serie de 'The Last of Us' (Foto: HBO Max)
Bella Ramsey y Pedro Pascal como Ellie y Joel en la serie de 'The Last of Us' (Foto: HBO Max)

HBO no aprende de sus errores. O eso parece, porque la plataforma volvió a sufrir uno de sus fallos más comunes durante una de sus grandes noches, la del estreno de The Last of Us. Esta serie, que adapta el videojuego de Play Station desarrollado por Naughty Dog en 2013, se presentaba con todas las opciones de ser su próximo producto estrella tras Juego de Tronos o La casa del dragón, puesto que la gran base de fans del título original, la casi unánime ovación crítica o lo tentador de su universo postapocalíptico de terror y emoción, hacía presagiar que las audiencias difícilmente iban a resistirse. Y, evidentemente, así fue, propiciando que el servicio de HBO enLatinoamérica se cayera justo en el momento de su llegada a nuestras pantallas.

Si observamos las redes sociales podemos comprobar que muchos usuarios reportaron no poder acceder al primer episodio de The Last of Us en HBO Max. Justo a la hora del estreno, las 20:00h en México o Colombia o las 22:00h en Argentina, Chile o Brasil, los comentarios asolaron el perfil oficial de la plataforma en Twitter señalando que el episodio no se reproducía y que saltaba una advertencia con el siguiente mensaje: "Se ha producido un error. Espere unos minutos y vuelve a intentarlo. Si el problema persiste contáctenos para obtener ayuda".

Tal y como señalaban los espectadores, el problema ocurrió a nivel generalizado en todos los dispositivos donde HBO tiene disponible su app. “La app se ha caído”, “¿Cómo vamos a hacer ruido si está caída la app y la web?”, “HBO Max está down, caída. Tanto en la app del celular como en la app de Smart TV y en muchos dispositivos”, eran algunas de las muchas quejas que se podían leer en Twitter en la noche del estreno de The Last of Us.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Aproximadamente media hora después del estreno, la plataforma empezó a avistar de que el servicio se había restablecido y con recargar la página o la app podrían, por fin, empezar a disfrutar del primer episodio de la serie. “Ya le puedes dar refresh, se ha restablecido la reproducción en App”, contestaban desde la cuenta de HBO Max a los usuarios que habían expresado su malestar frente a la imposibilidad de empezar esta nueva ficción.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Se podría entender que ante un estreno de estas dimensiones ocurran estas caídas, sobre todo cuando hablamos de una plataforma que no está acostumbrada a lidiar con fenómenos televisivos. Pero no es el caso de HBO, que durante la pasada década vio cómo sus récords de visualizaciones iban en aumento gracias a series como Juego de Tronos.

De hecho, durante la emisión de la adaptación de las novelas de George R.R. Martin ya experimentaron numerosos errores relativos al número tan elevado de usuarios que querían ver la serie, lo que hace aún más injustificable que a día de hoy, siendo conscientes del tráfico que puede llegar a generar estos fenómenos de la cultura popular, sigan tropezando con la misma piedra.

Por ejemplo, durante el estreno de la séptima temporada de Juego de Tronos en verano de 2017, el alto número de espectadores tratando de acceder al servicio de streaming propició continúas desconexiones y fallos técnicos que impidieron disfrutar de este esperado regreso de la serie. Ante la magnitud de la incidencia, que se alargó durante varias horas, HBO se vio obligada a publicar un comunicado informando de la caída de los problemas de su servicio y de que el equipo de la plataforma trabajaba para ponerle solución.

"Debido a la gran cantidad de fans que se están preparando para el estreno de la séptima temporada de Game of Thrones, algunos usuarios de HBO Go están experimentando problemas de conectividad. Estamos trabajando para brindarle a nuestros suscriptores la mejor y más rápida solución posible”, afirmaba el comunicado difundido a través de sus redes sociales.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sin embargo, el fallo volvió ocurrir con el estreno de la octava y última temporada. Cuando el primer episodio estaba a punto de llegar a la plataforma, fueron muchos los comentarios que reportaban que la app no les conectaba adecuadamente al servicio y les salían advertencias que pedían revisar la conexión a internet.

“Ocurrió un error en la conexión. Por favor verifique su conexión de internet e intente nuevamente” o "No logramos conectar con HBO Go debido a un error en la internet. Por favor verifique su conexión de internet, contacte con su proveedor de internet e inténtelo de nuevo", eran algunos de los errores que reportaron en 2019 espectadores de Latinoamérica.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En este sentido, creo que se hace obvio que desde HBO hay un descuido importante respecto al flujo de usuarios que pueden soportar sus servidores. Que ocurriera una vez con series como Juego de Tronos sería entendible. Se podría ver incluso como un error consecuencia del éxito de la serie que habría tomado por sorpresa a los responsables técnicos de la plataforma. Pero no a estas alturas. Y menos cuando a la competencia, Netflix, Disney+ o Prime Video, no les sucede. Por eso, que siga ocurriendo una y otra vez con cada estreno fuerte de la plataforma, como ahora ha sido el caso de The Last of Us, se hace inexplicable. Sobre todo porque hablamos de un servicio de pago con recursos de sobra para mejorar y reforzar servidores.

Además, estamos hablando de una serie muy anticipada. Es decir, si tenemos en cuenta las ventas de los videojuegos y sus buenas críticas, se podía prever a la legua que iba a cosechar altos datos de audiencia. Y que aparentemente no estuvieran preparados a nivel técnico, a estas alturas, se convierte en un colmo injustifable para el usuario. Sobre todo cuando HBO promocionó tanto el estreno y hubo muchos espectadores que respondieron en masa, esperando verlo en directo y sin moverse de casa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO