Teresa Campos se juega la relación con sus hijas ocultándoles la exclusiva para hundir a Bigote Arrocet

·4 min de lectura
MADRID, SPAIN - MAY 24:  Maria Teresa Campos, accompanied by her daughters Terelu Campos (R) and Carmen Borrego (L) leaves hospital after suffering an ictus on May 24, 2017 in Madrid, Spain.  (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
Teresa alienta a su chófer a hablar sobre Bigote y no alerta a sus hijas (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

El universo de las Campos es toda una odisea y es que últimamente sus relaciones penden de un hilo. En los últimos meses hemos visto como Alejandra Rubio y su tía Carmen Borrego estaban a la greña, recientemente han sido Terelu y Carmen las enfrentadas televisivamente, ahora, María Teresa Campos se juega la relación con sus hijas .

María Teresa Campos vive aparentemente retirada de la vida pública por petición expresa de su hija Terelu que considera que, a los 80 años, ya no está para batallar con la prensa del corazón. Terelu lleva meses pidiendo que dejen en paz a su madre y diciendo que, si tanto quieren y respetan a Teresa sus compañeros, la protejan y la mantengan alejada del foco mediático.

Carmen, por su parte, considera que Terelu sobre protege a la matriarca que es más que capaz de defenderse de las declaraciones que Edmundo Arrocet hizo en el reality show ‘Secret Story’ desmintiendo la versión sobre su ruptura y asegurando que dejó a Teresa en persona y no por mensaje de WhatsApp.

Además de esto, Edmundo asegura que Teresa tuvo actitudes agresivas cuando él la dejó pero Kiko Hernández contrarrestó esta versión asegurando que Gustavo, el chófer y mano derecha de la periodista al que ella quiere como a un hijo, había presenciado los gritos de Bigote a su jefa e incluso le había tenido que echar de casa para que relajara su temperamento.

Ahora, Gustavo, rompe su silencio tras 30 años y lo hace a golpe de exclusiva en la portada de la revista ‘Semana’. Los titulares lo dicen todo, el trabajador posa junto a Teresa en la ‘cover’ del semanario y asegura que “Edmundo es mentiroso, embaucador y astuto, un profesional del amor”.

La misma revista ya adelanta que ha sido Teresa quien ha animado a Gustavo a contar toda la verdad sobre su relación con Bigote porque “él lo sabe absolutamente todo”, en palabras de la propia Campos.

Gustavo no pierde ocasión para decir que “la verdadera cara de Edmundo es muy distinta y no podía estar más tiempo callado sabiendo lo que sé”. Además, el chófer asegura que “He visto llorar mucho a Teresa, destrozada, pero estaba muy enamorada.”

Esta entrevista que llega al gran público ha sido ocultada a Carmen y Terelu de un modo intencional por su propia madre y el conductor dado que, de habérselo contado, seguramente no podrían haberla realizado.

Terelu no hubiese permitido de ningún modo que Gustavo entrara al trapo y que su madre volviera de nuevo a ser el centro de la noticia. Aunque tanto ella como Borrego ponen a caer de un burro a Edmundo, lo hacen desde su puesto de trabajo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

El hecho de que la mano derecha de Teresa salga a la palestra y que, encima, se sepa que es ella quien le ha alentado a hablar, deja en un lugar bastante vengativo a la periodista y además demuestra que parece estar de manos atadas a la hora de hablar, quizá condicionada por la petición de su hija.

Que la veterana le pida a un empleado que hable públicamente mal de su exnovio para quedar ella de víctima que ha llorado mucho, es un poco triste y, aunque Teresa pueda pensar que se hace justicia y que queda en buen lugar, Terelu y Carmen tienen claro que lo único que fomenta esta exclusiva son más horas y horas de televisión hablando de su madre y la persecución a pie de calle que eso conlleva.

De hecho, Teresa acaba de perder el piso en el bloque de Terelu porque los vecinos no la quieren allí y el motivo es precisamente ese, la concentración de paparazzi debido al interés mediático que despierta la matriarca del clan Campos.

Además de la exclusiva en sí, Carmen ha confesado en televisión que les ha molestado a ambas que se haya guardado el secreto a sus espaldas como si fuesen dos desconocidas y que se hayan tenido que enterar por terceras personas de que esto iba a salir a la luz.

La propia Belén Esteban, amiga personal de Terelu, aseguró que está “muy jorobada” por esta exclusiva que vuelve a colocar a María Teresa en el disparadero pero que, a su vez, demuestra que con sus 80 años nadie la calla, ni siquiera sus hijas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente