'The Crown' y la tentación de entrar en un capítulo que dará mucho de qué hablar

·6 min de lectura

The Crown comienza a cerrar filas de cara a su sexta y última temporada con fichajes que probablemente siembren la semilla de la tentación por seguir expandiendo su historia. Porque si bien su creador, Peter Morgan, dijo en varias ocasiones que la exitosa serie de Netflix terminaría antes de adentrarse en la era moderna (es decir, antes de la llegada de Meghan Markle, el Megxit y el escándalo que rodea al príncipe Andrew), las nuevas incorporaciones nos dejan entrever que pretende lanzarse de lleno en una etapa que dará mucho de qué hablar. Y que, de hacerlo bien, inevitablemente podría dejarnos con ganas de más.

Digo esto porque The Crown ha encontrado a los actores que interpretarán al príncipe William y Kate Middleton en la próxima temporada. Y si tenemos en cuenta que la pareja se conoció en 2001, en una etapa de baja popularidad para la familia real, con paparazis captando las juergas de los príncipes, el rechazo mediático a Camilla Parker Bowles y el inicio de la relación entre Andrew y Jeffrey Epstein, se podría venir una temporada extremadamente apetitosa a nivel mediático. Es decir, una temporada final que no solo podría elevar la popularidad de la serie, sino también alimentar el frenesí de la crónica rosa y dar más de un quebradero de cabeza a la familia real británica.

SWANSEA, REINO UNIDO - 4 DE FEBRERO: El príncipe Guillermo, duque de Cambridge y Catherine, duquesa de Cambridge durante una visita a la estación de botes salvavidas RNLI Mumbles el 4 de febrero de 2020 cerca de Swansea, Gales del Sur. (Foto de Ben Birchall - WPA Pool/ Getty Images)
SWANSEA, REINO UNIDO - 4 DE FEBRERO: El príncipe Guillermo, duque de Cambridge y Catherine, duquesa de Cambridge durante una visita a la estación de botes salvavidas RNLI Mumbles el 4 de febrero de 2020 cerca de Swansea, Gales del Sur. (Foto de Ben Birchall - WPA Pool/ Getty Images)

La cuarta temporada de The Crown incluyó la incorporación de los príncipes cuando eran unos niños a través del arco narrativo de Diana de Gales y su relación con el príncipe Carlos. La quinta, que veremos este próximo mes de noviembre, volverá a contar con ellos, aunque diría que probablemente aparezcan en un plano secundario. Y es que si bien se desconocen detalles oficiales de la trama que veremos este año, si tenemos en cuenta la narración cronológica de la serie, entonces se trataría de una temporada que daría alas a Lady Di como la mujer activista que fue una vez separada, sus relaciones amorosas, entrevistas y perfil mediático, llegando posiblemente a su muerte en 1997. De esta manera, con su desaparición en la sexta temporada, se abriría la puerta para dar más protagonismo a sus hijos durante los años siguientes mientras lidiaban con el duelo ante los ojos mundo.

Dos actores interpretarán al príncipe William en la sexta y última temporada según Variety. Se trata de Rufus Kampa de 16 años y Ed McVey de 21. Mientras que Meg Bellamy se encargará de dar vida en pantalla a Kate Middleton. Y si tenemos en cuenta que el hijo mayor de Diana de Gales tenía 15 años en el momento de su muerte, entonces podemos dar por hecho que la sexta temporada comenzará en esta etapa.

Sin embargo, el fichaje de Kate Middleton nos deja entrever que la serie continuará y entrará en el nuevo siglo durante unos años de polémicas que abrirán capítulos oscuros para la familia real.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

William y Kate se conocieron en la Universidad St. Andrew en Escocia en 2001 cuando ambos estudiaban allí. Comenzaron una relación de amistad que reforzaron como compañeros de piso junto a otros dos amigos, saliendo durante los años siguientes -con una ruptura de por medio- y contrayendo matrimonio en 2011. Sin embargo, los años siguientes a la muerte de Diana de Gales en agosto de 1997 y la primera década de los años 2000 fueron tumultuosos para esta familia, forzando a The Crown a jugar en un terreno más complicado. Porque la serie siempre vistió a la reina Isabel II con un halo de elegancia soberana, con respeto a su legado y a través de una mirada interna. No obstante, la etapa que contaría ahora podría forzarla a tratar temas más delicados que harían más difícil la neutralidad narrativa.

En esta etapa que trataría la sexta temporada -contando con la llegada de Kate Middleton en 2001- la familia real vivió un declive importante de su popularidad. La muerte de Diana sacudió al mundo disparando teorías conspiratorias de todo tipo, y los intentos del príncipe Carlos por integrar a su ex amante, Camilla Parker-Bowles, en el circulo familiar ante los ojos del público no terminaban de cuajar. Mientras los paparazis captaban a los príncipes de juerga constantemente, saliendo de bares y discotecas, y convirtiéndolos en personajes de tabloide a la fuerza. Es más, en estos mismos años el príncipe Andrew habría comenzado su amistad con Jeffrey Epstein y es cuando habrían tenido lugar los supuestos abusos de los que lo acusó Virginia Giuffre. El propio príncipe reveló en la infame entrevista de 2019 con la BBC que lo conoció en 1999 a través de Ghislaine Maxwell, mientras que Giuffre asegura que el príncipe habría abusado de ella en 2001.

Con todo esto, The Crown tendría suficiente material como para plantear arcos narrativos de alto contenido dramático pero, además, con un potencial enorme para avivar polémicas y escándalos. Y, por ende, dar mucho de qué hablar.

Elizabeth Debicki como Diana de Gales en la quinta temporada de 'The Crown' (cortesía de Netflix)
Elizabeth Debicki como Diana de Gales en la quinta temporada de 'The Crown' (cortesía de Netflix)

The Crown siempre estuvo diseñada para contar su historia en seis temporadas, aunque en 2020 se anunció que se recortaría llegando a su fin con la quinta. No obstante, meses más tarde, se dio a conocer que Peter Morgan había cambiado de parecer a raíz de la “riqueza y complejidad de la historia” y volvía al plan original. Y viendo todo lo que supone el extender la trama hasta la llegada de Kate Middleton resulta evidente que los responsables de The Crown han caído en la tentación.

La tentación de subir el listón, de generar conversación y tratar una de las etapas más polémicas de la familia protagonista. La inclusión de Kate Middleton me hace pensar que Morgan podría pretender cerrar la serie con la llegada del nuevo capítulo mediático a través de la unión de la pareja que recompuso el cariño del público con la monarquía y que, en la actualidad, representa el futuro de la corona. Sin embargo, no podemos olvidar que allí también entrará en escena el príncipe Harry que no es otro que el gran protagonista de la etapa actual que vive la familia como personajes de la crónica rosa.

Cómo darán fin a la serie sin caer en la tentación de seguir contando la historia hasta la actualidad -con la cantidad de escándalos, rumores y temáticas que podrían tratar (ejem, ¿Megan Markle?)- es algo que personalmente me genera mucha curiosidad. Pero, sea como fuere, no me cabe duda que la sexta temporada dará que hablar más que ninguna.

Más historias que te pueden interesar: