Teresa Helbig: la rebeldía más salvaje

Utilizando tejidos como el cuero y colores como el camel o el blanco roto se crea el escenario perfecto para dar rienda suelta a la locura más intuitiva.