'The Affair', la serie que demuestra cómo los hombres y mujeres nos percibimos de forma diferente

The Affair ya tiene fecha para su final. La quinta y última temporada de esta magnífica serie de Showtime aterrizará en las pantallas de Movistar+ en la madrugada del domingo 25 al lunes 26 de agosto, a la vez que en EE.UU. Y lo hará con once capítulos -uno por semana- que intentarán completar el círculo con la redención de Noah y despejar las incógnitas tras el momento más impactante de la cuarta temporada. Pero no voy a decirte de qué se trata por si todavía eres de los que no se ha rendido con esta historia.

Y es para esos seriéfilos que desconocen esta serie, o la dejaron de ver, va dedicado este artículo. Es mi gran recomendación streaming de la semana.

Ruth Wilson y Dominic West en la primera temporada de The Affair (Showtime)

Si desconocías su existencia o todavía no le diste una oportunidad ante la gran cantidad de series disponibles en las plataformas online, te recomiendo que aproveches estos días de verano para ponerte al día con las cuatro temporadas que conforman esta serie antes del gran final. The Affair es una serie original, plagada de tantas sorpresas que realmente envidio a quienes vayan a vivirlas por primera vez.

Es una de esas series a la que los traileres y avances no hacen justicia, ya que esconde tantos misterios y revelaciones que hace imposible promocionarla sin desvelar ningún detalle importante. Su título hace referencia al romance prohibido que viven dos de sus protagonistas al comienzo de la serie, Noah Solloway (Dominic West) y Alison Bailey (Ruth Wilson), con escenas que juegan entre la tensión sexual y el drama personal más oscuro e intenso, mientras se va desenvolviendo un misterio criminal.

Desde su primer episodio, la serie va jugando con saltos temporales que no desvelan nada pero que permiten ir descubriendo poco a poco el presente de los personajes. Pero además de romance y thriller, hay un detalle esencial que la hace diferente. Así como hizo el libro, y luego la película, de Perdida, la trama utiliza las dos versiones de sus protagonistas para analizar las grandes diferencias que existen entre la percepción de los seres humanos.

Y de eso se trata, de percepción. En la primera temporada, cada capítulo se divide en dos partes mostrándonos la misma situación pero desde la perspectiva de cada uno. Noah tiene su visión: un conquistador nato que se ve a sí mismo como víctima del mundo y las mujeres. Él nunca tiene la culpa de nada, es un inconformista conformado con sueños de grandeza que son inalcanzables, pero que tiene una buena vida gracias a la posición económica y social de su esposa Helen (Maura Tierney). Un autor fracasado y padre de hijos que no le hacen ni caso, un hombre sensible y débil, sobre todo ante Alison, una mujer que aparece en su vida como un torbellino sexual de lo más provocador. Según él.

Porque cuando la serie nos muestra la visión de ella, descubrimos a una mujer dolida y hundida en la depresión tras la muerte accidental de su hijo pequeño. Una joven de 31 años que no consigue superar la pérdida, ni tampoco lo intenta, mientras su marido Cole (Joshua Jackson) sufre a la par que ella cargando con el dolor de los dos.

En el primer episodio de la primera temporada (estrenada en 2014), enseguida descubrimos las intenciones de esta serie. La primera mitad nos presenta la vida de Noah quien al llegar al pueblo marítimo de Montauk con su familia conoce a Alison, la camarera del diner donde paran a comer. Lo que él ve es una mujer provocadora que lo toca sin permiso; una joven libre, atrevida y directa que no tiene miedo de seducirlo con una sonrisa o mirada. Pero en la segunda mitad descubrimos a la verdadera Alison, el dolor que carga en su vida y las sensaciones que siente por primera vez en mucho tiempo con la presencia de Noah. Y es ella quien, en su perspectiva, lo ve como el seductor que inicia el acercamiento.

Dominic West y Maura Tierney en la quinta temporada de The Affair (Paul Sarkis/SHOWTIME)

Con cada temporada la serie se va expandiendo, profundizando en el drama de sus personajes y extendiendo la realidad de cada uno al añadir las “versiones” de sus parejas. A través de cada perspectiva, la trama profundiza no solo en los efectos de la infidelidad o el romance clandestino en los protagonistas sino también en sus matrimonios, así como las consecuencias emocionales en los hijos y la conexión eterna que existe entre personas donde hubo dolor pero también amor.

The Affair es una serie de escenas sexuales candentes, pero sobre todo es una serie que ahonda en las diferentes percepciones del ser humano poniendo en relieve las perspectivas femeninas y masculinas cuando se trata del sexo pero también del sufrimiento. Cómo lo percibe y vive cada uno, desde su realidad. Y lo hace con las magníficas actuaciones de unos protagonistas que desarrollan cada versión de forma magistral, sin confundirnos ni perdernos en el intento. Vamos conociendo a la “Alison según Noah”, y al “Noah según Alison”. Y lo que la hace más maravillosa es que no se trata de descifrar qué versión es más real que la otra, sino que cada una es la percepción del personaje según su propia realidad. Su tristeza, su alegría, su necesidad de cambios o depresión hacen que perciba el mundo a su manera, como la vida misma.

Se trata de una misma historia vista desde los ángulos de cada personaje, aportando un realismo inusual en el mundo de las series. Todos buscan escapar de la realidad que los consume, pero cada uno a su manera. Y como cada uno vive la realidad según su experiencia, el entendimiento es casi imposible. Hace falta comprensión, cariño, humildad y sensibilidad para que lleguen a buen puerto, de vez en cuando. De nuevo, como en la vida misma.

La quinta temporada regresa con grandes cambios, sobre todo porque la trama jugará con dos tiempos diferentes: un presente que podría darle la redención necesaria a Noah y un futuro, décadas después, que servirá para desvelar el gran misterio sembrado en la cuarta temporada (y el más impactante) con Anna Paquin como nueva protagonista.

La serie con la intro más bonita y provocadora de las series -con canción de Fiona Apple- llega a su fin en cuestión de semanas, así que te recomiendo que corras y te pongas al día. ¡No vas a querer que te cuenten el final antes de verla!

Más recomendaciones del streaming:

Manipulados en redes: las dos películas que explican cómo la política ha estado jugando sucio

Fleabag, la serie sensación del momento: cuando una mujer no tiene miedo a reírse de sí misma

Cuando una madre es capaz de un amor atroz: 'The Act' te pondrá los pelos de punta

Así nos ven: la miniserie de Netflix que remueve hasta las entrañas

Good Omens, lo nuevo de Amazon Prime es una adaptación diabólicamente perfecta