Teresa Campos vende a Bigote Arrocet usando a Kiko Hernández

·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - JUNE 07: Edmundo Arrocet and Maria Teresa Campos attend Chicho Ibañez Serrador funeral chapel on June 07, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
Edmundo Arrocet no remonta su imagen tras la confesión de Teresa a través de Kiko Hernández (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

La peor cara de Edmundo Arrocet está saliendo a relucir y es que, si el público ya le tenía inquina por el mal modo en que Teresa Campos asegura que la dejó sin avisar y por WhatsApp tras años de relación, ahora ha salido una información todavía peor.

Kiko Hernández ha relatado que el artista trataba a María Teresa de un modo inapropiado y sin justificación alguna. El colaborador de ‘Sálvame’ asegura que incluso tuvieron que echarle de la casa de la periodista para evitar que “una pelea fuera a más”.

Por lo visto y según Kiko, Edmundo le gritaba a María Teresa, de 80 años, y los gritos eran tales que el chófer y confidente de la presentadora corrió desde el otro ala de la casa asustado por lo que podría estar pasando.

Gustavo, que así se llama el empleado, le dijo a Arrocet que en su vida se le ocurriera volver a gritarle así a ‘Teresita’ (como él la llama) y que se marchara fuera a calmarse porque estaba pasado de vueltas.

Lo más sospechoso de este asunto es que Terelu Campos y Carmen Borrego aseguran ser desconocedoras de estos episodios de violencia verbal contra su madre y ambas coinciden en que “si lo llego a saber, no lo hubiese tolerado”, pero, ¿cómo es posible que sus hijas no lo sepan y Kiko Hernández sí?

Es evidente que a Teresa le une una amistad fuerte con Kiko pero también creo que está “usando” profesionalmente para doblegar la imagen de Bigote ahora que él esta en “Secret Story” y sin mancharse ella las manos.

Arrocet le ha dado la vuelta a la tortilla asegurando que él jamás dejó a Teresa de malas maneras y sin avisarla sino que ya la había dejado antes y volvió con ella por pena, que eso si que es humillante.

Ahora que Edmundo contaba su verdad y reparaba su malograda imagen, resulta que la Campos contraataca pero desde la distancia mediática, a través de su brazo ejecutor, Kiko Hernández, que es el que se moja y cuenta toda la información que ella misma le filtra.

El propio Kiko hizo público que se lo había contado María Teresa y añadió un “y si estoy mintiendo que llamen Gustavo y Teresa”, mirando a cámara y muy seguro de sí mismo. No tiene sentido que, mientras Terelu pide que no se meta a su madre anciana en este circo de Arrocet (que ella misma ha alimentado), su madre se dedique a dar bombazos que sabe que van a ser públicos de la mano de Hernández.

Esta contradicción de María Teresa Campos pone de manifiesto que, ni quiere estar tan apartada en la soledad de su casa como nos quiere hacer creer Terelu, ni va a permitir que la imagen de Arrocet remonte de manera alguna porque, si le gritaba y quería contarlo, ha tenido dos años para hacerlo igual que ha machacado a la audiencia con la ruptura y lo mal que se portó Edmundo.

¿Por qué ahora vuelve a la carga si quiere zanjar el tema? Pues porque Bigote está de moda, es protagonista de un reality show y está contando su verdad tras mucho tiempo callado. Eso sí, si Teresa tiene algo que decir (y más algo tan grave como este mal trato) debería dar un paso al frente y no mandar a sus amigos de ‘Sálvame’ a contarlo porque está claro que si ella no da su consentimiento, Kiko no suelta tal bomba en televisión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente