'Tesis' pudo haber sido muy diferente con el fichaje que Amenábar tenía en mente

·5 min de lectura

Tesis, la ópera prima de Alejandro Amenábar, cumple más de un cuarto de siglo desde que se estrenó en nuestro país el 12 de abril de 1996. Tras ver de nuevo esta película tantos años después de su lanzamiento doy fe de que no ha perdido un ápice de garra, aunque me pregunto si seguiría obsesionándonos de la misma manera si su protagonista hubiera sido otra. Y es que, antes de elegir a Ana Torrent para el papel de Ángela, el realizador barajó la posibilidad de que su primer largometraje estuviera liderado por la mismísima Penélope Cruz.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Si hay una producción española de los noventa que se ha convertido en un clásico por antonomasia esa es Tesis, disponible actualmente en RTVE y en plataformas de pago como HBO. Este montaje que se concentra en los videos snuff, aquellos que contienen un alto contenido de violencia, agresiones y asesinatos reales, funcionó bien en la taquilla aunque su éxito se disparó gracias a su amplia victoria en los Premios Goya. Y es que la cinta ganó siete cabezones de los ocho a los que estaba nominada, el de mejor director novel, mejor película, mejor guion original, mejor actor revelación, mejor dirección de producción, mejor montaje y mejor sonido.

Si bien Ana Torrent no logró la estatuilla de mejor actriz protagonista, la madrileña consiguió impregnar de una fuerza magnética a su personaje, hasta el punto de crear una tensión constante en torno a su figura con la que mantuvo viva la atención de los espectadores durante todo el metraje. Claro que el intenso trabajo de esta intérprete, que por cierto debutó en el cine a los 7 años protagonizando la película El espíritu de la colmena, no se sentiría como el ingrediente perfecto para atraer en masa a críticos y público si no fuera por las otras dos estrellas del casting: Fele Martínez como Chema y Eduardo Noriega en el rol de Bosco.

Sin embargo, quiero centrarme en Ana Torrent porque una de las curiosidades más sorprendentes sobre Tesis es que el papel de la protagonista no estaba destinado inicialmente a ella. Un detalle que me lleva a reflexionar acerca de lo diferente que posiblemente hubiera resultado esta cinta que tanto nos impactó por su crítica social a la doble moral, y concretamente a esa fascinación escondida de la sociedad por los aspectos más morbosos que causan las imágenes de violencia.

El montaje que encumbró a Alejandro Amenábar cuando aún estudiaba Imagen y Sonido en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, pone el foco en la joven Ángela mientras prepara una tesis sobre la violencia audiovisual y el director de su trabajo de investigación, interpretado por Miguel Picazo, es hallado muerto en el momento en que se dispone a ayudar a la chica buscando material. La protagonista descubre que su responsable murió viendo una película snuff en la cual matan a una antigua estudiante de la institución conocida por Chema, así que ambos se disponen a descubrir quién acabó con su vida. Y aquí es cuando entra en escena Bosco como amigo de la joven asesinada.

El personaje asumido por Ana Torrent es el de una estudiante responsable, tenaz, discreta y con muchas inquietudes que de la noche a la mañana inicia un viaje hacia el lado oscuro de la realidad. Si bien la actriz encarnó a esta joven con mucha soltura y personalidad lo cierto es que, como apuntaba al inicio, la primera opción para Ángela fue Penélope Cruz. En otras palabras, Alejandro Amenábar quería como protagonista de su primer largometraje a la estrella de Jamón, jamón (1992) y Belle Époque (1992).

Sin embargo, como suele ocurrir en infinidad de ocasiones en la industria cinematográfica, la madrileña rechazó el papel por un problema de fechas y gracias a la sugerencia del productor de Tesis, José Luis Cuerda, el rol de la estudiante que destapa una siniestra red de snuff movies en la universidad recayó en Ana Torrent. La interpretación de esta actriz nos pudo calar más o menos, pero no cabe duda de que consiguió dar con un personaje femenino fuera de lo común que se erigió como un referente dentro del cine español.

Pese a que siempre mantendremos la duda de si Penélope Cruz nos hubiera dejado con el corazón en un puño encarnando el papel principal de Tesis lo que tengo claro es que la película se hubiera sentido muy distinta. Porque, al fin y al cabo, se trata de dos actrices muy diferentes tanto en aspecto físico como en su manera de asumir las pulsiones de los personajes.

Personalmente Ana Torrent siempre me ha parecido una actriz especialmente interesante, dueña de una talento especial para crear tensión con la mirada. Mientras Penélope Cruz es una intérprete con una gracia natural para el drama. Es decir, ambas tienen una presencia muy diferente ante la cámara.

LOS ANGELES, EEUU - MARZO 27, 2022: Penelope Cruz llega a la alfombra roja del Dolby Theater para la 94 ceremonia de los premios de la Academia en Los Angeles, USA. (Photo credit should read P. Lehman/Future Publishing via Getty Images)
LOS ANGELES, EEUU - MARZO 27, 2022: Penelope Cruz llega a la alfombra roja del Dolby Theater para la 94 ceremonia de los premios de la Academia en Los Angeles, USA. (Photo credit should read P. Lehman/Future Publishing via Getty Images)

En cualquier caso, a Penélope Cruz no le ha ido nada mal aunque no protagonizara Tesis dado que conserva una carrera cinematográfica marcada por el brillo y los carismáticos personajes de reputados directores entre los que destaca principalmente Pedro Almodóvar. Y lo más curioso es que apenas esperó para ponerse a las órdenes de Alejandro Amenábar puesto que en 1997 protagonizó la película Abre los ojos. Se entiende que el realizador se había quedado con la espina clavada un año antes así que consiguió que la madrileña derrochara todo su poder natural y se pusiera al servicio de la nueva historia.

Casualmente durante la promoción de esta película Penélope Cruz aplaudió la ópera prima de Alejandro Amenábar asegurando en 1997 a El País que de Tesis “me gustó todo. El guion, la dirección, la música, el trabajo de los actores...". Unas palabras que suenan sustancialmente reveladoras si tenemos en cuenta que para la segunda película del realizador Ana Torrent fue sustituida por su compañera como actriz principal mientras que contó de nuevo con los actores Eduardo Noriega y Fele Martínez.

En resumen, Tesis celebra su vigésimo sexto aniversario coronada como una de las joyas imperecederas del cine español, aunque a mí siempre me quedará la incertidumbre de cómo hubiera resultado la película con Penélope Cruz como estrella principal.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente