Terry Gilliam: Para hacer una película sobre el "Quijote" hay que estar tan loco como él

·3 min de lectura

Huesca, 15 jun (EFE).- El realizador Terry Gilliam se ha mostrado convencido este miércoles de que para hacer una película sobre el "Quijote" hay que estar "tan loco como él", unas palabras que evocan todas las dificultades y fracasos que marcaron sus intentos de rodar un filme sobre el hidalgo de La Mancha y que finalmente pudo plasmar en el celuloide en 2018 con el título "El hombre que mató a don Quijote".

Gilliam ha hecho esta afirmación en una rueda de prensa horas antes de recoger, en una gala en la que se proyectará su producción sobre el "Quijote", el Premio Luis Buñuel, que le ha otorgado la organización del 50 Festival Internacional de Cine de Huesca en reconocimiento a su trayectoria en el mundo de la cinematografía.

Tras reflexionar sobre su carrera y referirse a las dos décadas en las que estuvo obsesionado en el personaje inmortal de Miguel de Cervantes, el realizador, nacido en Estados Unidos y nacionalizado británico, ha afirmado, entre bromas y veras, que "yo soy como el Quijote, que tiene fracasos continuos, que se cae y se vuelve a levantar".

Una afirmación que el autor de películas como "La vida de Brian" o "12 monos" acompaña dejando caer la mano y volviéndola a levantar a fin de reforzar su imagen del personaje.

"Realmente es un personaje que está lleno de actividad, y que reinventa y reimagina el mundo de una forma noble y romántica", añade el realizador, que en 2003 descubrió en la Biblioteca de Edimburgo una copia del "Quijote" de 1608, tres años después de publicarse la primera parte de la obra en España, algo que prueba, en su opinión, que "fue un libro con un éxito increíble porque es un libro increíble".

Gilliam también se ha referido al realizador aragonés que da nombre al premio honorífico recibido, de quien ha dicho que es como "una figura realmente muy importante, provocadora, con un sentido del humor increíble que le llevaba a jugar con los espectadores de sus películas".

El director también se ha referido a su sentido del humor provocador como una de las claves de su obra, aunque ha bromeado a renglón seguido al afirmar que "quizá tendría mucho más éxito si fuera 'correcto'".

"Hay gente que quiere estar cómoda viendo películas, pero a mí me gusta que los espectadores sientan cierta provocación", ha destacado Gilliam, para quien "el problema" no son sus películas "sino gente con una mente cada vez más pequeña que dedica su vida a estar ofendida".

Sobre las diferencias existentes entre el humor británico y el español ha afirmado que al ser el imperio inglés "mucho más grande que el español y caer mucho más rápido", la única manera de sobrevivir es desarrollando un sentido del humor muy especial".

Bromas que han continuado al referirse al Castillo de Loarre, que ha aprovechado para conocer y del que ha dicho que no lo utilizaría como localización en una película suya "porque ya lo usó Ridley Scott en 'El reino de los cielos'".

El realizador ha asegurado recordar todavía con intensidad el pueblo de Belchite (Zaragoza), donde rodó "El barón de Munchausen", un escenario -ha dicho- convertido en "símbolo de lo ridículo de las guerras".

Sobre posibles proyectos, Gilliam, de 83 años, ha asegurado: "No tengo trabajo, no tengo futuro".

No ha querido pronunciarse sobre su película favorita porque, "sería como elegir entre mis hijos", aunque finalmente ha escogido "Tideland" porque "casi nadie la ha visto".

Ha recordado su etapa en Monty Python como un periodo de su vida en el que "nunca me lo he pasado tan bien". "Éramos seis y hacíamos lo queríamos, y como estábamos en la BBC en un momento en el que solo había tres cadenas, si a la gente le gustaba lo que hacías, triunfabas, y eso es lo que nos llevó después al cine", ha concluido.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente