La trayectoria de Teresa Arévalo, la supuesta ‘niñera’ de Pablo Iglesias e Irene Montero

·4 min de lectura

Para quienes no estén familiarizados con los miembros de Podemos, el nombre de Teresa Arévalo Caraballo probablemente no les decía nada hasta principios de 2021, cuando se cursó una denuncia relacionada con el ‘caso Neurona’ en la cual se señalaba a Pablo Iglesias e Irene Montero. El informe en cuestión aseguraba que ambos usaban, con cargo al Ministerio de Igualdad, a Arévalo como niñera de su hija menor, algo que posteriormente ella lo ha negado. Esta fama repentina ha hecho que su nombre ganara publicidad por el mes de febrero, una fama que ha llegado a ser usada por la oposición de manera constante y que ha llevado a muchos a fijarse en su currículum político. La burbuja duró solo unos meses, todo lo que tardó Pablo Iglesias en salir de la política por la puerta de atrás tras su derrota en las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid, en las que nada pudo hacer frente a Isabel Díaz Ayuso y, ahora, Teresa Arévalo vive mucho más tranquila.

Teresa Arévalo (en primer término con jersey blanco), quien dicen ejerce como niñera de la hija pequeña de Irene Montero y Pablo Iglesias, es una perosna muy cercana a la pareja. (Foto: Alberto Paredes/Europa Press via Getty Images)
Teresa Arévalo (en primer término con jersey blanco), quien dicen ejerce como niñera de la hija pequeña de Irene Montero y Pablo Iglesias, es una perosna muy cercana a la pareja. (Foto: Alberto Paredes/Europa Press via Getty Images)

En el portal de Podemos se pueden consultar los datos del mismo como también los de sus cuentas. En su biografía, escrita en primera persona, comenta que nació en Ciudad Real (en 1980) y creció en Miguelturra. “Después de aprobar la prueba de acceso a la universidad” continúa, “me trasladé a Madrid para realizar mis estudios. La situación precaria, que nos afecta a tantos en este país, me obligó a volver al pueblo”, por lo que no llegó a acabar la carrera.

En ese mismo texto añade también que ya en la adolescencia participó de “manera puntual en movilizaciones estudiantiles, pero no es hasta mi llegada a la Facultad de Ciencias Políticas de la Complutense cuando comienzo a implicarme activamente en la militancia política y en los movimientos sociales”.

Sobre su activismo dice que “siempre ha tenido como objetivo luchar por una sociedad más justa y con oportunidades para todos. Para mí la política es el instrumento con el que hacer y pensar esa vida mejor para la ciudadanía. Además, esa implicación en la política me permitió conocer a los que ya nunca han dejado de ser mis compañeros y compañeras, con los que aprendí que solo las alternativas colectivas y compartidas pueden cambiar las vidas de la gente”.

Para saber dónde comienza la carrera política de Arévalo hay que remontarse a 2011, a las listas municipales de Izquierda Unida en Miguelturra. Su nombre figuraba en ellas, pero no salió elegida. Aunque su “fulgurante” carrera, como la denominan en algunos perfiles como el realizado por El cierre digital, comenzó en 2016, cuando fue elegida diputada por Albacete y entró en el Congreso. En aquellos comicios fue incluida en la lista por dicha provincia pese a no ser nacida en la misma, algo poco habitual en Podemos.

Un escaño que perdió en las elecciones siguientes, las de 2019, tras la caída de Podemos y siendo candidata por Toledo. La formación pasó de las 45 a las 35 actas y Arévalo fue una de las personas que no pudo repetir en la Cámara. Pero antes de eso, en enero de ese mismo año, recuerdan en el citado diario que Irene Montero ya la había fichado como jefa de su gabinete. Compaginó ese cargo con el puesto de diputada hasta su salida en mayo. La hija de Iglesias y Montero nació en agosto.

Entonces llegó 2020 y Podemos entró en el Gobierno tras su acuerdo con el PSOE y Arévalo pasó a ser jefa de gabinete adjunta con un sueldo bruto estipulado en 51.946 euros anuales, como se puede ver en el portal de transparencia del partido. Al mismo tiempo también ocupó un puesto en la Secretaría de Políticas de Cuidados y en la Ejecutiva.

Recalcando que no es niñera

Su última aparición pública data de julio de 2021. Entonces, Teresa Arévalo negó ante el juez que ejerciera de niñera para la pareja Montero-Iglesias. Arévalo compareció entonces como imputada en el juzgado 46 de Madrid, negando la mayor: según su testimonio, nunca tuvo encomendada la tarea de encargarse de una de las hijas de Montero mientras la ministra despachaba sus asuntos. Luego, no obstante, Arévalo matizó que puede que en alguna ocasión hubiera cogido a la niña, pero de forma excepcional y sin que estuviera cumpliendo con una tarea asignada como cuidadora. Efectivamente, hay fotos que muestran a Arévalo con la niña en brazos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente