El final 'The Batman' esconde una verdad para pincharle el globo a cualquiera

·4 min de lectura

ATENCIÓN: este artículo contiene SPOILERS del final de 'The Batman'

The Batman ha traído de vuelta al caballero oscuro de Gotham bajo una nueva visión capitaneada por el director Matt Reeves. Con Robert Pattinson interpretando al conocido superhéroe, hemos sido testigos de una versión más oscura y realista del personaje en una historia detectivesca que involucraba villanos como Enigma o el Pingüino.

No obstante, como bien sabrán todos los que hayan visto la película, otro de los personajes más temibles y reconocidos del universo de DC Cómics también tiene su aparición sobre el final.

Robert Pattinson como Bruce Wayne en The Batman (Foto: Jonathan Olley/DC Comics/Warner Bros)
Robert Pattinson como Bruce Wayne en The Batman (Foto: Jonathan Olley/DC Comics/Warner Bros)

Comienzan Spoilers...

Se trata del Joker, el villano a quien ya vimos en el Batman de Tim Burton, El caballero oscuro de Christopher Nolan, el Escuadrón Suicida de David Ayer o en su exitosa película en solitario bajo la interpretación de Joaquin Phoenix. Y desde luego, viendo el filón que tiene el personaje y lo admirado que es por el público, sería extraño que Warner no quisiera seguir explotándolo en este nuevo reinicio de Batman. Sin embargo, no parece ser la intención del director Matt Reeves, que en una reciente entrevista con Variety ha salido a matizar que no tiene intención alguna de realizar una secuela con el Joker como villano. De hecho, su aparición en The Batman responde a otras razones.

La presencia del Joker en The Batman tiene lugar sobre los últimos compases de la película, cuando Enigma (Paul Dano) se encuentra encerrado en Arkham Asylum y este irrumpe como uno de sus compañeros de prisión. En ningún momento se llega a desvelar su identidad, y de hecho, en los créditos finales de la película este papel aparece atribuido como “recluso indivisible de Arkham” al actor Barry Keoghan, a quien ya vimos en Eternals de Marvel el pasado 2021. Pero los pocos rasgos físicos que se dejan ver en escena y la risa final dejaban bastante claro de quien se trataba, al igual que las líneas de diálogo que salen de su boca. “Un día estás en la cima. Al siguiente, eres un payaso”, afirmaba antes de estallar en carcajadas junto a Enigma y dar fin a la secuencia.

Por si hubiera alguna duda, Reeves, en su intervención con Variety, ha salido a confirmar la identidad del villano. “Tienes razón, es el Joker”, resaltaba el director de The Batman. Acorde a sus palabras, su introducción en la película viene motivada por la necesidad de hacer ver al espectador la construcción que hay detrás de Gotham City, sus personajes y villanos, de dotar de más profundidad a su universo. "Pensé que sería genial si gran parte de la estructura de Gotham ya existiera. Era como una vieja película de gánsteres de Warner Bros y si tomabas un cierto giro, podías ver un personaje en sus orígenes”, continúa señalando.

Según, Reeves, en ningún momento planteó esta escena como si se tratara de una pista para una posible secuela, palabras que matizó señalando que no tiene plan alguno en mente de recuperar al Joker si hubiera una segunda entrega. “No es una escena de un easter egg”, dijo. “No es una de esas escenas de créditos finales de Marvel o DC que funciona como, '¡Oye, aquí está la próxima película!'. De hecho, no tengo idea de cuándo o si volveremos a ese personaje en las películas.

El cineasta continuó su intervención señalando que, en un principio, el Joker jugaba un papel más importante en la trama de The Batman. Se llegó a rodar una escena donde, de cara a entender mejor las motivaciones de Enigma, Bruce Wayne visitaba al conocido villano en su celda de Arkham Asylum de cara a obtener consejo. Pero Reeves no terminó por ver esta escena dentro del montaje final.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

“Pensé que estaría muy inseguro acerca de esto y que probablemente querría encontrar alguna manera de entrar en la mentalidad de Enigma, como en Manhunter o Mindhunter. Se trataba de esta idea de perfilar a alguien para que puedas predecir su siguiente paso”, indicaba sobre sus motivaciones sobre esta secuencia eliminada. Según su descripción, Batman se colaba dentro de Arkham, llegaba junto a Joker y este le dice “Ya casi es nuestro aniversario, ¿no?”. Después, Wayne le pregunta a villano acerca de la forma de pensar de enigma y este le contestaba estableciendo un paralelismo entre el superhéroe y el malvado personaje. “¿Qué quieres decir con que quieres saber cómo piensa? Ustedes piensan lo mismo”, replicaba Reeves la escena.

“Te das cuenta de que tienen una relación, de que este tipo obviamente hizo algo y de que Batman de alguna manera lo metió en Arkham”, matizaba el director sobre sus intenciones sobre esta secuencia eliminada de The Batman. Pero no tardó en darse cuenta de que la película no requería de este momento. “No era necesaria. Fue una de esas escenas en las que, dada la complejidad de la narrativa, al eliminarla la historia se mantuvo en movimiento de la manera que necesitaba”.

Además, tras eliminar este momento incluso se planteó borrar también la escena final con Enigma que finalmente pudimos ver. “Inicialmente lo probé sin él; cuando lo volví a poner, los puntajes para el final volvieron a subir”, dice. “Y creo que no fue solo que la gente disfrutara viendo a ese personaje. Cambió la respuesta de la gente al final de la película, ver que Gotham City siendo Gotham y que Batman realmente no tenía otra opción que quedarse. Tiene que seguir haciendo lo que va a hacer”, explica en relación con el final donde Selina Kyle, Catwoman, abandona la ciudad mientras Bruce Wayne opta por seguir en Gotham.

Aún así, Reeves concluye revelando que está muy orgulloso de su trabajo con el Joker en la escena eliminada y que más adelante nos permitirá ver dicho momento. “Es una escena realmente espeluznante y genial. Esa era la escena que estaba destinada a presentar a este personaje y provocar que los espectadores se quedaran diciendo ‘Oh, Dios mío, ¿él también está aquí?’”.

De esta manera, Matt Reeves básicamente pincha el globo a cualquier espectador que viendo la película haya pensado que se trataba de una clara declaración de intenciones. Después de todo, el cine de superhéroes nos tiene acostumbrados a este tipo de revelaciones, y que Joker aparezca en una secuencia final puede fácilmente invitar a las expectativas o a la noción errónea de que se trata de un avance a futuro.

Es más, dicha aparición despierta la imaginación en general con preguntas sobre cómo podría ser este Joker en la piel de un actor más joven, cómo podría ser su relación inicial con este Batman en sus orígenes o cómo lo interpretaría Barry cuando se trata de un personaje con tantos pesos pesados en su legado: como Jack Nicholson, Heath Ledger y Joaquin Phoenix.

Pero cualquier globo que nos hayamos imaginado ya queda pinchado del todo. El cameo de Joker no es más que eso, un cameo dentro de esta historia en particular.

Más historias que te pueden interesar: